OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Con ellas fue posible

6 de octubre de 2016

María Elena Guntiñas Rodríguez. Santiago de Compostela. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Poder realizar proyectos de trabajo en colaboración con otros compañeros de profesión no siempre es posible sin embargo tuve la suerte de poder hacerlo en varias ocasiones y de cada una de ellas guardo un grato recuerdo por el enriquecimiento personal que me aportaron.

Uno de los proyectos fue el realizado a lo largo del año 2012 con miembros de esta Comunidad de Educadores. Fue muy ambicioso y, como consecuencia del trabajo eficaz de la coordinadora, llegó a buen término en diciembre de ese mismo año con el título Estrategias Educativas para el conocimiento de la Vulnerabilidad y Adaptación a los efectos del Cambio Climático en Iberoamérica. Sobre el desarrollo, complejidad e importancia de este trabajo colaborativo y sus aportes tanto profesionales como personales, escribí el artículo: El proyecto Iberoamericano sobre cambio climático fruto de la comunidad abierta IBERCIENCIA que fue publicado en este campus en septiembre de 2015.

Mi colaboración fue posible porque tenía alguna experiencia en este tipo proyectos. Retrocediendo en el tiempo, si la memoria no me engaña, puedo decir que para el trabajo intercontinental, internacional e interdisciplinar, llevado a cabo en esta Comunidad fue básico un trabajo realizado a lo largo del curso 1996-1997, ya pasaron 20 años, con Ángeles y Elena, la una química y la otra bióloga, ambas compañeras de profesión en distintos centros de enseñanza de la comunidad gallega, constituyendo así una experiencia interdisciplinar, intercentros e intracomunitaria.

El trabajo en cuestión es la Unidad Didáctica, escrita en gallego, titulada: Roteiro polo rio Ulla: desde o Couto de Ximonde ata o Coto de Sinde (Itinerario por el río Ulla: desde el Coto de Ximonde hasta el Coto de Sinde). La idea del proyecto no fue mía si no de Elena al finalizar, en mayo de 1996, un curso de perfeccionamiento para profesores sobre Medioambiente y ante la propuesta de constituir un Seminario Permanente en el próximo curso académico 1996 -1997. A la vuelta de vacaciones de verano, esto es, en septiembre, nos pusimos manos a la obra. La organización supuso comprensión; una de las tres tenía que ser la coordinadora, las tres teníamos residencia en Santiago pero sus centros de trabajo se localizaban a varios kilómetros de distancia, ambas eran madres de familia, … en consecuencia asumí la coordinación. El lugar, día y hora para las reuniones fueron otros puntos a consensuar, hubo que tener en cuenta los horarios de trabajo y sus desplazamientos, los horarios familiares, garantizar el no ser interrumpidas y, así, poder ser eficaces mientras estábamos reunidas...con todo esto y más llegamos a establecer que nos reuniríamos los miércoles a partir de las 6 de la tarde en una cafetería tranquila en la que servían un chocolate con churros muy bueno y rico. La dinámica sería revisar, consensuar y distribuir los ámbitos de trabajo semanalmente, de este modo cada una trabajaba independientemente el contenido asignado que sería analizado y corregido en la puesta en común. Su cumplimiento exigía fuertes dosis de responsabilidad. Así empezamos, paso a paso.

La elección del rio Ulla no fue casual si no que se debió a que es la cuenca más extensa, 2764 km2, después de la del río Miño, de la comunidad gallega, a que drena a media Galicia y en su desembocadura forma la mayor de las rías gallegas, la ría de Arosa, ría de gran importancia económica ya que en ella se produce la mayor cantidad de mejillón de todo el mundo. Además el Ulla pasa por el Este de Santiago de Compostela y en él vierten sus aguas los dos ríos santiagueses Sarela y Sar, este último conocido internacionalmente por el poemario En las orillas del Sar de nuestra ilustre poetisa y escritora Rosalía de Castro.

Otro mérito de este rio es el de ser uno de los más salmoneros de Galicia, el segundo después del Eo. Junto con el salmón en las aguas del Ulla viven, entre otros peces, truchas, anguilas y lampreas, los cuatro incluidos en el catálogo gallego de especies amenazadas. Cuál elegir para estudiar?, ...de las cuatro nos inclinamos por el salmón en base a que era un recurso económico y social importante y las estadísticas de captura en los Cotos del Ulla de los últimos años eran muy preocupantes: 1993 - 0 salmones; 1994 - 4 salmones; 1995 - 1 salmón; 1996 - 2 salmones y en 1997 se capturaría 1 salmón. Este descenso en las capturas y de la población de salmónidos, no solo en el Ulla si no en todos los ríos españoles, se había iniciado en los años 80 y alcanzó los límites absolutos en los 90. Tal catástrofe estuvo motivada por la contaminación provocada por las actividades humanas como la agricultura, la ganadería y la minería pero, en este caso, fundamentalmente, estaba ocasionada por los aprovechamientos hidroeléctricos, así las presas de Sinde y Couso construidas entre Ximonde y Sinde impedían el remonte rio arriba de los salmones para alcanzar las zonas de freza o cría. Consciente del problema la Xunta de Galicia había iniciado el programa de recuperación de salmónidos a inicios de los años 90 y en 1993 se inauguró la Estación Ictiológica de Ximonde en la que se capturaban los salmones propios del río. Allí se les inducía el desove y se controlaban en estanques a los embriones y juveniles que se soltarían al rio en la época idónea. Así mismo, se construyeron escalas en la presa de Couso y en la de Sinde, presa hoy día desaparecida, para facilitar el remonte de los salmones y posteriormente se cerró para la pesca el coto de Ximonde hasta el año 2004, siendo hoy el mejor coto de España en el que se pueden capturar una media de 55 salmones por temporada.

Por otra parte la Unidad Didáctica tendría que ponerse en práctica en su totalidad y para la realización de las actividades de campo las distancias deberían ser asequibles, para lo cual determinamos que la experimentaríamos con los alumnos del IES As Fontiñas, esto es, los de mi centro, ya que el coto de Ximonde, el más alejado del mar, está a 23 km de distancia de Santiago, abarca 700 m del rio, a continuación, rio abajo, se halla el coto de Couso que comprende 500m; aquí hay un puente colgante sobre el rio cuyo que hubo que cruzar y ello dio pie a una emocionante experiencia para todos los alumnos. Le sigue el coto de Sinde, el último de nuestro recorrido pero no del rio Ulla, delimita otros 700 m del curso fluvial a 20 km de la desembocadura en la ría de Arosa pero tan solo a 10 km de la influencia de las mareas. Es evidente que para poder afrontar este objetivo previamente, nosotras, tendríamos que hacer el estudio de campo. Lo hicimos y resultó ser una experiencia muy enriquecedora y que originó un aumento considerable de contenidos y el nacimiento de nuevos objetivos y actividades.

En nuestro itinerario nos encontramos con un puente medieval espectacular, a Ponte de Pontevea, que tendríamos que incluirla en los contenidos, explicarla, indicar por que es medieval y no romana, como tantas otras en la creencia popular, para ello sería necesario estudiar y ser asesoradas por alguien entendido en la materia. Tuvimos la inestimable ayuda del hermano de Ángeles, especialista en historia y arte, que nos proporcionó material abundante y serio. Próxima al puente, una fuente termal, la Burga de Pontevea, lo que supuso abrir un nuevo apartado, el de las aguas termales, muy abundantes en Galicia, en el que se tratara de forma seria y profunda, este caso particular, resaltando no solo su importancia terapéutica por la calidad de sus aguas si no, también, el estado de abandono en el que se encontraba. Para este apartado recurrimos a la Facultad de Químicas de Santiago de Compostela ya que uno de sus insignes profesores, el Dr. Don Antonio Casares, había hecho y publicado la composición y la aplicación terapéutica de la mayoría de las aguas termales de Galicia y entre ellas se hallaba la de la Burga de Pontevea. En el bar de pescadores del coto de Sinde hablamos con los pescadores, nos contaros aventuras sobre la pesca del salmón, de la ausencia del salmón en los últimos años...allí y de su boca me enteré del Campano, el primer salmón que se captura en el rio, y como se festejaba tal evento anunciado con el sonido de las campanas de las iglesias de la ribera del rio y por las voces alegres de los pescadores. Los técnicos de la estación ictiológica nos comentaron sus progresos, del error cometido en años anteriores al soltar alevines provenientes de otros países ya que los adultos regresaban al rio de su nacimiento y no al Ulla y caímos en la cuenta del gran poder del olfato en estos animales, por eso había que repoblar con alevines autóctonos nacidos en las aguas del río Ulla.También observamos feismo, impactos ambientales...otro apartado que resolvió magistralmente Ángeles con un juego de rol en el que intervenían todos los niveles sociales exponiendo sus intereses y críticas.

Con toda la información recogida y contrastada, y después de la experimentación redactamos y dimos forma a la Unidad Didáctica y en el apartado de Justificación escribimos: ...El desconocimiento del entorno próximo por parte del alumnado y el alto grado de abandono social de ciertos recursos naturales de la zona de estudio nos animó a la realización de este proyecto. Con este trabajo se pretende despertar la inquietud por el conocimiento y por el estado del medio que rodea al alumno y sensibilizarlo para su cuidado y conservación...Para ello desarrollamos contenidos que abarcaban temas hidrológicos, climáticos, edáficos, mineralógicos, petrológicos, biológicos, ecológicos, paisajistas, químicos y médicos. Para la realización del itinerario delimitamos 6 paradas: Coto de Ximonde, Burga de Pontevea, Ponte medieval, Outeiro de Reis, Coto de Couso y Coto de Sinde, indicando el interés de cada una y las actividades específicas.

La valoración de la experiencia fue positiva y nos dio ánimos para presentarla en los VII Encuentros de Seminarios Permanentes y ahí tuvimos la enorme y grata sorpresa de la presencia de la alcaldesa del municipio de Pontevea, que se acercó al terminar nuestra intervención para hablar sobre la Fuente. Desconozco si fuimos la causa de que hoy día se haya recuperado tanto la Fuente como su entorno, de tal forma que es un paraje natural de gran belleza y tranquilidad que invita al paseo. Además, como consecuencia de las medidas de recuperación de la población de salmónidos realizadas por la Administración, los cotos se han recuperado y están catalogados como los mejores en el ámbito nacional, sobre todo el de Ximonde. En resumen que después de 20 años, socialmente, se ven cumplidos nuestros objetivos.

En fin, supuso mucho trabajo, muchas horas pero aprendí mucho de mis compañeros que se implicaron en el proyecto, de los pescadores, de los técnicos de la Xunta de Galicia, de mis colegas de trabajo y amigas, Elena y Ángeles. Ah! Me olvidaba comentar que lo presentamos a un concurso y fue premiado con una estancia de cuatro días en el CENEAM (Centro Nacional de Educación Medioambiental en Valsaín, Segovia) y que lo disfruté por decisión y generosidad de mis compañeras de proyecto, por eso ...CON ELLAS FUE POSIBLE!

 


Zona de freza de salmones en el rio Ulla.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac