OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Dr. Alfredo Mayor: “La malaria ha condicionado la historia de la humanidad”

1ro de marzo de 2017

Enfermedades de la pobreza: Malaria
Según datos de la Organización Mundial de la Salud, se registraron unas 429.000 muertes en 2015 a causa de la malaria, localizándose la mayoría de ellas en el continente africano. Esta enfermedad supone una realidad grave, no sólo por el número de fallecimientos que puede generar, si no por ser un claro condicionante del desarrollo laboral, escolar y social en los países en los que deja su huella. Para entender mejor qué es y qué supone esta patología, nos responde el Dr. Alfredo Mayor, experto en Epidemiología Molecular de la Malaria y especialista del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal).

Entrevista de HBakkali para IBERDIVULGA.

¿Qué enfermedades son las que en mayor grado afectan a países en vías de desarrollo?

Enfermedades respiratorias, la malaria, la tuberculosis, la malnutrición y enfermedades de transmisión sexual, como el VIH, son las principales causas de mortalidad en los países en vías de desarrollo. Sin embargo, en los últimos años se ha ido notando un aumento de las enfermedades no transmisibles como el cáncer, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y las enfermedades respiratorias crónicas, probablemente debido a cambios en los hábitos que están experimentando las sociedades africanas.

¿En qué medida ayudan los países ricos a los pobres en materia de asistencia e investigación?

La ayuda es limitada, especialmente durante los últimos años de crisis económica en los que hemos sufrido una reducción en la financiación europea para investigar en enfermedades relacionadas con la pobreza. Reducciones similares se esperan en EUA durante la era Trump. Gran parte de la financiación depende del impulso filantrópico de individuos como Bill Gates.

¿Podemos hablar de enfermedades en las que no es rentable investigar?

No creo que la investigación en salud deba ser rentable. El goce del grado máximo de salud que se pueda lograr es uno de los derechos fundamentales de todo ser humano y no debería estar sometido a las leyes del mercado.

¿Qué relación existe entre malaria y pobreza?

La malaria ha condicionado la historia de la humanidad y sigue condicionando el desarrollo de las sociedades. La malaria es la principal enfermedad que causa pobreza al impedir el desarrollo. No solo impacta de forma directa la salud de las personas, sino que también afecta gravemente el rendimiento laboral y escolar, al ser la causa de que muchos adultos no puedan trabajar y de que los niños no puedan ir a la escuela. Por tanto, significa un lastre económico para los países.

¿Cómo podríamos definir esta enfermedad?

El paludismo es causado por parásitos del género Plasmodium que se transmiten al ser humano por la picadura de mosquitos hembra del género Anopheles. Hay cinco especies de parásitos causantes del paludismo en el ser humano, si bien dos de ellas - Plasmodium falciparum y Plasmodium vivax - son las más peligrosas. P. falciparum es el parásito causante del paludismo más prevalente en el continente africano. Es responsable de la mayoría de las muertes provocadas por el paludismo en todo el mundo. P. vivax es el parásito causante del paludismo dominante en la mayoría de los países fuera del África subsahariana. Después de la infección, los parásitos (llamados esporozoítos) viajan a través del torrente sanguíneo hasta el hígado, donde maduran y producen otra forma, llamada merozoítos. En el torrente sanguíneo los merozoitos infectan a los glóbulos rojos, donde se multiplican, provocando su ruptura y la liberación de nuevos merozoitos que infectan más eritrocitos.

¿A qué países afecta en mayor medida? ¿Qué población está en riesgo de padecer malaria?

Casi la mitad de la población mundial corre el riesgo de padecer el paludismo. La mayoría de los casos y de las muertes se registran en el África subsahariana, pero también se ven afectadas Asia Sudoriental, Latinoamérica y Oriente Medio. Algunos grupos de población corren un riesgo considerablemente más elevado que otros de contraer la enfermedad y presentar manifestaciones graves: los niños menores de cinco años, las embarazadas y los pacientes con VIH/sida, así como los emigrantes no inmunes de zonas endémicas, los viajeros y los grupos de población itinerante.

En cuanto a las vías de transmisión, ¿cuáles son más comunes?

La picadura del mosquito hembra Anopheles es la principal vía de transmisión. Se han reportado casos de transmisión vía transfusiones sanguíneas.

Actualmente, ¿cuál está siendo el abordaje terapéutico del problema?

La malaria se puede tratar de una forma relativamente eficaz gracias a los antipalúdicos. Sin embargo, aproximadamente un 20% de las personas que contraen la enfermedad acaba muriendo, debido a diagnósticos incorrectos y tratamientos tardíos. El tratamiento combinado recomendado incluye artemisinina y otro fármaco.

¿Es común la resistencia a los antipalúdicos? ¿Qué puede suponer esta circunstancia?

La resistencia a los antipalúdicos es un problema recurrente. Las resistencias en P. falciparum a generaciones anteriores de fármacos como la cloroquina y la sulfadoxina-pirimetamina se generalizaron durante las décadas de 1950 y 1960, lo cual afectó negativamente la lucha contra el paludismo.

A nivel de prevención, ¿qué acciones se exigen? ¿qué acciones y en qué medida se están adoptando?

La lucha antivectorial es el medio principal de reducir la transmisión del paludismo. Si la cobertura de las intervenciones de esta índole es suficiente en una zona determinada, se protegerá a toda la comunidad.

Hay dos métodos de lucha contra los vectores que son eficaces en circunstancias muy diversas: los mosquiteros tratados con insecticidas y la fumigación de interiores con insecticidas de acción residual. Además, se recomienda el uso del tratamiento preventivo intermitente en mujeres embarazadas para reducir los efectos adversos de la malaria en este grupo especialmente afectado.

Cuando hablamos de mortalidad, ¿qué cifras nos deja la malaria?

No se sabe con exactitud cuántas muertes produce la malaria. Según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud en su malaria report del 2016, 429 000 muertes en el 2015 se debieron a la malaria, la mayoría de ellas (92%) en la región africana. Pero ésa estimación puede ser conservadora. Resulta difícil ser exacto en estas estimaciones porque el grueso de estas muertes ocurre en África, donde hay pocos registros exhaustivos de la gente que muere y nace. Además, un porcentaje altísimo no tiene acceso a la atención médica y la mayor parte de las muertes ocurren en casa. Además, estas estimaciones no contabilizan la mortalidad indirecta, porque la malaria agrava otras enfermedades.

¿Es posible erradicar esta patología? ¿Qué estrategias exige cumplir este objetivo?

La eliminación del paludismo se define como la interrupción local de la transmisión por parásitos específicos causantes de la enfermedad en una zona geográfica definida gracias a los esfuerzos encaminados a conseguirlo. Es necesario seguir aplicando medidas para evitar la reaparición de la transmisión. Erradicación hace referencia a la reducción absoluta y permanente de la infección palúdica por las especies de parásitos causantes de la enfermedad, de modo que una vez se ha logrado la erradicación no es necesario seguir aplicando medidas. Existen diferentes estrategias para acelerar el camino hacia la eliminación, desde la intensificación de medidas de control vectorial hasta la administración masiva de antimalaricos a una población. Cada país puede avanzar en esta dirección a un ritmo que dependerá de su sistema nacional de salud, el nivel de inversión financiera y otros factores como los aspectos medioambientales, sociales, demográficos y políticos. En los últimos años, la Organización Mundial de la Salud ha certificado la eliminación del paludismo en siete países: Emiratos Árabes Unidos (2007), Marruecos (2010), Turkmenistán (2010), Armenia (2011), Maldivas (2015), Sri Lanka (2016) y Kirguistán (2016).

IsGlobal está fuertemente implicado en la lucha contra la malaria, ¿qué acciones está desarrollando? ¿A qué retos se enfrenta?

ISGlobal, en colaboración con el Centro de Investigaçao em Saúde de Manhiça (CISM) y el Ministerio de Salud de Mozambique, a través de financiación de la Fundación Gates y La Caixa, está implementando un plan de eliminación en el Sur de Mozambique. Para ello, se están intensificando las medidas de control vectorial y se están efectuando varias rondas de administración masiva de antimaláricos. Datos preliminares muestran que ha habido una reducción sustancial en la prevalencia de malaria en la población. Sin embargo, uno de los retos principales a los que nos enfrentamos es mantener la iniciativa para evitar la reintroducción de la malaria.

Instituto IsGlobal de Barcelona.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac