OEI | CienciaEIC | Formación | Boletín | Novedades | IberDivulga | Contactar RSS Twitter G + Facebook OEI Canal YouTube
Cargando


Áreas de Cooperación Educación | Ciencia | Cultura

Quintanilla, Miguel Ángel - La debilidad de la Ciencia

Compartir en facebook Compartir en Twitter

TELOS. Abril-Junio 2006 Nº 67
Estamos tan acostumbrados a los éxitos de la ciencia y la tecnología,
que apenas podemos concebir cómo sería un mundo en el que ellas
nos fallaran sistemáticamente. Un mundo, por ejemplo, en el que cada
vez que se hiciera público un nuevo descubrimiento científico,
tuviéramos razones más que suficientes para temer que nos encontráramos
en realidad ante una más de las innumerables patrañas que desde
hace siglos vienen difundiendo urbi et orbe las oficinas de prensa de los grandes
laboratorios y prestigiosas universidades. Suena tan absurdo que sólo
podemos pensarlo si nos trasladamos a un escenario de ciencia ficción
catastrofista. Y sin embargo, cada vez que asistimos a un fenómeno mediático
como el del reciente fraude de las células madre, cometido por un investigador
coreano, reaccionamos como si efectivamente esa antiutopía de ciencia
ficción fuera ya una realidad incontestable: la ciencia está en
crisis, los intereses económicos pervierten la moral de la ciencia, la
competencia comercial adultera la información científica, etc.

En realidad, lo que ha sucedido en Corea en esta ocasión es lo mismo
que ha sucedido en múltiples ocasiones a lo largo de la historia de la
ciencia moderna. Algunos científicos han pretendido engañar a
sus colegas, éstos los han descubierto y aquéllos han recibido
su justo castigo, que no es otro que el de haber sido definitivamente excluidos
de la propia comunidad científica. La moraleja es que la ciencia es mucho
más débil de lo que aparenta, puesto que no está libre
de los atropellos de timadores, embaucadores y payasos de todo tipo. Aunque
también hay que reconocer, para ser justos, que hasta el momento ha demostrado
ser capaz de sacar de su flaqueza fuerzas suficientes para mantenerse viva y
con buena salud.

Lo realmente original de la situación actual es que, como decía
Dorothy Nelkin, ahora la ciencia se exhibe continuamente ante el público
y se está perdiendo ese tiempo de reflexión y de respiro que solía
mediar entre las zozobras del investigador y la curiosidad del público.
Así, ahora es normal algo que en los albores de la ciencia moderna era
inimaginable: que una buena parte de la comunidad científica reciba la
información sobre el último descubrimiento, en su propia área
de investigación o en otras muy próximas, a través de los
medios de comunicación de masas en vez de hacerlo a través de
los medios especializados propios de la comunicación interna entre científicos.
De esta forma se ha logrado incrementar la repercusión social y cultural
de los logros de la ciencia, pero también se ha amplificado la visibilidad
de los episodios problemáticos de la actividad cotidiana de los científicos.

Existen motivos y razones que pueden avalar la racionalidad de este comportamiento
en muchos casos: la necesidad de asegurarse el reconocimiento de la prioridad,
la importancia que los patrocinadores de la investigación dan a la repercusión
mediática de su patrocinio, etc. Pero lo que falta es que los propios medios
de comunicación de masas adopten una estrategia adecuada a la nueva situación.
El periodismo científico se inventó para informar al público
ilustrado de los grandes descubrimientos que aportaba la ciencia. Pero ahora cada
vez más se ve obligado a actuar como un intermediario en el proceso interno
de la controversia científica, que se produce paralelamente en dos escenarios:
el de la comunidad de los especialistas que contrastan los descubrimientos y los
aceptan o rechazan siguiendo pautas estrictas del método científico,
y el de la opinión pública internacional que aplaude o critica cada
jugada, sin esperar a saber quién ha ganado la partida. Cuando un equipo
de investigación presenta a sus colegas los resultados de su trabajo, esto
sólo significa para el resto de la comunidad científica una cosa:
que ahí hay algo nuevo, digno de ser sometido a un minucioso escrutinio
para detectar si los resultados son fiables, si las interpretaciones son coherentes
y plausibles y si los datos son reproducibles. En cambio, cuando los medios de
comunicación masiva se hacen eco de uno de esos episodios, tienden a presentarlo
como un acontecimiento inesperado, sensacional y definitivo. No se informa de
que «el equipo tal ha presentado a la comunidad científica los resultados
de su investigación para que sean sometidos a escrutinio», sino más
bien algo así como «por fin el equipo del Dr. X logró resolver
el problema Y».

En realidad un artículo científico debería ser noticia
no por lo que en él se diga, sino por lo que es razonable esperar que
se pueda decir a partir de él. Frente a todos los pronósticos,
en la ciencia no hay grandes noticias científicas, sino más bien
un inmenso océano de pequeñas aventuras cognitivas que sólo
son fiables cuando ya no son noticia. La ciencia es socialmente más débil
de lo que parece: necesita el apoyo y la difusión de la comunicación
masiva, pero el periodismo especializado en comunicación científica
tendrá que adaptar sus estrategias para contribuir eficazmente a fortalecer,
no a debilitar, la labor de los científicos.

Acceder
a Número de la Revista

30 de enero de 2009

 

Filtrar noticias

  - Todas las noticias
- Ciencia
- Universidad
- Sala de Lectura Ciencia y Universidad
- Sostenibilidad
- Instituto Iberoamericano de la Enseñanza de las Ciencias y la Matemática – IBERCIENCIA
- Sala de Lectura - IBERCIENCIA

Suscripción gratuita a las Novedades de Ciencia y Universidad de la OEI

  - Acceso al formulario

Convocatorias Centro de Altos Estudios Universitarios de la OEI

CONACYT habilita la cuarta convocatoria de la Cátedra CTS en modalidad virtual: Educar para participar. Educación CTS

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología – CONACYT y la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), invitan a presentar postulaciones para participar de la 4ta. edición de la Cátedra: "Ciencia, Tecnología, Sociedad’ (CTS), la cual será en modalidad virtual u abierta a nacionales de todos los países iberoamericanos.

2º Día GeoGebra de Cabo Verde

Hace justo un año se creaba el Institituto GeoGebra de CaboVerde en la Universidad de Cabo Verde. Para conmemorarlo la universidad ha programado para el próximo 30 de julio la celebración del segundo Día GeoGebra de Cabo Verde que se realizará en la sede que tiene la universidad en la Isla de San Vicente - Concelho de Santa Catarina de Santiago.

X Escuela de Educación Matemática Miguel de Guzmán 2018: “La resolución de problemas como parte esencial del quehacer matemático”

Desde 2005, la Real Sociedad Matemática Española (RSME) y la Federación Española de Sociedades de Profesores de Matemáticas (FESPM) promueven anualmente la Escuela Miguel de Guzmán de Educación Matemática. La organización recae en la Comisión de Educación de la RSME y una de las sociedades federadas a la FESPM.
En esta ocasión se va a celebrar en La Laguna, Tenerife entre los días 11 y 13 de julio.

Seminario sobre Modelización Matemática

Se realizará del 1 al 3 de junio de 2018, en el Instituto de Estudios Sociales de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca. Con una duración de 16 horas, y un máximo de 20 participantes.
Organizado por la Federación Española de Sociedades de Educación Matemática (FESPM) y la Associação de Professores de Matemática (APM) de Portugal. Este encuento que además cuenta con el apoyo de División Educativa CASIO, la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) y el Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología. Universidad de Salamanca es un resultado de la Cátedra Ibérica CTS+I

II Jornadas de Ingeniería y Sociedad – JISO 2018 – Temática de las Jornadas: “Tecnologías para el desarrollo inclusivo sustentable”

En la Argentina existe la Universidad denominada Universidad Tecnológica Nacional, donde trabajamos el grupo que fue a hacer la presentación en Oviedo, que tiene por objetivo principal la formación de Ingenieros. Esta Universidad cuenta con más de 30 sedes (Nosotros las denominamos regionales) por todo el país. En todas las Regionales se dicta una materia, que es la que pertenecemos nosotros, denominada Ingeniería y Sociedad. Desde hace unos 6 años, se comenzaron a realizar estas Jornadas (La impulsora de las mismas fue la Regional Buenos Aires), para comenzar a analizar, debatir, reflexionar sobre la enseñanza de la Ingeniería desde nuestra Asignatura.

Más convocatorias: 0 | 5 | 10 | 15 | 20 | 25 | 30 | 35 | 40 | ... | 215



Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad

Revista CTS
     
     


Escuela de Ciencia

     
     


Apropiación Social de la Ciencia

     
     


Otras Actividades Programáticas

     
     
     
subir   subir
© Organización de Estados Iberoamericanos 2011. Actualizado el 16-Dic-2012 Desarrollo y mantenimiento: asenmac