OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

¿Cómo promover las vocaciones científicas?

22 de mayo de 2014

Ageleo Justiniano Tucto; Huánuco, Perú IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
La formación científica y tecnológica es esencial para interpretar y entender el mundo, MARTA VÁZQUEZ-REINA (2011); sostiene que la sociedad actual está marcada por los cambios y avances científicos y tecnológicos en diversos ámbitos. Sin embargo, en el contexto iberoamericano la actitud de preferencia por la ciencia en nuestros jóvenes muestra un bajo porcentaje.

Cabe preguntarnos entonces, ¿cuáles son las razones para la mínima preferencia de los jóvenes por la ciencia?. La encuesta iberoamericana a estudiantes de nivel medio, realizado por el observatorio de la OEI (2009), revela en su informe que los estudiantes no se interesan por la ciencia debido a que tienen dificultades en dichas materias y porque les parece aburrida.

 La vocación científica ¿se hace o se nace con ella?, fue la interrogante que se hizo Antonio Flores Moya (2008), a lo que responde: la idea de una vocación científica innata carece de fundamento. Cada uno de nosotros es tabula rasa en sus inicios, y tiene la potencialidad de desarrollar muchas aptitudes a lo largo de su vida. También, vocación científica. Justifica con un ejemplo relacionado al gran entomólogo Edward O. Wilson, quien también es padre de la Sociobiología y de contribuciones muy relevantes en Biogeografía. Perdió la vista de su ojo derecho como consecuencia de clavarse la espina de la aleta dorsal de un pez mientras pescaba cuando era niño. Luego, en la adolescencia, tal vez como consecuencia de un defecto hereditario, perdió la capacidad de oír las frecuencias más agudas. En consecuencia, como no veía ni oía con la misma facilidad que sus compañeros de estudio decidió que “…la atención de mi ojo bueno se concentró en el suelo. A partir de entonces, dedicaría mi vida a los seres pequeños, a animales que uno puede agarrar entre el índice y el pulgar y acercárselos a la cara para examinarlos de cerca”. Su monografía sobre las hormigas ha sido uno de los cinco libros de tema científico que han recibido el premio Pulitzer.

Otra experiencia del surgimiento de la vocación científica, es la del director del observatorio astronómico del Vaticano, José Funes, argentino, jesuita, de 44 años; quien manifestaba que la retrasmisión televisiva de la llegada del hombre a la Luna , en julio de 1969, le había marcado tanto que encaminó su interés hacia el estudio del Cosmos (1).

Uno de los pasos más importante para lograrla es actuar desde el origen, es decir, desde la educación y formación inicial en este ámbito de los futuros adultos. Joan J. Gunivart, presidente de COSCE, afirma que "estamos separando educación de ciencia", algo que constituye un error. Gunivart considera imprescindible que se proporcione el suficiente apoyo al sistema educativo para "permitir que el ciudadano entienda el mundo a través de los ojos de la ciencia", sin necesidad de ser un científico.

Lo mismo sostienen Claudia Romagnoli y Gonzalo Gallardo, al considerar que la familia es el primer contexto social del niño. La vida cotidiana del hogar es el marco en el cual se aprenden los primeros comportamientos interpersonales. Los padres, los hermanos y otros adultos significativos cumplen el rol de primeros modelos, fundamentales en la formación socio afectiva, en tanto entregan guías de comportamiento y vinculación emocional, sistemas de creencias y valores por medio de sus prácticas y discursos (Arón y Milicic, 1999). Luego concluyen, “si el hogar es un pilar fundamental para la formación socio afectiva y moral de sus miembros, lo es también para su desarrollo académico”, entre ellas para la ciencia. 

Carlos M. Duarte (2013), en su artículo Vocaciones científicas: En defensa de quienes no tienen opción a desarrollarlas, manifiesta que “el problema más grave que afecta ahora a los jóvenes, y a la ciencia y la I+D+i en España, es el gravísimo riesgo de que simplemente los jóvenes no puedan acceder ni al primer escalón. Se trata de aquellos universitarios que desean iniciar una carrera de investigación pero no lo consiguen por el drástico colapso de la oferta de contratos”.

