Boletín Nº 44
17 de noviembre de 2009

Carta abierta a Irina Bokova, Directora General de UNESCO
Necesidad de un nuevo impulso a la Década de la educación por un futuro sostenible

Distinguida amiga,
Queremos expresar, en primer lugar, nuestra satisfacción por su reciente elección como Directora Genera de UNESCO. Aunque dicha elección ha estado fundada en su trayectoria y méritos personales y no en consideraciones de género, el hecho de que por primera vez este importante cargo recaiga en una mujer debe ser saludado como un paso decisivo en la superación del déficit democrático que supone la escasa presencia femenina en puestos relevantes de las instituciones internacionales. Le felicitamos y nos felicitamos por ello.

Quienes le escribimos, educadores por la sostenibilidad, gestionamos una web dedicada a impulsar la Década de la educación por un futuro sostenible (DESD), instituida por Naciones Unidas, como usted bien conoce, para el período 2005-2014, y de la que UNESCO es el órgano responsable de su promoción. Dicha web, que le invitamos a visitar (www.oei.es/decada), fue puesta en funcionamiento por la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos para Educación, la Ciencia y la Cultura) el mismo día 1 de enero de 2005 en que se inició la Década, haciendo público un Compromiso por una educación por la sostenibilidad que ha logrado hasta el momento más de 12000 adhesiones individuales y cerca de 250 institucionales de la comunidad educativa iberoamericana.

A lo largo de los cerca de cinco años transcurridos, nuestra web ha intentado contribuir a que toda la educación, tanto formal (desde la escuela primaria a la universidad) como informal (museos, media...), preste sistemáticamente atención a la situación del mundo, con el fin de proporcionar una percepción correcta de los problemas y de fomentar actitudes y comportamientos favorables para el logro de un futuro sostenible, más justo y solidario.

Somos conscientes de la dificultad de esta tarea, puesto que la consecución de sociedades sostenibles exige la superación de intereses y valores particulares a corto plazo y la comprensión de que la solidaridad y la protección global de la diversidad biológica y cultural constituyen un requisito imprescindible para una auténtica solución de los problemas actuales, que ponga fin a desequilibrios insostenibles y a los conflictos asociados, con una decidida defensa de la ampliación y generalización de los derechos humanos al conjunto de la población mundial, sin discriminaciones económicas, étnicas o de género.

Pero sabemos también que, como ha reiterado el actual Secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, basándose en las aportaciones de la comunidad científica, los problemas tienen solución y es posible (y necesario) pasar de una economía “marrón”, depredadora, insolidaria e insostenible, a una economía “verde”, respetuosa del medio y de las personas.

Los educadores y educadoras tenemos una especial responsabilidad en hacer llegar este mensaje y contribuir a crear un clima de implicación social que presiones a los responsables políticos a adoptar las medidas necesarias.

Tenemos un ejemplo de la importancia de esta presión social en la próxima Convención del Clima, que tendrá lugar en Copenhague, del 7 al 18 de diciembre (COP 15, http://es.cop15.dk/), donde la humanidad se juega la posibilidad de evitar que el cambio climático quede totalmente fuera de control, poniendo en peligro su supervivencia.

Desde nuestra web hemos impulsado a contribuir a la presión ciudadana para el logro de un acuerdo justo y satisfactorio en Copenhague, a través de la adhesión a la campaña de Naciones Unidas “Seal the Deal” (www.sealthedeal2009.org/) y apoyando la campaña “TckTckTck, Cuenta atrás, camino a Copenhague” (tcktcktck.org/). Nos atrevemos ahora a pedirle que también la voz de UNESCO contribuya al clamor universal por dicho acuerdo. Un acuerdo que constituye un paso necesario para avanzar en los objetivos del Decenio de la Educación para un Desarrollo Sostenible y en los cometidos prioritarios de UNESCO. Como se señala en la web de UNESCO (http://www.unesco.org/es/esd/): Debemos hallar un medio de solucionar los problemas sociales y medioambientales de hoy y aprender a vivir de manera sostenible. No dudamos que así será con usted al frente de la institución.

Nos atrevemos, en definitiva, a solicitarle, como Directora General de UNESCO, un nuevo y decidido impulso a la Década de la educación por un futuro sostenible, ofreciéndole todo nuestro apoyo, el apoyo de miles de docentes, en esta tarea fundamental.

Educadores por la sostenibilidad
Boletín Nº 44, 17 de noviembre de 2009
http://www.oei.es/decada/boletin044b.htm