Lanzamiento de Rostros de la Educación Pública en el Uruguay

Una revista que expone 16 experiencias socioeducativas, bajo un enfoque de derechos humanos por su promoción de la calidad y continuidad educativa, y una serie de 9 microdocumentales que exhiben experiencias excepcionales promovidas por la ANEP, son el resultado de “Rostros de la educación pública en Uruguay”, una iniciativa de la OEI a cargo de Patricia Gainza y Joaquín González.

La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) produjo una publicación y una serie de microdocumentales que destacan experiencias educativas formales y no formales, entre las que se encuentran varias iniciativas desarrolladas a instancias de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Este trabajo pretende dar visibilidad a propuestas de enseñanza cuya esencia se encuentra en consonancia con lo establecido en la Ley General de Educación.

La publicación contiene 16 experiencias, cada una con su ficha informativa y con un análisis de la propuesta, y cuenta con una atractiva cobertura fotográfica.

Por otro lado, los 9 microdocumentales son iniciativas de diversa naturaleza, que se enmarcan tanto dentro de la educación formal como no formal, y que se desarrollan en distintas partes del país, en contextos muy variados.

Entre los temas que abordan se cuenta la educación sexual en la formación permanente de docentes de Primaria; la integración de la escuela al barrio; la construcción de una escuela participativa; la democratización del acceso a la danza; la accesibilidad del Plan Ceibal para niños y niñas ciegos; y el arte y los derechos humanos en la formación de docentes del Uruguay.

Además, se aborda la educación en democracia; la producción de alimentos en la unidad penitenciaria Las Rosas; la educación de poblaciones a incluir; Luces para aprender; el cuidado de hijos de jóvenes estudiantes; la profesionalización a través del bachillerato en Química industrial de la UTU; Gol al futuro; la continuidad educativa en los CECAP; la apropiación de los espacios educativos a través de la construcción natural; y el ajedrez para la convivencia.

70 Años OEI - Uruguay

Visibilidad y apoyo

Durante el lanzamiento, el presidente del CODICEN, Wilson Netto, manifestó que “estas experiencias nos muestran que la capacidad siempre ha estado y la posibilidad de darle visibilidad y apoyo, ha tenido acompañamientos tales que han permitido que esto se convierta en una realidad”.

La directora de la Oficina de la OEI en Uruguay, Sandra Rodríguez, destacó la posibilidad de dar a conocer algunas iniciativas que se realizan en nuestro país y que no son tan conocidas.

Patricia Gainza, quien posee un amplio conocimiento en políticas sociales y de inclusión, indicó que al seleccionar las experiencias se buscó “dar a conocer buenas prácticas, pero siempre hablando desde los procesos y no necesariamente desde el éxito”.

Gainza hizo énfasis en que “la importancia del compromiso docente en todos los procesos de transformación es evidente, sin ellos no podríamos hacer nada de esto”.

Joaquín González, realizador audiovisual y fotógrafo, afirmó sentirse “muy honrado y privilegiado de haber sido parte de esta iniciativa. Estas experiencias recogidas en Rostros son herramientas de cambio”.

“Todas estas iniciativas producen un impacto tremendo, concreto y positivo en las personas. Personas que aprenden, mejoran, crecen, se empoderan. Y justamente ahí radica el enorme mérito y poder transformador”, afirmó.

En el encuentro también participaron autoridades como la directora de educación, Rosa Inés Angelo; la directora general del CFE, Ana María Lopater; el consejero del CEIP,  Pablo Caggiani; la consejera de la UTEC, Graciela Do Mato, Martín Rebour, gerente de Formación de Ceibal; Ricardo Domínguez, representante de la OEA en Uruguay; el gerente de cooperación de la SEGIB, Marcos Acle; y el coordinador de Programas y Eventos Especiales de la OEI, Ignacio Hernaiz, entre otros.

Clic para acceder a los microdocumentales

Publicación de OEI resalta experiencias educativas rurales del Uruguay

 

“Experiencias educativas en territorios rurales del Uruguay. Las voces de sus protagonistas”, compilado por Clara Villalba, recopila iniciativas que obtienen logros y reconocimiento, y que suelen pasar desapercibidas fuera de las localidades en las que se desarrollan. Una de las mayores fortalezas de este libro, editado por OEI, reside en que las experiencias allí plasmadas constituyen alternativas educativas frente a los modelos tradicionales.

Este trabajo que fue editado en el marco de la celebración de los 70 años de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), contó con el apoyo de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP).

Durante la presentación que se realizó en la Sala Idea Vilariño de la Torre de las Telecomunicaciones, la directora de la Oficina de la OEI en Uruguay, Sandra Rodríguez, destacó “el valor que tiene este trabajo, ya que presenta en el territorio los cruces y acciones conjuntas de las diferentes instituciones, y su impacto en las comunidades educativas”.

Por su parte, el presidente del CODICEN, Wilson Netto, indicó que “Clara tiene la sensibilidad para acercarse y relatar lo que tiene que ver con la vida de las personas. ¡Bienvenidas las experiencias que se hayan validado como exitosas y otras cotidianas, que pasito a pasito llevan a mejorar las condiciones de la gente, y que muchas veces se hacen desde el anonimato!”.

Netto valoró el trabajo interinstitucional y las gestiones de Ignacio Hernaiz y de Sandra Rodríguez al frente de la Oficina de la OEI en Uruguay, y recordó que no hace muchos años junto a la OEI, Plan Ceibal, Fundación Elecnor y la UTE, lograron que con “Luces para Aprender”, el 100% de las escuelas rurales del Uruguay tuvieran energía y conectividad. Además, agradeció a la OEI por promover “herramientas que valoran concepciones, algo relevante en Uruguay”. También destacó el empuje de esta oficina en el abordaje de temas y en la promoción de actividades vinculadas al aseguramiento del cumplimiento de los derechos humanos.

“Por momentos hay fogonazos de aquellos a los que les preocupa la igualdad en la circulación de conocimiento entre los jóvenes y los niños. Esto claramente tensiona a quienes han contado con esos recursos humanos, porque las oportunidades han crecido y quienes históricamente estuvieron condenados a sobrevivir, hoy tienen otras expectativas. Me alegro enormemente que la educación sea parte de esa construcción, pero nos alegra a muchos y preocupa a otros, y ese es parte del desafío”, reflexionó.

Compilación de vida

Por su parte, Clara Villalba indicó que la intención del libro fue tomar el sistema educativo rural en un sentido amplio y dar a conocer a las personas que eligen formarse en escuelas rurales. “Este trabajo intenta visibilizar logros y esfuerzos de distintas asociaciones de la Educación Pública, y el trabajo voluntario en la educación formal y no formal, y valorar a las personas que se desempeñan en estas instituciones. Este libro no es una compilación de éxitos, sino de vida”, valoró.

“En Uruguay la educación rural es continua a lo largo de la vida con distintos trayectos. Sostenida por una red de solidaridad autónoma, que está constituida básicamente por muchos actores, que generan un andamiaje para que los mas vulnerados tengan la oportunidad de salir adelante, con solidaridad, autonomía y responsabilidad”, afirmó.

También se refirió al fallecimiento de uno de los colaboradores del libro, el ingeniero agrónomo Rodolfo Favaro, y saludó a su familia destacando su aporte profesional y su recuerdo entrañable.

Por último, el director general de Desarrollo Rural del MGAP, José Olascuaga, celebró la publicación y expresó que “la educación tiene que ser para todos y en todas las etapas de la vida. Además, tiene que ser inclusiva y de calidad, porque si no, no podrá lograr que la gente tenga oportunidades reales de realizarse. Los invito a que este libro nos ayude a reflexionar sobre lo que estamos haciendo, si lo estamos haciendo bien y si podemos mejorarlo”.

En el encuentro participaron autoridades como la directora de educación, Rosa Inés Angelo; la directora general del CFE, Ana María Lopater; el consejero del CEIP,  Pablo Caggiani; la consejera de la UTEC, Graciela Do Mato, Martín Rebour, gerente de Formación de Ceibal; Ricardo Domínguez, representante de la OEA en Uruguay; el gerente de cooperación de la SEGIB, Marcos Acle; y el coordinador de Programas y Eventos Especiales de la OEI, Ignacio Hernaiz, entre otros.