OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Del pasado al presente: un diálogo constructivo

17 de octubre de 2016

Álvaro Restrepo. IBERDIVULGA. Dentro de sus propósitos el área de ciencia de la OEI está la promoción de la cultura científica, ligada a la innovación. El objetivo es que los docentes puedan contribuir a la formación de nuevas generaciones de científicos a través del uso de herramientas didácticas y ejemplos concretos. En esta emisión de El ladrón de cerebros se trata el aporte, los usos prácticos de la ciencia y su conexión con el medio social, económico y político.

Esta serie promovida por el Ministerio Coordinador de Conocimiento y de Talento Humano del Ecuador busca divulgar el conocimiento científico producido en dicho país iberoamericano. Para ello, el periodista y divulgador Pere Estupinyà recorre el territorio ecuatoriano en búsqueda de las personas de ciencia, permitiéndoles compartir sus proyectos innovadores dirigidos al mejoramiento de la calidad de vida de todos. Esta propuesta apasionante invita al espectador a vivir la ciencia siguiendo los pasos de quienes muestran que esta va más allá de la tabla periódica. Los usos prácticos de la misma son expuestos de modo que todos puedan comprender el rol del sector científico en el desarrollo tanto a nivel local como nacional.

La apuesta del gobierno ecuatoriano por un encuentro de saberes constituye una iniciativa importante para los países en Iberoamérica. Es el diálogo entre la cultura científica y las culturas ancestrales lo que ha permitido, en gran medida, la propuesta hecha por los ecuatorianos de un modelo inclusivo y participativo de las ciencias. Así por ejemplo, en el capítulo Reconstruyendo el pasado con la ciencia (capítulo 7), se muestra la capacidad de articular los conocimientos y técnicas científicas a los esfuerzos por comprender mejor a los pueblos originarios en América hace miles de años. No obstante, no todo acaba allí. Dichos avances buscan ser articulados con el presente, de tal modo que sea enriquecedor para todos.

Mediante los trabajos de varios cerebros como Julio Hurtado, investigador de la cultura Mayo-Chinchipe; Fernando Mejía, arqueólogo del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural; Jaime Pagan, arqueólogo y paleoetnobotánico; y Cristian Balarezo y Fernando Espinosa, investigadores y conservadores del arte, se establece de una forma creativa el vínculo de lo científico con lo social e histórico. De este modo, se supera el límite tradicional establecido entre ciencias y “letras”, apostándole a una verdadera interdisciplinariedad.

Así, este capítulo nos relata los hallazgos de la domesticación del cacao en plena Amazonía ecuatoriana por una sociedad compleja y sofisticada hace 5000 años. Contrario a lo que se cree, el cacao es procedente de la Amazonía y no de México, pero por medio de complejas redes comerciales, este llega al norte del continente. Esta riqueza cultural, al igual que las ruinas llenas del misterio del pasado, permiten un arqueo turismo, una salida económica que aporta a la comunidad en la actualidad. De igual modo, la ciencia aporta para derrumbar estereotipos y mitos, como por ejemplo la inexistencia de culturas precolombinas avanzadas a parte de los incas o mayas. También está el caso de la Amazonía, que lejos de ser un bosque prístino, como afirma Pagan, ha sido sometido a cambios de manos del hombre durante miles de años.

Es posible ir aún más lejos. Por medio del análisis de un grano de maíz o material antiguo, se abre la posibilidad de entender el pasado. La ciencia permite incluso develar los secretos que ocultan las pinturas. El programa nos relata y nos introduce en la magia de las ciencias, que no solo no oculta sus trucos, los comparte con el fin de tener un impacto social, económico y hasta político.

 

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac