OEIBoletín Nº 28
21 de mayo de 2008

22 de Mayo. Día Mundial de la Biodiversidad

El 22 de mayo de 1992, en el marco de la Primera Cumbre de la Tierra, celebrada en Río, más de 150 países firmaron el Convenio sobre Biodiversidad (CBD), enfocado a su conservación y al uso sostenible de la misma. Desde entonces, cada 22 de mayo se celebra el Día de la Diversidad Biológica.

Una celebración que, como tantas otras, tiene, sobre todo, un carácter reivindicativo, para hacer frente a lo que algunos han calificado ya de La sexta gran extinción, que amenaza con arrastrar a la propia especie humana (ver el tema de acción clave dedicado a la Biodiversidad). Pero una celebración que debe destacar también los logros alcanzados gracias al CBD y su posterior desarrollo.

Una preocupación que surge en ocasiones acerca de estas celebraciones es el posible "efecto fatiga". ¡Son tantas las fechas destinadas a atraer la atención sobre problemas medioambientales! Podemos recordar, entre otros:

Pero, ¿acaso la situación no reclama una atención constante a los problemas, un seguimiento continuo de los compromisos que refuerce las actitudes y comportamientos sostenibles? ¿Y no se trata de problemas estrechamente vinculados? Pensemos, por ejemplo, en la relación existente entre cambio climático y pérdida de biodiversidad. Una relación que fue puesta de relieve en la celebración del 22 de mayo de 2007, como ilustra el cartel que reproducimos.

Desde ese punto de vista, la multiplicación de los "Días Mundiales" debe ser saludada como una ayuda para evitar la tendencia a "bajar la guardia" y olvidar que necesitamos redoblar los esfuerzos contra una degradación que sigue avanzando, pero a la que podemos y debemos hacer frente.

Aprovechemos, pues, estas efemérides y muchas otras que apuntan a la dimensión social del medio ambiente, a la diversidad cultural - que, como señala Ramón Folch, "es una dimensión de la biodiversidad aunque en su vertiente sociológica, que es el flanco más característico y singular de la especie humana"-, a la paz y, en definitiva, al conjunto de los Derechos Humanos, cuya universalización y pleno respeto son condición sine qua non de una sociedad sostenible.

Celebremos, pues, igualmente, fechas como las siguientes, mostrando la estrecha vinculación de los problemas tratados con el logro de la sostenibilidad:

Conviene aprovechar éstos y otros Días Mundiales para contribuir a la necesaria movilización general y permanente. Hagámoslo ahora, celebrando el Día Mundial de la Biodiversidad para impulsar los compromisos de protección y uso sostenible de la misma, apoyando iniciativas como "La cuenta atrás 2010" de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN), concebida para frenar la pérdida de biodiversidad.

Las webs www.countdown2010.net/ y www.countdown2010.net/sudamerica/ dan a conocer los progresos logrados en esa "Cuenta atrás" y proponen formas de contribuir a los mismos. ¡Merece la pena colaborar!

 

Educadores por la sostenibilidad
Boletín Nº 28, 21 de mayo de 2008
http://www.oei.es/decada/boletin028.htm