OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Aportes de IBERCIENCIA: desde el reducido entorno nacional/regional a la comprensión de la realidad y su proyección global

18 de julio de 2017

Dagoberto Ramírez Alarcón, Profesor de Estado, Licenciado en Educación, Magíster en Administración y Gestión. Molina. Chile. IBERCIENCIA, Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Síntesis:
es invaluable la inmensa ayuda de IBERCIENCIA a la comunidad, puestos que sus innumerables documentos no sólo han sido referentes para optimizar los aprendizajes, sino, fundamentales para permitirnos conocer el camino trazado y poder avanzar al futuro desde el contexto latinoamericano, que desde nuestros países no percibimos ...por cumplir fiel y ciegamente las normativas impuestas por cada Ministerio de Educación, que propagandísticamente "las hace de su autoría en exclusividad", motivo por lo cual -ante la deuda moral que he contraído-, con otro colega hemos compilado un "Manual de Capacitación sobre el Concepto de la Calidad en la Educación" como aporte e irradiación a la valiosísima ayuda recibida de IBERCIENCIA.

Las disímiles realidades educativas y económico-socioculturales existentes en esta Región nos evidencian polos y brechas tan enormes como dispares: desde tribus amazónicas que aún viven en la edad de la piedra y se aferran a la selva, hasta gran parte de las 62 familias más ricas del mundo (por ubicación geográfica no se incluye al Vaticano), aunque la inmensa mayoría de los millones de habitantes se encuentran en variados niveles de pobreza y de carencias, necesidad que ha implicado una serie de esfuerzos internacionales cuya finalidad es lograr un equilibrio societal mediante una mejor calidad de vida de las personas y una preservación in extremis del medioambiente, siendo la educación la mejor herramienta con la cual cuentan las sociedades para los fines de encauzar estos esfuerzos en el pragmatismo (de la educación) que redunde en mejor calidad de vida, motivo por lo cual ha sido necesario el planteamiento de metas comunes regionales y de procedimientos eficientes, vale decir, que conjuguen su logro a un menor costo, base implícita de las distintas reformas educacionales, las cuales comenzaron en los años setenta, primero con el objetivo de fomentar la mayor cobertura (eliminar el analfabetismo), y ahora con lograr calidad, equidad, preservar el medio ambiente y ser sustentables.

Precisamente los inmensos aportes de IBERCIENCIA a quienes somos partícipes de la comunidad han sido invaluables, puestos que sus innumerables documentos, todos de la mayor calidad, no sólo han sido referentes para optimizar los aprendizajes, sino, fundamentalmente para permitirnos conocer el camino trazado y poder avanzar al futuro desde el contexto latinoamericano, que desde nuestros países no percibimos ...por cumplir fiel y ciegamente las normativas impuestas por cada Ministerio de Educación que se esfuerza por señalar cada iniciativa como autoría intelectual de su programa de gobierno, y en este sentido, cuando se desconoce el camino, o se encuentra complicado el laberinto, muy difícil es llegar a la Metaa pesar de la ilimitada información existente en internet resulta extremadamente difícil descubrir una ruta que permita alcanzar la autorrealización personal y profesional en conciliación a los requerimientos, tecnologías, vías globalizadas de desarrollo y compromisos internacionales suscritos por el país, entre otras muchas variables. Parece ser que todo docente nacido en Latinoamérica tiene el karma degradante de ejecutar toda su vida una práctica cerrada que lo consume, y a la cual está constreñido por la normativa oficial, cuya máxima para "mejorar los aprendizajes" es "aplauda esta iniciativa gubernamental, haga ésto y lo otro, deje evidencias, pero jamás objete ...ni menos se atreva a pensar", vale decir, desarrolle una rutina pasiva que se arrastra por décadas, con mínimas a nulas posibilidades de innovación y agravada por la ausencia de documentación amplia y accesible, factores asociados que cierran el círculo vicioso de esclavizar aún más a ser parodias de maestros de vidas en formación.

En lontananza quedó el Informe SCANS “Lo que el trabajo exige de las escuelas para América 2000”, Estudio que generó el Proyecto Principal de Educación y luego motivó la Conferencia de Jomtien (año 2000), marcando un hito mundial en educación al convertirse en un referente importante para la revisión de los sistemas de educación en numerosos países. Por cierto, la clasificación de las competencias que usa SCANS no es la única (existen de diferentes autores), pero la tipología SCANS tiene el mérito de haber sido construida integrando de una forma muy racional las dimensiones psicológicas y técnicas implícitas en la categorización de las competencias.

En cumplimiento de convenios internacionales derivados de la Conferencia de Jomtien que sepultó la etérea educación enfocada en la cultura, Chile institucionalizó el empeño en mejorar la calidad de la educación, transformándola en su línea de acción, y esta vez dotando efectivamente de innumerables recursos materiales, pero sin cambiar realmente los componentes organizacionales y de financiamiento introducidos en los 80, dadas las innumerables presiones fácticas de grupos económicos de poder, en especial la Iglesia que lucra con este stato quo educativo. No obstante, esta situación es antagónica a la promesa -más populista que real-, de avanzar en la búsqueda de estándares de educación de calidad para todos.

