OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Dinosaurios digitales

12 de junio de 2018

Patricio Elías Guzñay Lema. Santo Domingo de los Tsáchilas – IDD Ecuador – CONACCE. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
El termino dinosaurio es usado para nombrar a los animales de la prehistoria, pero de manera peyorativa a persona que son anticuadas o que no han logrado asimilar los distintos cambios tecnológicos de esta época.

La época que vivimos es una autopista de tecnologías que muchos de los adultos o antiguos, no comprenden, mientras que los niños nacidos en esta época, los adolescentes, pareciera que, desde el vientre de la madre, ya salen interconectados con un mundo digital en su mismo ser.

Otros por el contrario las personas adultas que tratan de apegarse en esta epoca se vuelven híbridos, con fronteras borrosas y pensando entre bienes y servicios, tangibles e intangibles, conectividad física y virtual; que los adultos entre estas y otras cosas, dan pasos a lentitud como un dinosaurio perdido de su habitad en este mundo tan moderno.

Un dinosaurio adulto en modo híbrido que cabalga en cierto modo entre tres épocas: la prehistórica, que sumerge a un tercio de la población latinoamericana en la pobreza y hace de nuestra región una de las más desiguales del planeta, con la más grande brecha digital entre edades; la contemporánea, que presenta instituciones y esquemas de negociación internacional más propias del siglo XX que del siglo XXI, los desconectados de lo digital y aún viven de manera análoga; y la futura, donde asoman nuevas tecnologías cuyos impactos incipientes obligan a distinguir entre la ciencia y la realidad posible. Dando como resultado la creación de autos voladores, la impresión 3D, la bioeconomía sintética, las nuevas cadenas de valor con fenómenos de relocalización, la superinteligencia artificial, la nanotecnología, y la red de internet, son apenas puntas de un iceberg fascinante y completo de todo lo que un dinosaurio digital batalla cada día.

El futuro está presente en el ámbito de la tecnología, en nuestra región aún tenemos el desafío de generar reducción en la brecha y por ende construir una equidad social, educación más accesible para todos, con la famosa integración 4.0, en la era de los robots, no se detendrá a esperarnos. Debemos ser activos y anticipatorios, para que sea una integración inclusiva, donde la tecnología esté al servicio de una región que apuesta con inteligencia y creatividad a mejorar la vida de los demás.

Una estadística, menciona que los Millennial de estratos bajos que no poseen habilidades informáticas superan ampliamente a los de mayor poder adquisitivo. La polarización es una constante. Además, el 22% de los jóvenes no estudia ni trabaja. Este grupo, donde se destaca una alta proporción de mujeres que se dedican al cuidado de sus hijos y el hogar, tiene un vínculo más distante con la tecnología e Internet. Además, son quienes poseen menos dispositivos y conectividad en el hogar. En contraste, otro 20% de jóvenes tiene una relación más cercana con la tecnología, que la utiliza también para comprar, estudiar, trabajar e informarse y tiene además una visión más positiva sobre el futuro y su impacto en el desarrollo.

En diferencia a lo anterior en esta época actual, surgen las habilidades 4, dentro de la esfera educativa tampoco se ha producido una ruptura: hoy conviven las actitudes y prácticas tradicionales con aquellas que incorporan la tecnología. Esto se manifiesta en la composición de la matrícula o su camino en la preparación, la visión sobre el impacto de la tecnología en la formación y en las habilidades para manejar las herramientas informáticas de mayor grado de sofisticación.

En este gran mundo digital que pelea con los dinosaurios digitales, existen varias generaciones representativas como son, la Generación Y nació bajo el flujo de Internet. La tecnología como particular de la comunicación en su uso el mismo Internet, telefonía móvil y redes sociales, se encuentra profundamente internalizada en los jóvenes, que la usan de manera intensiva como una herramienta cotidiana de entretenimiento y socialización. Se atenúa su aplicación en el ámbito laboral, en la capacitación, en el uso de e-commerce y como medio de acceso a información (donde predomina la TV).

La generación X, conjuran por lo tanto una generación que exhibe diferencias notorias, principalmente en lo referido a sus creencias, valores, gustos, modos de trabajo y estilos vinculares.

Son la primera generación en la historia de la humanidad que considera a Twitter y otros sitios como Facebook, YouTube, Google y Wikipedia, no como innovaciones asombrosas de la era digital, sino como partes cotidianas de su vida social y su búsqueda de entendimiento.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac