Educación en Valores Sala de lectura Programa Educación en Valores OEI

Está en:
OEI - Programas - Educación en Valores - Sala de lectura

Programa Nacional de Educación Cívica y Valores *

Guatemala

A nadie escapa la importancia de la educación como un elemento fundamental en el desarrollo de un país. Ampliar la cobertura de la educación, expandir la enseñanza hasta los conocimientos más modernos y prácticos, salvar barreras culturales e incrementar la calidad de la educación son algunos de los retos que enfrenta Guatemala, en la búsqueda de un mejor nivel de vida para sus ciudadanos. El desarrollo y el progreso constante de todos los campos de las ciencias, así como las transformaciones sociales y económicas exigen que el sistema educativo se adapte y expanda de acuerdo a las necesidades sentidas. Sin embargo, la sola adquisición de conocimientos es insuficiente. El clima de violencia y los problemas socioeconómicos que enfrenta el país, hacen necesaria la búsqueda de una educación integral. Esta incluye la enseñanza de la tecnología y la ciencia con la clarificación de valores y actitudes positivas que brinde a nuestras niñas, niños y jóvenes las estrategias para responder a las demandas de un mundo cada vez más complejo.

En esta línea de ideas, también los Acuerdos de Paz establecen la necesidad de elaborar y ejecutar un Programa de educación cívica nacional para la democracia y la paz que promueva la defensa de los derechos humanos, la renovación de la cultura política y la solución pacífica de los conflictos. Este programa deberá promover el respeto de los valores morales y culturales, los derechos humanos, la convivencia social, la vida democrática y la conservación y utilización sostenible del ambiente.

Como parte de esta corriente, desde hace ya varios años, el Ministerio de Educación ha desarrollado acciones en el campo de los derechos humanos. Evidencia de ello es la inclusión del tema en el Diseño de la Reforma Educativa, a través de la política de desarrollo de valores. Esta política aspira a dar respuesta al clamor social sobre el énfasis que debe darse en la educación a la formación en valores. Esto implica que el sistema educativo cuente con los mecanismos para reforzar las enseñanzas de la familia y ésta a su vez forme alianzas con los educadores para fortalecer el desarrollo moral y ético. Entre sus estrategias están la sistematización de valores de las diferentes culturas del país, para garantizar su difusión e incorporación en el currículo, el fortalecimiento del Programa Nacional de Educación Cívica y Valores, y el desarrollo del enfoque de integración de teoría y práctica de valores en todos los niveles y modalidades educativas. Como parte de este esfuerzo, se han realizado otras actividades en el ámbito de la elaboración de textos, las capacitaciones docentes y el establecimiento de comisiones tanto nacional como departamentales para la enseñanza de los derechos humanos y otros temas relacionados. La actual crisis social plantea la necesidad de educar en valores. El rescate de los valores requiere el esfuerzo conjunto de la familia, la escuela y la comunidad. Es evidente la necesidad de fortalecer valores mínimos que conduzcan a una sociedad democrática, respetuosa de los derechos humanos y de la cultura de paz.

Es así como desde 1996 se iniciaron las acciones para establecer el Programa Nacional de Educación Cívica y Valores, cuyo objetivo es desarrollar valores que contribuyan a la formación del ciudadano democrático, participativo y solidario en una sociedad pluricultural y multilingüe, a través de un proceso educativo de participación y compromiso en la creación y fortalecimiento de una cultura de paz, respetuosa de los derechos humanos y del Estado de Derecho. Entre sus objetivos específicos está:

  1. Promover en los estudiantes del Sistema Educativo Nacional la formación de valores que les ayude a mejorar su autoestima, actitudes positivas, destrezas de comunicación, toma de decisiones responsables, solución pacífica de conflictos, respeto, tolerancia y valoración de la diversidad étnica, lingüística y cultural como medio para fortalecer la cultura de paz.
  2. Promover en los integrantes de la comunidad educativa el desarrollo de actitudes y destrezas necesarias para convertirse en líderes positivos y agentes multiplicadores.
  3. Fortalecer los valores culturales y lingüísticos de las comunidades, promoviendo la interculturalidad y la unidad dentro de la diversidad.
  4. Sensibilizar a los integrantes de la comunidad educativa en la necesidad de adquirir un compromiso personal y profesional en el modelaje y fortalecimiento de los valores y en el desarrollo de una cultura de paz.
  5. Actualizar al personal docente, personal técnico administrativo y autoridades educativas en conocimientos, estrategias y técnicas que desarrollen y fortalezcan los valores y las conductas deseables para que contribuyan al desarrollo integral del alumno

Las características del programa implican la existencia de las siguientes características: clima institucional; actividades específicas; enseñanza directa, sistemática e intencional; niveles cognitivo, afectivo y conductual; transversalidad y verticalidad curricular; participación comunitaria; práctica cotidiana de los valores; actitudes positivas; flexibilidad de las actividades planteadas y creatividad de los docentes. Los valores mínimos que desarrolla el programa son honestidad, perseverancia, bondad, aprecio, respeto, responsabilidad, sinceridad e integridad. Algunos otros valores que también se trabajan son la empatía, tolerancia, lealtad, autocontrol, solidaridad, cooperación, libertad, igualdad, entre otros.

El Programa se desarrolla a través de los componentes de Crecimiento Personal, Convivencia Pacífica, Integración Familiar, Superación Académica y Derechos Humanos. En el eje de Crecimiento Personal se trabajan actitudes positivas, autoestima, destrezas de inteligencia emocional, destrezas morales y destrezas de logro personal. En el de Convivencia Pacífica los temas que se tratan son: habilidades sociales, trabajo en equipo, relaciones interpersonales, comunicación, resolución de conflictos, violencia y delincuencia. En el de Integración Familiar se trabaja la familia funcional, relaciones familiares, las adicciones y su prevención. En el de Superación Académica el programa impulsa las actitudes y valores relacionados con el estudio y estrategias de estudio. El eje de Derechos Humanos cubre temas sobre los derechos y deberes individuales, la educación ambiental, solidaridad y cooperación, equidad de género, justicia y libertad. La población meta son estudiantes de los distintos niveles educativos, padres y madres de familia, docentes, personal técnico administrativo, líderes estudiantiles y la comunidad educativa en general.

En 1996 se inició el programa con el estudio de necesidades a través de entrevistas con docentes, alumnos, padres y madres de familia y autoridades educativas en establecimientos oficiales y privados de la ciudad capital y del interior del país. En 1997, se realizaron foros y encuestas, cuyo análisis además de las propuestas por parte de los grupos interesados que apuntaron hacia la búsqueda de soluciones conjuntas con acciones en el campo de la orientación escolar, escuela para padres y madres, actualización docente, formación de líderes estudiantiles, actividades sociales, deportivas y de servicio a la comunidad, además de estrategias de comunicación social, fueron los insumos para la conformación del equipo de trabajo que diseñó el programa piloto. En 1998 se implementó el programa piloto a la vez que se desarrollaron foros departamentales y regionales para sensibilizar a la población sobre la necesidad de favorecer acciones en el campo de los valores, el civismo y los derechos humanos. Se estableció la Comisión Nacional de Educación Cívica y Valores, presidida por el Despacho Ministerial y conformada por todas aquella unidades responsables por la calidad de la educación. Asimismo, se establecieron 22 Comisiones Departamentales de Educación Cívica y Valores, ampliamente representativas de su departamento. Tanto la Comisión Nacional como las Comisiones Departamentales, tienen cuatro áreas de acción: de decisión y apoyo administrativo, de apoyo financiero, de apoyo técnico y de ejecución. La Comisión Nacional, en área de decisión y apoyo administrativo, es quien:

En el área de apoyo financiero:

En el área de apoyo técnico:

En el área de ejecución:

Las Comisiones Departamentales de Educación Cívica y Valores, en el área de decisión y apoyo administrativo, son quienes:

En el área financiera:

· ubica recursos propios, municipales, comunitarios y de otras instituciones para el programa.

En el área de apoyo técnico:

En el área de ejecución:

Actualmente, las comisiones departamentales también cuentan con el apoyo técnico y de ejecución de comisiones municipales que permiten que el programa responda a las necesidades e intereses más puntuales de pequeñas comunidades educativos, aspecto que le da mayor representatividad al programa. Las estrategias y acciones del programa incluyen actividades de organización, divulgación, sensibilización, promoción, capacitación, apoyo técnico, intercambio de experiencias, revisión y adecuación curricular, elaboración de materiales, monitoreo y evaluación del Programa.

Entre los materiales utilizados y distribuidos por el programa, entre los cuales hay materiales elaborados por el Ministerio de Educación y materiales elaborados por otras instituciones, están:

COBERTURA

Descripción

Cantidad

· Unidad de Coordinación del MINEDUC

25

· Directores Departamentales de Educación

22

· Comisión Departamental de Educación Cívica y Valores (conformada por el Director Departamental de Educación, el Coordinador de la Unidad de Desarrollo Educativo, el Coordinador Departamental de Capacitación y otros profesionales)

154

· Directores de establecimientos educativos

5,300

· Red de Agentes Multiplicadores: Supervisor educativo, Capacitadores Técnico Pedagógico –CTP-, Capacitadores Técnico Administrativo –CTA-, con representación departamental y nacional, que tienen a su cargo la adecuación de la programación, la capacitación y planificación a nivel departamental del componente de Derechos Humanos del Programa Nacional de Educación Cívica y Valores.

1,650

· Personal técnico administrativo

6,264

· Orientadores

288

· Docentes

80,000

· Líderes estudiantiles

2,016

  • Estudiantes
  • Nivel Primario
  • Nivel Medio

700,000

250,000

· Padres y madres de familia

95,000

· Población meta total

1,135,719

Mayor información:

Ileana Confiño de Sales
isales@mineduc.gob.gt
Gerente de Calidad
Ministerio de Educación
Guatemala, Guatemala

* Por considerarlo de interés para nuestros suscriptores y con la aprobación de Ileana Confiño de Sales, Gerente de Calidad Educativa y quien lidera la coordinación del Programa Nacional de Educación Cívica y Valores de Guatemala, presentamos una breve reseña del Programa que actualmente se desarrolla en ese país y al cual la OEI ha brindado apoyo mediante Asistencias Técnicas.

Formulario de suscripción gratuita a las Novedades del Programa Educación en Valores

Programa Educación en Valores
Inicio Programa | Sala de lectura

Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura
Buscador | Mapa del sitio | Contactar
| Página inicial OEI |