OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

¿Cómo construir ciudadanía activa y participativa desde las aulas, en esta nueva Sociedad Red?

26 de junio de 2018

Galo Enrique Valverde Landívar, Docente Investigador MT1, Universidad Politécnica Salesiana, Para IBERDIVULGA sobre el Foro Iberoamericano de Ingeniería y Sociedad Digital
Modelo de Aprendizaje significativo e investigación en la universidad en una sociedad digital.
La complejidad del hecho educativo dentro de la universidad expresa la necesidad de la implementación de un nuevo modelo de educación e investigación, adaptable a nuevos conceptos y métodos que vayan más allá de una formación pedagógica tradicional, lo que significa, formar individuos con competencias para interpretar las complejidades de la sociedad digital actual y la educación desde una práctica investigadora y andragógica

El concepto de ciudadano tiene que evolucionar de acuerdo al desarrollo de la sociedad y los "signos de los tiempos", no solo a nuestra "interpretación de la realidad". Las sociedades nos estamos enfrentando a un proceso de simbiosis y hegemonía de conceptos como "Big Data", "Sistemas Expertos", "Realidad Virtual" e "Inteligencia Artificial". También es importante recordar que lo que caracteriza esta nueva era es que disponemos de un sistema tecnológico que revoluciona las formas de procesamiento de información y comunicación y transforma la forma en que vivimos y nos comunicamos entre nosotros. Internet exige un desarrollo mucho mayor del nivel cultural y educativo de los usuarios. Por tanto, la verdadera brecha en relación al uso de internet es la brecha más antigua de la humanidad: la cultura y la educación. “Aquéllos más educados en la era de internet aumentan su capacidad de acción sobre la sociedad y sobre sí mismos” (Castells, 2006).

El auténtico desarrollo humano posee un carácter moral y supone el pleno respeto a la persona integral manteniendo la naturaleza y contexto de cada ser y sus relaciones sociales. y por lo tanto el concepto de ciudadano moderno para que sea activo y participativo debe abarcar la complejidad de todos esos aspectos. Nos enfrentamos a una "idiotización del sujeto" y la "disrupción numérica" en esta nueva sociedad con una realidad trastocada (virtual) que quita lugar al pensamiento crítico. Un nuevo modelo debe buscar que desarrollen su "capacidad de asombro", sin perder aquella "pedagogía social", donde lo más importante es una integración entre saberes y criterios.

Esta nueva "complejidad social" se manifiesta principalmente en una reestructuración acelerada del mercado laboral, en la expansión y diversificación de la demanda educativa y en la diferenciación de la estructura del sistema de educación. Cada una de estas orientaciones pueden describir elementos o perspectivas positivas o negativas, pero en cualquiera de los casos, orienta hacia la realización de una estructura del sujeto y la sociedad. Si bien la Universidad Latinoamericana da mayor importancia a la investigación aplicada, no solo por el tema financiero sino porque busca el desarrollo de la región, en el mundo académico se debe empezar a valorar en los mismos términos que la investigación básica.

Es importante recordar que “lo que caracteriza esta nueva era es que disponemos de un sistema tecnológico que revoluciona las formas de procesamiento de información y comunicación y transforma la forma en que vivimos y nos comunicamos entre nosotros… Aquéllos más educados en la era de internet aumentan su capacidad de acción sobre la sociedad y sobre sí mismos”.(Castells, 2006). El modelo de aprendizaje significativo es capaz de mejorar la práctica educativa más allá de una formación pedagógica, lo que significa, formar individuos con nuevas herramientas y competencias para interpretar las complejidades de la sociedad actual y la educación, desde una práctica investigadora y de acuerdo con sus realidades.

Debemos considerar la brecha en relación al uso de Internet, como un “signo de los tiempos” en esta Era de la Información y Conocimiento, y que cuando nos referimos la comunidad universitaria compromete tanto a docentes, dicentes y administrativos. Ya no es solo la utilización de la herramienta de correo electrónico, o el e-learning (como el Moodle, o el Blackboard), sino sus facilidades las que hacen la diferencia, para poder generar dialogo con interacción y retroalimentación, bajo el método KOLB. En nuestras universidades se refleja aun en el tipo de comunicación “institucionalizado” off-line heredada, pero está cambiando hacia la creación de grupos organizados por tema de investigación que hacen uso de las facilidades que brindan las nuevas herramientas tecnológicas, lo que evidenciaría que la presencia de las nuevas formas de socialización de los jóvenes potencia sus conocimientos.