Aunque el polisémico término “estándar” significa: “que sirve como tipo, modelo, patrón o referencia”, a nivel coloquial evoca diferentes significados para distintas personas. Para una gran mayoría, estándar se refiere a uniformidad en las características de un objeto, o a un patrón o modelo para su producción. Esta acepción está muy ligada a los procesos de producción industrial de objetos y servicios de consumo masivo. Quienes centran su mirada en ese aspecto de un estándar, es decir, el vinculado a los procesos estandarizados (normados) de producción industrial, suelen rechazar la aplicación de éste al ámbito de la educación y del currículum. Otras personas confieren al término un significado relacionado con la calidad aceptable de un producto o servicio –ya sea público o privado–, con la satisfacción de los usuarios y con los instrumentos que hacen posible un seguimiento o control de esa calidad (indicador). Para estas personas, el concepto de “estándar” se vincula a aquellos ámbitos de la vida cotidiana en los cuales el ciudadano común puede ejercer una demanda concreta de calidad observable y, por tanto, suelen tener menos prejuicios respecto al uso del término en el campo educacional.

En esta Región en que cada iniciativa parece ser una individualidad, ¿qué entendemos por "estándar" y/o por "calidad"? Precisamente ante esta pobreza documental y con los aportes de IBERCIENCIA, con otro colega enfocamos nuestro quehacer en compilar un Manual que permita una secuencia lógica y contextualizada del concepto de calidad en la Educación.

El concepto de estándares comenzó a instalarse en círculos académicos y de opinión de U.S.A. y también en la gestión de algunos sistemas educativos nacionales y subnacionales. Por razones ideológicas, o simplemente por falta de información, este concepto provoca cierta oposición a priori al interior de la comunidad educativa de la Región, que prefiere trabajar los indicadores.

Algunas opiniones adversas a los estándares serían justificadas, pero otras están basadas en concepciones erróneas de la función de estos instrumentos, de las políticas que los acompañan, y principalmente, de las metas que en realidad perseguirían.

Aparentemente es en esta concepción cuando se produce la separación sajona en una vía, y en la otra, aquella regional hispanoamericana, aunque ambas estarían orientadas para evolucionar en similares metas, porque, mediante los indicadores ¿no queremos lograr finalmente una estandarización de logros educativos…?

Indistintamente cual sea la vía de esta misma carretera (la tendencia sajona o la Regional), comenzaba un estrecho sendero hacia la búsqueda de la calidad, que lenta y paulatinamente se enfocaría hacia el concepto de Gestión de la Calidad Total, de dudosa aplicabilidad al proceso humano de educación cuyo objetivo es impulsar la gestión de la calidad en las organizaciones de un modo global e integrador con el proceso mismo de Educación destinado a satisfacer las condiciones de empleo (pragmatismo), en el cual el movimiento de indicadores/estándares, (medios en educación), se inscriben en un contexto internacional de reformas educativas centradas en el logro de la calidad y la equidad en el acceso de todos los estudiantes al conocimiento formal –y socialmente relevante– a través de la educación escolar.

En ambas corrientes los movimientos de reforma coinciden plenamente en plantear la necesidad de definir muy claramente y en forma consensuada cuáles metas de aprendizaje deberán ser logradas por todos los alumnos del sistema, independientemente de su estatus socioeconómico o ámbito cultural de pertenencia. Para lograrlo se asume que todos los esfuerzos de política deben concentrarse prioritariamente en garantizar que los recursos existentes (no solamente los materiales/monetarios), y aquellos por obtener, se inviertan racionalmente en el mejoramiento de las condiciones educativas que garanticen a todos los estudiantes un acceso equitativo y creciente a las oportunidades de logro de esos aprendizajes.

Considerando la realidad tangible (necesidades/requerimientos/recursos/soluciones), y los convenios internacionales, en especial el suscrito el 18.05.08 en El Salvador por los Ministros de Educación Iberoamericanos que adoptaron la decisión histórica de impulsar las “Metas Educativas 2.021: la educación que queremos para la generación de los Bicentenarios” (2.010-2.021) y la Declaración de Buenos Aires (13.09.10 en que se ratificaron), por su innegable pauteo e influencia en las reformas de los distintos países hispano parlantes, contextualizado en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (2000-2015) y en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (2.016-2.030), nuestro trabajo de compilación lo hemos centrado en las Metas Educativas 2.021, documento base que permea y enriquece los objetivos en los cuales se inserta, y en la variada y completísima literatura al respecto, mucha de ella aportada por IBERCIENCIA, como una modesta ayuda al docente neófito (como lo fuimos nosotros) para gestar y actualizar la labor docente desde el reducido entorno nacional/regional a la comprensión de la realidad y su proyección local y global.

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac