OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Cultura científica: desde los medios de comunicación a las aulas. Nuestros contenedores

12 de octubre de 2016

Álvaro Restrepo. IBERDIVULGA. Se realiza con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía
Contenedor de Cultura Científica 7: Otros tema de Cultura Científica.
Este contenedor aborda una pluralidad de temas que, por su carácter amplio, son difíciles de clasificar en los otros contenedores restantes. La diversidad es lo que le da su valor. Además de ser fuente de discusión, constituyen temas apasionantes en los que la innovación y la cultura científica se manifiestan. A su vez, buscan el fomento de la comprensión lectora. A continuación, se presenta el resumen de 6 artículos allí contenidos. Los seis artículos representan una muestra de la propuesta del contenedor número 7.

Las ciencias y las artes parecen dos campos lejanos, pero ¿pueden establecerse puentes entre ellas? Esta es la cuestión que aborda Gabriela Frías en su reportaje Arte e ciência: labirintos que se encontram. En el caso particular de la UNAM, México, se ha logrado establecer una cooperación entre las áreas disimiles de ciencia y de artes de la Universidad. Lo anterior ha desembocado en diversos proyectos conjuntos en los que acercan a personas de cada grupo a la labor y visión de cada área. Así, por ejemplo se ha dado una sesión de arte sonoro en un instrumento hecho con pipetas, tubos frascos y microorganismos. Este artículo muestra de forma clara e inspiradora la posibilidad de cooperación entre las ciencias duras con las ciencias sociales y humanas, en un encuentro enriquecedor e innovador.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/7MMG218.pdf

Desde julio de 2009 la OEI tiene una Comunidad de Educadores para la Cultura Científica de afiliación gratuita que ya supera los 4.500 miembros que tiene su origen en la particpación en un curso masivo y gratuito sobre educación para la cultura científica. Todo el proyecto se basa en unos materiales que se crean bajo la dirección (y la mayoría de los casos la autoría) de Mariano Martín Gordillo. Todo se basa en el uso de artículos de prensa iberoamericana y la propuesta de unas tareas que tras los ajustes precisos son usados por docentes y llegan a millones de estudiantes. Todo este desarrollo se realiza con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía

Miguel Ángel García se interroga sobre las profesiones del futuro en su artículo ¿Qué estudiaran los bebés de hoy? Con este propósito entrevista a diversas personas del mundo de la academia, para determinar que campos serán los de mayor demanda. El primer resultado que extrae es que muchos de los cargos aún no existen, pero irán surgiendo según el progreso científico y tecnológico continúe. Para sorpresa de muchos, la ingeniería en sí no garantizara un empleo, será más probable que un matemático sea contratado, entre otros. Finalmente, García finaliza haciendo una reflexión sobre el presente, pues no es posible considerar el futuro sin antes construir el camino que allí conduce. Hace una pequeña crítica al sistema español y a su rechazo por las maestrías profesionales, al igual que a la necesidad de incluir la tecnología en la educación.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/7MMG207.pdf

Por su parte, Lorena Nosti en su reportaje Los contenedores del cambio hace alusión a la iniciativa de la Comunidad de Educadores por la Cultura Científica promovida por IBERCIENCIA, bajo el ala de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura. La promoción de los 7 contenedores como metodología para la enseñanza y promoción de la cultura científica en las aulas ha sido altamente valorada por los profesores. Ella corresponde a una forma creativa y diferente de aproximarse a las temáticas científicas siguiendo una visión interdisciplinar, saliendo del currículo cerrado de la escuela. Además de servir de ejercicio de comprensión lectora y pensamiento crítico, los contenedores llevan al estudiantado a ver los temas científicos de una manera atractiva. Esta iniciativa iberoamericana aprovecha la unidad de lenguas (español y portugués) para favorecer los procesos de enseñanza didácticos a nivel regional. Así, Nosti nos presenta esta propuesta rica y exitosa ampliamente utilizada en Iberoamérica.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/7MMG203.pdf

El papel de la investigación en Ecuador ha ido en aumento en los últimos años, un país que tradicionalmente ha preferido la importación de tecnología según el artículo Ecuador Ostenta tres avances científicos de Andrés Jaramillo. De acuerdo con el reportaje, el cambio hacia la I+D ha sido promovido en parte por los ecuatorianos que han estudiado en el exterior y regresado, al igual que las políticas públicas entorno a esta materia y las alianzas con el sector privado. De este modo, Ecuador presenta tres resultados remarcables: el estudio de plantas de la Amazonía para tratar el cáncer; el descubrimiento de una nueva especie de mamífero; y la creación de una bomba petrolera que permite producir un pozo, registrar información, transmitirla y restaurar la presión del mismo. En este sentido, se ve una transformación de dicho país respecto a la ciencia y tecnología.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/7MMG214.pdf

Siguiendo la línea de la educación y de la formación se encuentra el artículo de opinión de María Garcés ¿Están los estudiantes bien preparados? En este espacio, ella no se cuestiona por la calidad de la educación básica y secundaria que dan las bases para la entrada a la universidad, sino que pone en duda el papel de la universidad en la formación de los futuros profesionales. La falta de autonomía y del saber con sentido son dos de los puntos tratados por la autora. Nos enfrentamos a estudiantes con buenas capacidades de redacción, competentes, pero que carecen de una verdadera comprensión del mundo. Esto se explica por tres procesos relacionados: 1) la saturación de la atención por un crecimiento exponencial de la información; 2) la segmentación de disciplinas y públicos; y 3) la estandarización de los procesos y de los resultados. Esto solo puede ser solventado, en parte, por la promoción de una verdadera interdisciplinariedad en relación con las esferas sociales y el replanteamiento del lugar de la institución de enseñanza superior en la sociedad.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/7MMG199.pdf

Ahora bien, Alejandro Tiana en su artículo Desinterés por la cultura científica se interesa sobre todo a la desaparición del curso historia de la ciencia del currículo de educación secundaria. Tiana lamenta este hecho, puesto que dicha asignatura constituye parte esencial en la formación de ciudadanos cultos y críticos en la sociedad española. La posibilidad que ello abre a los estudiantes de alcanzar una formación doctoral o posdoctoral sin acercarse de nuevo a la ciencia es de carácter crítico, pues la visión que tendrá será probablemente limitada frente a la innovación y cambios tecnológicos. Es así que el autor plantea una discusión alrededor de una temática actual con consecuencias en las generaciones futuras. 
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/7MMG196.pdf

Les recomendamos unirse a nuestra comunidad y acceder a la totalidad de materiales que ya han sido publicados.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac