OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

“Educación de calidad” un objetivo de desarrollo sostenible que tiene fundamentos de interdisciplinariedad

19 de mayo de 2016

Marcela Gesica Bravo Portocarrero. Villa Regina, Argentina. Colegio de Educación Técnica N° 18 
IBERCIENCIA: Comunidad de Educadores para la cultura científica.
La educación de calidad tomada como un objetivo de desarrollo sostenible a nivel mundial debe tener el pensamiento dirigido hacia la interdisciplinariedad, usando estrategias como los clubes de ciencia y plataformas de intercambio priorizando así los procesos sin pensar únicamente en las metas.

En la agenda mundial sobre desarrollo sostenible, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el transcurso de su asamblea general ha escrito el documento final titulado: “transformar nuestro mundo: La agenda 2030 para el desarrollo sostenible” fijando 17 objetivos con metas específicas que en 15 años deben ser alcanzadas por todos los países, es por eso que a partir del 1° de enero de este año adoptaron tal compromiso.

 Alcanzar y sostener estas metas depende de todos los actores de la sociedad como los gobiernos, las organizaciones privadas, la sociedad civil y también de usted como integrante de la comunidad y responsable de sus acciones.

Estos objetivos a nivel mundial surgen luego de haber hecho una evaluación en el cumplimiento de las seis metas de Educación que fueron establecidas en el año 2000 y que se debieron cumplir al año 2015.

Tras discusiones y acuerdos durante el septuagésimo periodo de sesiones, se establecieron 17 objetivos y 169 metas de desarrollo sostenible.

El cuarto de estos objetivos corresponde a la Educación, valor demasiado importante que se deriva de las cifras y datos conferidos por la ONU y que reflejan una desigualdad de género en alfabetización, correspondiendo el 60% a las mujeres y un alto porcentaje en ambos sexos sin escolarizar, cifras que proceden de los países en desarrollo.

 Las metas fijadas con el acento puesto en la educación secundaria establecen que ésta debe ser inclusiva, gratuita, equitativa y de calidad, donde se reflejen resultados visibles, eficaces y que se mantengan en el tiempo debido a que las condiciones económicas, sociales y ambientales permitan cumplir y sostener estas metas.

Cumplir con las metas en educación no significa solamente hacer que los niños y jóvenes cumplan con los planes de estudios trazados ni que obtengan los diplomas correspondientes, es sustancialmente permitir que logren entender que el aprendizaje es permanente en el transcurso de toda su vida, puesto que las experiencias vividas cada día son complejas y multidisciplinarias, es decir que para vivir mejor desde la cotidianeidad hasta la producción técnico-profesional debemos tener habilidades para convivir, saber analizar situaciones ordinarias y complejas y un pensamiento crítico para resolver problemas con creatividad encarando y resolviendo la multiplicidad de problemas del mundo globalizado en el que actualmente vivimos. 

 Lograrlo es permitir que adquieran competencias necesarias y útiles para garantizar estilos de vida sostenibles donde el impulso de la cultura del trabajo, de la paz, la valoración de la diversidad cultural, la igualdad entre géneros y la promoción de trabajos y profesionales de calidad sea el asidero y el fin de todo aprendizaje, por tal razón enfatizamos y nos situamos en los procesos, los que deben ser permanentes y no solamente en las metas porque estas se deben sostener a lo largo del tiempo.

Este rol indiscutible esta puesto en la Educación que desde sus inicios hasta la educación superior Universitaria debe ser “de calidad” lo que significa entre otras cosas que se dé pie al enfoque interdisciplinario, mediante estrategias didácticas diversas como: proyectos, clubes de ciencia, talleres, participación en ferias de ciencia, etc. que al tener como objetivo el enfoque de las problemáticas actuales logran integrar los conocimientos con el contexto en el que se vive posibilitando así poner en práctica los conocimientos adquiridos, las experiencias individuales dando inicio a un proceso de aprendizaje interactivo a través del desarrollo pleno de las habilidades del estudiante.

Con esta estructura flexible se permite que los adolescentes se sientan más protagonistas, actores y promotores de la construcción de un pensamiento integral y no centralizado trabajo que requiere de docentes y profesionales también con pensamiento interdisciplinar, que sepan diseñar situaciones de enseñanza significativas en la construcción constante de una educación de calidad.

Educar en calidad es permitir que cada persona adquiera una forma de vida donde sus actos mentales y afectivos estén liderados por la curiosidad y la reflexión sabiendo que nadie es una isla sino una parte del todo en nuestro planeta, se permita valorar los procesos es decir tanto el recorrido del aprendizaje como las metas producto de un trabajo en grupo y colaborativo.

Hoy en día nadie puede abstraerse de los multicontextos de la vida cotidiana donde las redes de comunicación e información crecen de manera exponencial, los adolescentes viven implícitamente esta realidad desarrollando la mayoría de sus actividades y relaciones en este ámbito, es el momento de dar rienda suelta a metodologías que permitan salir del adocenamiento y educar con interdisciplinariedad con aprendizaje cooperativo cambiando estrategias que permitan transcurrir en un proceso de verdadero cambio posibilitando así la formación de jóvenes competentes capaces de pensar por sí mismos, de producir conocimiento, de comunicar y planificar acciones en síntesis capaces de trabajar en forma colaborativa y cooperativa gracias a que en su formación estuvo presente la integración del conocimiento.

La interdisciplinariedad deberá ser entonces el paradigma para el logro y cumplimiento del cuarto objetivo de desarrollo sostenible porque la escuela no debe ser solamente el lugar de aprendizaje de conocimientos curriculares sino el lugar o espacio de preparación para la vida ya que no se piensa únicamente en su mejor inserción en el mercado laboral sino también en la investigación, en la actividad ciudadana y en la reflexión durante y a lo largo de la complejidad de su vida cotidiana.

El objetivo de la educación es tan importante como los demás objetivos de desarrollo sostenible porque todos contribuirán a mejorar la grave situación de emergencia planetaria actual.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac