OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Construyendo la educación e investigación ambiental en Iberoamérica

18 de agosto de 2016

M. Sc. Bertha García Cienfuegos. Red Peruana de Investigación Ambiental
Universidad Nacional de Tumbes, Perú. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores Iberoamericanos para la Cultura Científica
A medida que se incrementan las presiones sobre los recursos naturales en Iberoamérica, se reconoce que las herramientas ambientales y sociales que guían el desarrollo económico son de carácter reactivo y tienen un papel marginal; los resultados negativos de esta situación son evidentes: pérdida de servicios ecosistémicos críticos -de los que depende la sociedad humana- y extinción acelerada de especies; estos, junto a la creciente probabilidad de cambio climático severo, hacen necesaria la adopción de enfoques proactivos hacia el desarrollo sostenible, una de estas herramientas proactivas lo constituye la educación e investigación ambiental.

Es concebido que la educación ambiental, constituye un proceso continuo, interactivo e integrador, mediante el cual el ser humano adquiere conocimientos y experiencias, los comprende y analiza, los internaliza y los traduce en comportamientos, valores y actitudes que lo preparen para participar protagónicamente en la gestión del ambiente y el desarrollo sustentable; todo ello, nos hace pensar, en la educación como un instrumento eficaz para incidir en los comportamientos colectivos, educación en sentido amplio y en sentido permanente que se inicia en la escuela y que debe continuarse a lo largo de toda la vida del hombre.

En tal sentido, la complejidad de los sistemas del planeta Tierra y sus interacciones exigen, pues, que la educación ambiental no solo sea enfocada en actividades puntuales de aprendizaje sobre el medio ambiente o naturaleza, sino una interacción de aprendizajes, diálogo de conocimientos y experiencias que nos permitan habitar este planeta como personas responsables y conscientes por el mantenimiento y compartir la vida, tanto de la especie humana como de las innumerables otras especies en convivencia.
Así, uno de los enfoques de la educación ambiental consiste en entender esta red de convivencia, basando nuestras acciones en una ética del cuidado, por tanto es fundamental la movilización de las personas en proyectos colectivos y participativos; siendo urgente, proponer alternativas a este sistema, estimulando otros modos de vida en sociedad, estas alternativas se deben construir colectivamente como parte integrante de la educación ambiental, constituyen una tarea política que cuestiona y direcciona los rumbos de nuestra civilización, buscando empoderar y ayudar a las personas para que puedan actuar en la gestión ambiental desde sus localidades.

Este proceso, necesita encontrar en las actitudes y acciones, conceptos y paradigmas, lo que implica un amplio proceso de educación ambiental desde nuestras instituciones y países.

A partir de este contexto ¿Cómo generar esta nueva relación hombre- medioambiente?, ¿Cómo fomentar una relación más armoniosa, comprometida, respetuosa y contextualizada con nuestro ecosistema?. ¿Como actuar en la construcción de la sostenibilidad ambiental?

Para ello es imprescindible construir y/o difundir experiencias pedagógicas por paises, propuestas metodológicas de experiencias nacionales y proyectos integrales de educación ambiental, como alternativas para educar ambientalmente a niños, jovenes y adultos, cuyo objetivo principal es promover el conocimiento, el cuidado y el respeto por el entorno cultural y ambiental de nuestros ecosistemas.

En esta prospectiva, los ámbitos ambientales de acción social involucran los aspectos: educativo, comunitario, institucional, socioproductivo (abarca también la educación en el ámbito rural), e internacional

Necesidades de investigación ambiental

La diversidad geográfica de los países iberoamericanos presenta desafíos para la toma de decisiones, de igual manera, la importancia de formar parte de una economía globalizada, y de lograr el crecimiento económico sostenible que cada país requiere, nos obliga a contar con mecanismos apropiados para la generación de información, que contribuya científica y tecnológicamente a la formulación y aplicación de modelos, políticas y estrategias orientados hacia el desarrollo sostenible.

Las actividades de investigación son claves para lograr el desarrollo sostenible de un país, permiten generar conocimiento que contribuye a la toma de decisiones, impulsan la innovación que mejora la eficiencia de los procesos productivos, y fomenta ciudadanos informados y con conciencia crítica sobre los problemas que aquejan a la sociedad; se espera incrementar la cantidad y calidad de conocimiento que contribuya a enfrentar los desafíos de la gestión ambiental.

Por ende, la investigación académica y científica se convierte en el eje central que permite la generación y el desarrollo de este conocimiento; sin embargo, no existen mecanismos ordenados que permitan impulsar, de manera integrada y con el impacto que se requiere procesos de investigación e innovación en función a las necesidades de cada país.

Diagnóstico y agenda ambiental

El diagnóstico de la Agenda Ambiental de cada país, permitirá identificar una serie de acciones que deben implementarse en el corto, mediano, y largo plazo; así como líneas de investigación ambiental cuyo desarrollo es de principal interés para el país; con este documento las universidades, institutos, centros de investigación tendrán mayor claridad en la temática que requiere el Gobierno central sobre investigación y a su vez las autoridades del Gobierno puede tendrán resultados de investigación con una base científica para implementar políticas concertadas.

De allí, que las líneas de base deberán ser elaboradas haciendo un mapeo general de actores, ó sea quienes están investigando, que están investigando y que grupo de investigación existe, esto permitirá construir la agenda y plasmar las líneas de investigación requeridas.

En definitiva, el enfoque ambiental de los países iberoamericanos debe estar orientado a resolver los grandes problemas planetarios: superpoblación y desigualdades, incremento del efecto invernadero, destrucción de la capa de ozono, humanización del paisaje, preservación de la biodiversidad, erosión y destrucción de la amazonia; teniendo como paradigmas los componentes del enfoque ambiental en salud, gestión del riesgo y ecoeficiencia.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac