OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Alienación tecnológica

29 de junio de 2018

Eugenia Núñez de Kartsch. Docente en la Universidad Autónoma de Encarnación y Universidad Nacional de Itapúa. Doctora en Educación y Desarrollo Humano, Magister En docencia y Gestión Universitaria, Licenciada en Trabajo Social. Para IBERDIVULGA sobre el Foro Iberoamericano de Ingeniería y Sociedad Digital
Conforme a lo expuesto en el video se colige que la tecnología, tal como está planteada hoy día genera dependencia, aliena al usuario, es decir, usamos el ordenador sin tener la mínima idea como funciona ni como genera todas las operaciones que con él se realizan, hacemos más cosas, pero lo hacemos del modo que quieren otros que se encuentran detrás de la tecnología.

 Existe un extrañamiento del usuario frente a la tecnología la cual usamos a diario, no conocemos como opera y de alguna manera nuestro contacto con la PC por ejemplo la logramos a través de una interfaz (el ratón) pero sin que conozcamos en lo mínimo cómo funciona el mismo a fin de comunicarnos con nuestra “compañera de tareas”. De allí que puede comprenderse que nos hallamos frente a una sociedad consumista en donde la plusvalía no surge tanto del trabajo que se realiza sino de la información que se procesa a velocidades siderales. Se pierde el dominio sobre la tecnología, el usuario solo sabe que si no funciona el equipo debe recurrir a un especialista para ajustarla. Es bastante ilustrativa la exposición cuando el expositor menciona la situación de un automóvil de tercera mano que había adquirido y en un viaje a Viena se había descompuesto tres veces, pero todas ellas el mismo fue capaz de repararlo y llegar a destino, mientras que en la actualidad posee un rodado de última generación con el cual al llantar un neumático no puede cambiarlo por sí mismo sino que debe llamar a un servicio técnico especializado al igual que las reposiciones de fallas mecánicas que responden a códigos no comprensibles por el usuario. En todos los casos es necesario saber qué hace la máquina o mejor dicho la tecnología con la opera. Existen muchos mitos tecnológicos; la tecnología inmaterial, el robot, (malo, los monstruos, etc., con los cuales se pretende visualizar situaciones las cuales no son reales, pero esconden una tecnología cuyo conocimiento por lo general no está al alcance de los usuarios o videntes en este caso.

Nos cuestionamos entonces; ¿de dónde viene la alienación tecnológica? A ello responde el disertante: De la opacidad en el diseño de la tecnología, es una cuestión que hace al diseño nada vivaz o dinámico. De la virtualización del diseño: no se entiende lo que hace o como lo hace. Por ejemplo el ratón de la PC, actúa de intercomunicador entre el usuario y el computador pero el operador no entiende lo que hace el ratón e incluso muchas veces por efecto de la misma alienación, no le interesa lo que hace. De la simplificación del sistema de evaluación, responde a procesos fríos, simples, automáticos.

A esta alternativa se propone un proyecto tecnológico alternativo no alienante que responda a criterios de valoración estructural, moral, etc., y que por sobre todo sea una tecnología entrañable en contrapartida a la tecnología extrañable que está en boga en estos momentos. Esta tecnología entrañable es una tecnología abierta; lo que significa que es accesible, menos complicada en sus códigos, donde el usuario pueda intervenir y modificar. Una tecnología polivalente; que no solo “hace” una cosa sino que es multifacética y permite en consecuencia desarrollar diversas tareas conforme a las necesidades del usuario. Una tecnología dócil; que permite el control del usuario por sobre la misma, no se constituye en un sistema rebelde que impide el control. Una tecnología limitada; ello no significa no arriesgarse, de lo contrario no se propiciaría el progreso en el conocimiento pero a ello debe acompañar la prudencia, de lo contrario puede caerse en situaciones peligrosas. Basta ver la carrera tecnológica aplicada al armamentismo. Una tecnología reversible; que permita volver atrás en caso de ser necesario a fin de rectificar rumbos. Una tecnología recuperable; a fin de evitar uno de los grandes problemas actuales que es la pérdida de datos e informaciones en situaciones de contingencia o fallas del sistema. Una tecnología comprensible; no es cuestión de que la tecnología “haga” sino que haga lo que queremos y entendemos como lo hace. Una tecnología participativa; en la cual el usuario participe de su diseño, cuestione y proponga los cambios que crea conveniente a sus intereses. Una tecnología sostenible; sea desde el punto de vista económico, ecológico, en el tiempo, etc. Y por último, una tecnología socialmente responsable, este punto responde más bien a una posición ideológica del ponente aunque tampoco nadie aun no sea socialista puede desconocer que toda tecnología debe guardar responsabilidad social en el sentido de ser accesible para todos o por lo menos casi todos los actores sociales, así como a respetar los valores morales vigentes. Esto hace a una nueva ilustración que propicia la igualdad y eficiencia tecnológica, amigable con el usuario. Esta nueva concepción de la tecnología aún debe superar la competencia de la tecnología vigente considerando que el cambio igualmente implica que los grandes grupos que manejan las investigaciones cambien de visión con respecto a la tecnología. Para que ello sea posible no es suficiente una política local sobre el punto sino que implica la necesidad de fijar pautas comunes sobre el punto a nivel multinacional.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac