OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

¿Cómo usar el entorno para el aprendizaje?

11 de diciembre de 2018

Sabina Ximena Inetti Pino, Montevideo, Uruguay. IBERCIENCIA.Comunidad de Educadores para la Cultura Científica. Uno de los desafíos más enriquecedores en los diseños de los programas anuales es cómo usar el entorno para potenciar el aprendizaje y las vocaciones científicas a través de experiencias innovadoras que impliquen recursos al alcance de todos

Cada día es sorprendente cómo gracias a la tecnología podemos conocer nuevos espacios y personas que se encuentran a grandes distancias de nuestros hogares y centros educativos. A ello es importante sumar que dispositivos como computadoras y celulares son de fácil acceso para nuestros alumnos lo que implica una ventaja a la hora de trabajar diversos temas en el aula.

Muy frecuentemente excelentes proyectos interdisciplinarios quedan enmarcados solamente en un centro educativo y la oportunidad de replicarlo con otros se puede desvanecer. Conozco tres experiencias que muestran la riqueza humana y académica del diálogo entre alumnos y docentes de varias instituciones educativas.

La primera consiste en utilizar solamente una computadora con el programa de Skype instalado y tener un contacto docente en otro lugar ya sea a nivel nacional o internacional. Es una experiencia que se realiza a través del programa educativo Fullbrigt Uruguay en donde varios docentes tienen la oportunidad de viajar a los E.E.UU para conocer una experiencia distinta tanto en el proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos como en la formas de abordar el aula por parte del docente a cargo. Ese intercambio de perspectivas permite diseñar proyectos de trabajo colectivo entre varios centros y el compromiso de dialogar de forma online cada quince días para fortalecer lazos y seguir planificando en conjunto. Un aspecto muy importante es que los alumnos también tienen un contacto fluido entre sí ya sea para aprender de la disciplina que en esta ocasión era Inglés sino para conocer todo lo referente a una nueva cultura.

Otra versión de la propuesta se puede realizar trabajando “en pares” con colegas que conozcamos de nuestras capacitaciones cotidianas o de congresos en diversas partes del globo. Siempre es importante coordinar con tiempo para que cada docente pueda incorporar a su propia forma de trabajo otros ritmos y realidades. Además la posibilidad de elaborar documentos compartidos con “Google Drive” mejora las dinámicas de trabajo. Es necesario destacar que en estos proyectos es importante que se lleve un registro cotidiano de las experiencias con comentarios, reflexiones, problemas que fueron surgiendo para luego divulgar científicamente los procesos por lo que se han transitado.

La segunda son los “Campamentos nacionales y latinoamericanos sobre Cultura Científica” que cada día son más difundidos y apoyados por los diversos centros educativos. En esta experiencia tanto los alumnos como docentes de múltiples disciplinas tienen la posibilidad de compartir por lo general una semana de actividades de campo en donde se aplican metodologías cuantitativas y cualitativas de análisis sobre determinados temas de estudio para luego compartir los resultados de forma colectiva. Por lo general, luego de finalizada la experiencia se forman grupos de trabajo entre alumnos y docentes de forma permanente teniendo gran impacto en la construcción de vocaciones científicas dentro de las orientaciones educativas existentes sobre todo pensando en el bachillerato y en estudios de grado. Algunos ejemplos son el Campamento Científico Bayer Kimlu y los Campamentos nacionales organizados por la Dirección de Innovación, Ciencia y Tecnología del Ministerio de Educación y Cultura junto con la Administración Nacional de Educación Pública de Uruguay.

La tercera experiencia es llevada adelante por Ángela Monasor de España desde hace varios años y se denomina “Somos científicos” (https://somoscientificos.es/). Aquí los alumnos de 10 a 18 años interactúan científicos a través de internet en donde se los desafía con diversas preguntas lo que les permite divulgar su trabajo científico y desmitificar muchas concepciones erróneas construyendo nuevas posibilidades de pensar y hacer Ciencia en el aula. Solamente se necesita una computadora por alumno en cualquier parte del mundo y estar conectado a la misma hora, pues se lleva adelante en forma simultánea en España, América Latina y en otros territorios del mundo.

Por lo tanto, las formas que el aula puede tomar en la actualidad son muy diversas e interactivas con el entorno lo que permite incluir a los alumnos en procesos educativos desafiantes y que se pueden combinar perfectamente con el currículum tradicional.

 

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac