OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Dr. Pedro Herranz Pinto: "El sexo anal es un factor de riesgo de primer orden para el desarrollo de cáncer de ano"

26 de mayo de 2013

Entrevista realizada por HBakkali
El cáncer anal encuentra una alta prevalencia entre los pacientes infectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). Este tumor tiene entre sus factores causales directos la infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH), una infección que presenta tasas más elevadas en pacientes con VIH.

La Unidad de Cáncer Anal del Hospital Universitario La Paz de Madrid ha puesto en marcha un protocolo de cribado, similar al utilizado para el cáncer de
cérvix, dirigido a pacientes inmunosuprimidos, prestando especial atención a mujeres con antecedente de patología cervical, patología vulvar, o aquellos varones homosexuales infectados por el VIH. Los objetivos principales de este protocolo se centran en fomentar la prevención de la neoplasia, facilitar su diagnóstico precoz y procurar un tratamiento menos invasivo.

Sobre la incidencia de este tumor, su pronóstico, su abordaje terapéutico, la eficacia de la vacuna frente al VPH para su prevención, y la necesidad de implementar programas de cribado para su detección temprana nos responde el Dr. Pedro Herranz Pinto, coordinador de la Unidad de Cáncer Anal del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

................................................

¿Qué sintomatología cursan los tumores de ano?

La sintomatología de los tumores incipientes es muy inespecífica, y se suele confundir la que producen las hemorroides o fisuras anales. Los pacientes presentan dolor o prurito locales o sangrado ocasional. Pero es muy importante señalar que gran parte de los tumores anales son asintomáticos durante su evolución inicial. 

¿Cuál su prevalencia en España? ¿Y a nivel transnacional?

No se conoce la prevalencia de este tumor. Se aprecia un crecimiento de un 2% anual aproximadamente a nivel mundial, sobre todo en las subpoblaciones específicas a las que afecta.

¿Cuáles son las causas de este tumor?

El carcinoma anal es un tumor asociado a la infección persistente por el Virus del Papiloma Humano de alto riesgo (VPH-AR). Como factores asociados, se considera que los pacientes inmunodeprimidos, sobre todo los pacientes infectados por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) presentan mayor riesgo de desarrollar estos tumores.

¿Es más común en mujeres o en hombres?

El cáncer de ano es más frecuente en varones homosexuales, si bien puede afectar a ambos sexos.

¿A qué edad es más frecuente que se detecte?

Suele diagnosticarse a partir de la cuarta década.

¿El sexo anal pasivo puede ser factor causal de este tumor?

Se considera que el sexo anal es un factor de riesgo de primer orden para el desarrollo de cáncer de ano, ya que es el mecanismo de adquisición del Virus del Papiloma Humano (VPH).

¿En qué medida el VPH es factor causal del cáncer de ano?

El VPH es el factor fundamental para el desarrollo del cáncer anal.

¿Qué tipos de VPH son los causantes del cáncer de ano?

Los genotipos de alto riesgo: VPH-16, y en menor grado, VPH-18. En conjunto, estos tipos se aíslan en más del 80% de los carcinomas anales.

¿En qué grado la vacuna del VPH puede prevenir este cáncer?

Desde el punto de vista teórico, la vacunación frente a los genotipos causales del cáncer anal sería una estrategia preventiva muy eficaz, siempre y cuando se aplicara a amplios grupos poblacionales, y que la vacunación se ofreciera antes del inicio de las relaciones sexuales.

¿Durante cuánto tiempo protege la vacuna frente a los tipos de VPH que pueden provocar cáncer de ano?

No se conoce este dato. Hay que tener en cuenta que gran parte de los pacientes con cáncer anal están inmunodeprimidos por el VIH, y en esta población se carece de estudios sobre la eficacia de la vacuna a largo plazo

¿En qué momento resulta efectivo vacunarse?

La vacuna frente al VPH tiene sentido si se utiliza antes de adquirir la infección. Al tratarse de un problema tan prevalente, las estrategias más eficaces estarían dirigidas a vacunar a la población a edades tempranas, durante la adolescencia.

¿La eficacia de la vacuna del VPH es igual en varones que en mujeres a la hora de prevenir este tumor?

Teóricamente, no tiene que haber ninguna diferencia en la respuesta por sexos.

¿Qué relación existe entre el VIH y el desarrollo del cáncer de ano?

Los pacientes infectados por el VIH presentan tasas de infección por VPH-AR muy elevadas, por lo que presentan una mayor prevalencia de carcinoma anal. En ellos, además, los tumores se presentan a edades más tempranas, son más agresivos pueden responder peor a tratamiento.

¿Pueden existir factores genéticos en el desarrollo este cáncer?

Es posible, pero no se han establecido marcadores genéticos específicos.

¿Existen métodos para su detección temprana?

Se están desarrollando programas de cribado del carcinoma anal, que siguen esquemas similares a los utilizados para el cribado cervical. Se trata de ofrecer a los pacientes de riesgo una secuencia de pruebas diagnósticas: todos los pacientes son sometidos a exploración perianal, examen digital y citología del canal anal. En caso de alteraciones, se realiza anoscopia de alta resolución para examinar el canal anal y biopsiar las lesiones sospechosas. 

¿En qué estadios es más común su diagnóstico?

El carcinoma anal incipiente es asintomático, por lo que, lamentablemente, el paciente suele acudir a consulta cuando percibe sangrado o dolor. En estos casos el tumor suele estar localmente avanzado.

En la actualidad, ¿qué pronóstico presenta este cáncer?

Las lesiones locales de pequeño tamaño presentan buen pronóstico. Sin embargo, el cáncer anal localmente avanzado o diseminado se caracteriza por una elevada morbi-mortalidad.

¿Es común la recidiva en este tipo de tumor?

Las recidivas locales son muy frecuentes a pesar de los tratamientos, ya que se trata de tumores muchas veces multifocales, que afectan a gran parte de la circunferencia del canal anal.

¿Cuáles son las principales secuelas que puede dejar este cáncer?

Secuelas funcionales en todos los pacientes, y una gran repercusión psicológica asociada.

¿De qué manera puede prevenirse el cáncer de ano?

Estableciendo protocolos de diagnóstico precoz, que se deben ofrecer de forma sistemática a las subpoblaciones de mayor riesgo. Por ejemplo, se aconseja incluir el cribado del carcinoma anal en el seguimiento del los individuos con infección por VIH de ambos sexos.


Dr. Pedro Herran Pinto. Coordinador de la Unidad de Cáncer Anal del Hospital Universitario La Paz de Madrid.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac