OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

El estudio de la ciencia es real más no es perfecta

27 de abril de 2018

Abigail Damián Zitzihua
Ciudad de México, México.
IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
La educación científica se ha visto en problemas, ante una barrera donde pocos son los científicos que logran trasmitir y mostrar cual es la vida real de estudiar enseñar y aprender ciencia, más allá del aula o del laboratorio de clases.

Actualmente los avances científicos son numerosos y con ellos el número de estudiantes que han decidido enfocar su estudio a la ciencia, pero ¿Qué tan difícil será fácil estudiarla? Gran parte del trabajo que se realiza en las aulas y laboratorios son llevadas a cabo en equipos, actualmente la frase “trabajen en equipo” es sinónimo de repartir el trabajo, dejar todo al último momento, una manera más de procrastinar así como una forma de socializar, pero no significa que el resultado deba ser eficiente, efectivo y eficaz. 

Ahora bien, la palabra equipo enfocado a la ciencia, debe incitarnos a tener una visión clara nuestro objetivos, del problema que se está abordando, de la manera en cómo se va a comprobar la hipótesis, la forma en cómo se va a trasmitir toda esta información, en otras palabras el desarrollo del método científico, lo anterior se puede lograr mediante el intercambio de ideas, de una interdependencia activa de cada uno de los integrantes fomentando liderazgo y en base a una orientación profesional.

La comunidad científica se ha destacado por su trabajo colaborativo con el fin de potenciar
sus avances científicos, el impacto en la sociedad, como la educación tecnológica y científica. Como mencionamos en un principio las nuevas generaciones de jóvenes han mostrado un interés por estudiar alguna carrera relacionada con la ciencias, tales como química, biología, física, pero muchas de las veces los jóvenes que van ingresando se topan con un barrera, una barrera de trabajo, especialmente si se trata de trabajar en laboratorios, donde el alumno a través de manuales y con algunas indicaciones del profesor pretende realizar su estudio de x o y fenómeno. En principio la probabilidad de tener éxito o no va depender de las habilidades del joven, pero en realidad hay un fenómeno que no siempre se está considerando, que tan a fondo el profesor está explicando el tema y la importancia que se le está dando al tema. ¿A qué se refiere lo anterior? Muchas de las veces la explicación o el desarrollo de cierto tema, el profesor plantea de manera fácil y convincente, a tal grado que a la primera ocasión el experimento funciona de maravilla y los datos son precisos y exactos, lo cual resulta en un experimento confiable y con la menor incertidumbre asociada, por otra parte el estudiante crea una mentalidad que con el tiempo se va dar cuenta que los datos o el desarrollo experimental que realizo se ha vuelto un conflicto y no son como el profesor le mostro, esto desencadena una serie de problemas o hasta un disgusto con la ciencia misma.

¿Y ahora….? No hay que perder de vista a la experiencia de los científicos, pocas o muchas han sido las veces donde los hemos escuchado hablar o narrarnos sobre algún proyecto que tiene en mente o se encuentra realizándolo en ese momento, pero no solamente ellos, sino con ayuda de un equipo de trabajo y…si ellos lo hacen ¿por qué los estudiantes no deberían hacerlo? ¡Con mayor razón…!, Son los profesores e investigadores quienes deben guiar y enseñar a los estudiantes la vida real dentro de un laboratorio, en la elaboración de un artículo de investigación, la manera en cómo se debe comunicar y trabajar dentro de un equipo. Es así como el estudiante puede relacionarse y ponerse en contacto con la ciencia misma y no solo ir a la universidad a estudiarla y pensar que todo fácil y espontaneo.

Al contrario, ser estudiante deber ser motivo de preguntar, de aprender a ser profesional, pensemos, si los científicos tienen la necesidad y capacidad de saber trabajar colaborativamente, aprende de sus errores, de escuchar y trasmitir sus ideas, de una retroalimentación tanto positiva como negativa, mediante debates, conferencias, exposiciones, los jóvenes que se están encaminando al estudio de la ciencia con mayor razón deben conocer todos estos y demás factores, si buscamos jóvenes capaces, preparados, comprometidos y eficientes en su trabajo, debemos empezar a proporcionales las herramientas y la orientación adecuada con las personas indicadas, no tratar de dibujarles o bosquejar un mundo donde la ciencia es solo ciencia, más bien encaminarlos al mundo de la realidad científica y su futuro próximo.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac