Presentación | Índice | Créditos | Adquirir CD
Establecimientos e instituciones culturales  

Academias nacionales

Importancia
Academias Nacionales
ACADEMIA DE GEOGRAFÍA E HISTORIA

La Academia de Geografía e Historia de Nicaragua fue establecida en Managua el 20 de septiembre de 1934 por un grupo de ciudadanos preocupados por la geografía y la historia nacional.  Tres años atrás habían sido testigos de la destrucción de la capital y de la pérdida del Archivo General de la Nación, a causa del terremoto de Managua, el 31 de marzo de 1931.   La obra de rescate y difusión de esta Academia está expresada, esencialmente, en los  59 tomos de su revista publicados hasta Septiembre 2004.

Durante la primera época de su existencia, la Academia editó esta publicación periódica entre 1936 y 1979, llegando en sus 44 tomos a insertar 619 artículos y a constituirse en una de las principales e ineludibles fuentes para el estudio de nuestro pasado.

Historiadores e investigadores –Pedro Joaquín Chamorro Zelaya, Andrés Vega Bolaños, Luis Cuadra Cea, Felipe Rodríguez Serrano, Mauricio Pallais Lacayo_ se empeñaron en mantenerla, no sin algunas interrupciones, a lo largo de casi medio siglo.     No obstante, a raíz de los acontecimientos políticos que culminaron en julio de 1979, dejó de editarse, pese a los esfuerzos de la nueva directiva, reorganizada el 29 de noviembre de ese año:

Presidente honorario:     Dr. Andrés Vega Bolaños.
Presidente:                   Dr. Arnoldo Argüello Gil.
Secretario:                    Don Orlando Cuadra Downing
Tesorero:                      Dr. Eduardo Pérez Valle.
Vocales:                       Dr. Ricardo Páiz Castillo.
                                   Dr. Jorge Eduardo Arellano.
                                    Dr. Mauricio Pallais Lacayo.

En esa época, por distintas circunstancias, la Academia quedó disuelta desde mediados de 1980 y  limitó sus actividades a dos homenajes.  Uno al doctor Andrés Vega Bolaños (1890-1986) en Managua.  Otro al doctor Nicolás Buitrago Matus (1890-1985) en León;  a participar en el tercer centenario de la fundación del Colegio Seminario San Ramón –también en León- y a promover en Granada un reconocimiento a los traductores Luciano Cuadra (1903-2001) y Orlando Cuadra Downing (1910-1982).

Tuvo que transcurrir tres lustros para que la institución reiniciara una nueva etapa.  Así el 23 de agosto de 1995, siendo sus sobrevivientes Eduardo Pérez Valle y Jorge Eduardo Arellano, éste convocó a varios amigos y aficionados a la disciplina histórica para ese objetivo.  Pero la revista no volvió a publicarse sino hasta 1998, gracias al apoyo del doctor Emilio Álvarez Montalbán, actual Presidente Honorario de la Academia y entonces Canciller de la República.

A partir de la Asamblea General del 31 de octubre del 2002,  la Academia, inicia una nueva etapa institucional, impulsada por los miembros de su Junta Directiva.

En los primeros meses de este período – a la par del desarrollo de otras acciones- fue necesario atender con urgencia compromisos y obligaciones de orden legal y organizativo.  Estas limitaban la buena marcha de las actividades.  Se lograron concluir exitosamente las primeras gestiones encaminadas al fortalecimiento institucional y, al mismo tiempo, se desarrollaron eventos de carácter científico y cultural con la colaboración de instituciones nacionales e internacionales.

Desde entonces, la reactivación de la Academia se ha traducido en múltiples actividades, entre las que se pueden mencionar:

- CENSO GUIA DE ARCHIVOS NICARAGUENSES; proyecto ejecutados en cuatro etapas, gracias a la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes de España.  Este  Proyecto tiene como objetivo la protección y divulgación de documentos históricos resguardados en instituciones archivísticas públicas y privadas, poniéndolos al servicio de estudiantes e investigadores a través de una base de datos vía Internet, que ofrece información general sobre archivos de Iberoamérica.   Hasta la fecha la Academia ha censado, importantes Archivos como:  El Archivo General de la Nación, El Archivo Diocesano de León, el Archivo del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Archivo del Consejo Supremo Electoral, entre otros que custodian nuestra memoria histórica.

- PUBLICACIONES: Logrando editar hasta septiembre del 2004, la cantidad de 15 Tomos de su Revista Trimestral, que contiene estudios e investigaciones históricas; así como otras publicaciones  y contribuciones económicas para la edición de libros a personas destacadas en este campo.

- RELACIONES INTERINSTITUCIONALES CON ORGANIZACIONES EDUCATIVAS Y CULTURALES, COMO:

. El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte fe Nicaragua, con quienes hemos firmado Convenio de Colaboración, con el objetivo de realizar de manera conjunta estudios, investigaciones y diagnósticos en el Sistema Educativo Nacional, en función de elevar la calidad de la enseñanza de la Geografía y la Historia de Nicaragua.   En el marco de este Convenio, hemos realizado: Capacitaciones a Profesores que imparten las asignaturas de Ciencias Sociales; Participación en calidad de jurados, en actividades organizadas por el MECD, como concursos estudiantiles a nivel nacional, entre otros.
     
. El Instituto Nicaragüense de Cultura: Con quienes compartimos una cercana relación, hemos establecido la conmemoración de las fechas patrias, a través de la realización de actividades educativas y culturales dirigidas a estudiantes de educación media, entre otras actividades.

. El Ministerio de Relaciones Exteriores: Con quienes esta Academia ha estado presente, haciendo recomendaciones a través de comunicados públicos, sobre situaciones concretas que atañen el territorio nacional.

. Relaciones con universidades: Organizando distintas actividades  y Cursos de Diplomados sobre la evolución histórica y cultural de Nicaragua, dirigidos a personas interesados y preocupados por nuestra historia.

Dentro de nuestras relaciones, no podemos dejar de mencionar, al Banco Central de Nicaragua, a través de la Biblioteca, donde la Academia ha encontrado siempre un importante apoyo en el desarrollo de sus actividades.

De igual forma al Diario “La Prensa”, quien ha colaborado en la edición de nuestra Revista, así como la Sección Cultural de la Embajada de España en Nicaragua.

La Academia de Geografía e Historia de Nicaragua, ha estado presente en la preservación del patrimonio cultural, como la Restauración de la tumba del Cantor de la Guerra Nacional Juan Iribarren, en Granada.  A pesar de las limitaciones presupuestarias, se ha colaborado con profesionales vinculados a los archivos nicaragüenses y a la cultura en general con capacitaciones al extranjero, congresos y conferencias.    Pero, sobre todo, se ha mantenido entre sus miembros una cohesión ejemplar y una voluntad de servicio a la sociedad nicaragüense.
  Principal OEI | Subir