El teléfono celular ha sido considerado en muchos casos un distractor educativo, sin embargo, ofrece aplicaciones susceptibles de apoyar cualquier modalidad educativa y alternativas de uso en condiciones de movilidad del estudiante. WhatsApp es un buen aliado, pues es una de las pocas apps que brinda el control total al usuario, aunque no es un generador de conocimiento en sí mismo, ya que se trata de un sistema de mensajería basado en la comunicación humana mediante diferentes vías. El uso de su capacidad para manejar distintos formatos que se ordenan según nuestras indicaciones ha mejorado la comunicación con los estudiantes, pues ha incentivado un vínculo diario de comunicación que genera sentido de pertenencia en una pequeña comunidad educativa. Otra vía utilizada ha sido el Facebook.

Acompañar el proceso de enseñanza-aprendizaje con las nuevas tecnologías es una forma de captar la atención e interés de los estudiantes, que se ven fácilmente involucrados con las actividades que se proponen mediante esta vía. El lenguaje empleado variará e incluso la manera de compartir conocimiento será diferente conforme el tema compartido. Debemos ser promotores de aprendizaje, facilitadores del conocimiento, y re-aprender a oír-escuchar e interactuar con los jóvenes. Eso da oportunidad que puedan expresar sus inquietudes y los actores de dejar un mensaje claro, eso sí, siempre encuadrado en los objetivos de aprendizaje de la materia correspondiente.

Tampoco podemos olvidar de comprender la problemática desde la interculturalidad y el uso de herramientas inclusivas, con relación a los pueblos indígenas, afroamericanos, montubios y mestizos o los discapacitados, y determinar qué puede aportar esta co-presencia a la ciudadanía intercultural en la creación de propuestas y dinámicas de transformación de la sociedad.

El Observatorio de innovación Educativa, indica que los temas de socio formación y la educación basada en competencias son claves para la educación del siglo XXI. Los mejores momentos se han dado realizando actividades fuera del aula, en espacios abiertos (patio, pasillos), para promover dinámicas de aprendizaje y Emprendimiento; principalmente lo que se refiere al trabajo en equipo y la creatividad e innovación ante problemas. Tenemos la propuesta de plantear en la cátedra problemas reales que emocionen, conmuevan, y al ser resuelto ayude a desarrollar competencias en los estudiantes, pero que también aporte al desarrollo de la sociedad. El alumno tiene que entender el problema a profundidad, es decir, en lugar de solo leer un caso, se le presenta una situación compleja con preguntas interesantes que generan reflexión, y donde asuman un rol protagónico, que privilegia el diálogo, con lo que lograrán un crecimiento personal y comunitario.

Los espacios extra-académicos, potencian el asocianismo, la integración y el acompañamiento dentro de la comunidad universitaria, y deben fomentar la participación con proyectos en comunidades (principalmente en riesgo o de escasos recursos), para poder ser un vínculo real entre sociedad y comunidad educativa. Este modelo genera un ambiente adecuado para el desarrollo educativo, y una percepción de adaptabilidad y predisposición al cambio que permitan la construcción de criterios propios y destrezas a partir de lo aprehendido en clase.

No se reduce en ningún momento la importancia del conocimiento científico, más bien, es una crítica a las parcelas de conocimiento en que se convirtieron las ciencias modernas (economía -carrera de Administración, humanidades -carrera de Comunicación Social, tecnología -carrera de Sistemas, etc.), y la necesidad de transitar por nuevos modos de pensar y actuar, en busca de un sentido de trascendencia y auto identificación de toda la comunidad educativa, y recordar que nuestra vida se inserta en procesos más amplios de sociedad, con elementos de ciudadanía, espacio, tiempo y fe.

Conforme (Freire, 1973) las virtudes que favorecen el crecimiento de los alumnos: Coherencia, Humildad, Atención Activa, Espíritu Crítico, Tolerancia, Rechazo a la Indiferencia, Optimismo y Afectividad. debe llevarnos a transmitir honestamente las herramientas técnicas y debidamente aceptadas para que los alumnos puedan enfrentar la vida profesional y la vida misma con éxito". Ya no se puede seguir con el método expositivo de cátedra, es necesario crear una nueva experiencia, donde aprender se convierta en una interacción positiva y retadora, con visión de futuro para formar a los jóvenes, una mentalidad abierta, flexible comprometida con los avances científicos, tecnológicos acordes a la cultura y a la verdad.

El docente, antes de ser docente, es persona y como tal debe ser capaz de mirar su propia vida, un profesor debe tener presente que sus acciones pueden provocar efectos en sus estudiantes, ya que él es primordial en la formación de esas personas que buscan ser profesionales y son los ciudadanos que regirán el destino de nuestra sociedad.

Galo Enrique Valverde Landívar. Profesor MT1 e Investigador de la Universidad Politécnica Salesiana - Sede Guayaquil-Ecuador, Carreras Sistemas y Comunicación Social, Master Dirección Tecnología y Magíster en Ciencias de la Comunicación, Director de Sistemas CNEL, Miembro IEEE gvalverde@ups.edu.ec

Contenedores

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac