vocaciones

La OEI favorece las vocaciones a niños y niñas de Iberoamérica con un enfoque de género transversal

Educación . 16/03/2020
Tamaño del texto + -

Durante lprimera infancia se experimentan cambios madurativos acelerados y se viven procesos de interacción sociales muy significativos. Estas vivencias constituyen la base sobre la cual se asentarán la salud mental y física de la personalos resultados de aprendizaje, la adquisición de competencias sociales, la capacidad de adaptarse y ser productivo.  

Conscientes de la importancia de este periodo evolutivo en la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) venimos desarrollando proyectos e intervenciones dirigidos a la primera infancia que brindan oportunidades de aprendizaje, juego y socialización y aseguran que los niños y niñas de Iberoamérica se desarrollen al máximo de su potencial. 

En este sentido, la oficina de la OEI en Costa Rica implementa: Desarrollo de vocaciones, un proyecto que favorece el desarrollo vocacional en esta etapa inicial a partir de un trabajo colaborativo entre las especialidades de educación preescolar y orientación. Además, el proyecto también contempla el autoconocimiento, la interacción socio-cultural, la comunicación, la expresión y la representación abordando el género como eje transversal. 

Para llevar a cabo el proyecto screó un proceso de consulta sobre el desarrollo vocacional en primera infancia dirigido a las asesorías regionales de preescolar y orientaciónLas acciones llevadas a cabo contribuyen a facilitar la articulación del sistema educativo nacional y crear espacios de cooperación entre los actores relacionados. 

Tras la implementación del proyecto la OEI ha recogido una serie de aprendizajes entre los que destacan que las familias juegan un rol esencial por lo que su atención e integración es indispensable para lograr el éxito en los programas a favor de la primera infanciaEn consecuencia, “Desarrollo de vocaciones” incluye recomendaciones a las familias a través del material audiovisual que también servirán de ayuda para las asesorías regionales y personal docente entre otros. 

Otro de los aprendizajes a destacar es la necesidad de que los servicios para la atención de la primera infancia integren las dimensiones social y educativapara lo que resulta esencial la coordinación de las diferentes instancias en el territorio nacional, e integrar a las regiones educativas si se quiere lograr una mayor eficacia. 

Asimismo concluimos que las actividades y programas deben adaptarse a la situación social y cultural de los niños, atendiendo a la diversidad, flexibilidad y reconocimiento de sus formas de vivir y comunicarse.