Lo que nos muestra los escenarios que fomentan las vocaciones científicas son la de tener referentes de difusiones científicas, como se hace en el CAEU de la OEI, en IBERTIC, la plataforma ENCIENDE (Enseñanza de las Ciencias en la Didáctica Escolar; es un proyecto pionero, impulsado por COSCE con el apoyo del Ministerio de Ciencia e Innovación), en el que profesionales y estudiantes pueden participar de modo activo en acciones y proyectos dirigidos a fomentar las vocaciones científicas y conseguir un mayor conocimiento de la ciencia.

 Estos enfoques también fueron investigados por Anna Artigas, Raquel Rios, Roser Pintó, (2013), por lo que proponen proporcionar entornos donde el alumnado pueda interaccionar con profesionales del sector STEM, o bien pueda sentirse identificado con ellos y con su trabajo mediante "role-models", a través de juegos de rol, etc.

Desde el aspecto educativo, la enseñanza y la difusión de la ciencia, tecnología e innovación, en la escuela y la comunidad debe abordarse involucrando la participación del gobierno, el sector productivo y las instituciones científicas y académicas como sostiene Jorge Sobato (1968); enfocado a las siguientes dimensiones: a) información e interés sobre temas de ciencia y tecnología (documentales de ciencia, vida animal o medio ambiente, visita a museos, exposiciones de ciencia y tecnología), b) opinión sobre ciudadanía y políticas públicas en ciencia y tecnología (Reportes de los avances científicos en los países del mundo y su aporte en el desarrollo económico, social y cultural), c) actitudes y valoraciones respecto a ciencia y tecnología, d) apropiación social de la ciencia y tecnología considerando la participación social.

Referencias bibliográficas

Anna Artigas, Raquel Rios, Roser Pintó, (2013); ¿Cómo fomentar las vocaciones científico-técnicas? (2013), UABDIVULGA, Revista de divulgación científica; en http://www.uab.es/servlet/Satellite?cid=1096481466568&pagename=UABDivulga%2FPage%2FTemplatePageDetallArticleInvestigar&param1=1345657713682

Antonio Flores Moya (2008), EL PAPEL DE LA DIVULGACIÓN. SOBRE LA VOCACIÓN CIENTÍFICA: EL CIENTÍFICO ¿NACE O SE HACE?; en http://www.ortegaygasset.edu/fog/ver/530/circunstancia/ano-vi---n—15---enero-2008/opinion/el-papel-de-la-divulgacion—sobre-la-vocacion-cientifica—el-cientifico—nace-o-se-hace-

Claudia Romagnoli y Gonzalo Gallardo; Alianza Efectiva Familia Escuela: Para promover el desarrollo intelectual, emocional, social y ético de los estudiantes. En http://valoras.uc.cl/wp-content/uploads/2010/09/alianza_familia_escuela.pdf

Duarte M. Carlos, Profesor de Investigación, CSIC, en el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA); en http://www.huffingtonpost.es/carlos-m-duarte/vocaciones-cientificas-en_b_2565544.html

EL PAÍS, Entrevista: desayuno con… José Funes. (05/12/2007) (http://www.elpais.com/articulo/ultima/descarto/haya/seres/universo/elpepusoc/20071205elpepiult_1/Tes)

IBERTIC en http://www.ibertic.org/

MARTA VÁZQUEZ-REINA (2011); Cómo fomentar el interés por la ciencia en los escolares; en http://www.consumer.es/web/es/educacion/cultura-y-ciencia/2011/04/24/200241.php

Plataforma ENCIENDE en http://enciende.cosce.org/

Máster Universitario on line "Cultura de la Ciencia y de la Innovación"

18 de mayo de 2014
El Máster se compone de un total de 60 ECTS, desarrollados a lo largo de un curso académico y distribuidos en tres módulos. Cuenta con cuatro itinerarios, dos sobre cultura científica (uno con orientación profesional y otro con orientación académica) y dos sobre cultura de la innovación (también con un perfil profesional y otro académico). Los itinerarios de cultura científica se impartirán en la Universidad de Oviedo y los itinerarios de cultura de la innovación se impartirán en la Universidad Politécnica de Valencia con la participación de la OEI a través de su Centro de Altos Estudios Universitarios CAEU

Más información [+]

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac