OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

El valor del conocimiento común para la educación regular

23 de diciembre de 2016

Agapito Chuctaya Alccamari. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores por la Cultura Científica.
Se consideran que los conocimientos adquiridos deben permitir el desarrollo humano, y es de allí que no sabemos cuan útil y servicial es este conocimiento impartido en la educación regular y cuanto sé a dejado de lado los conocimientos contextualizados o comúnmente llamados conocimientos locales, ¿no estaremos dejando de lado los otros tipos de conocimientos locales, siendo convertido con el pensamiento monárquico científico?

Partiendo desde los que se consideran los estudios ciencia tecnología y sociedad (CTS), donde se debe considerar los otros tipos de conocimientos que se desarrolla dentro de la sociedad en su conjunto. La educción regular obligatoria de los países no están orientados a las actividades que realizan las poblaciones, es así que se llegado a educar en un conocimiento “científico” diferente a los conocimiento de los propios colectivos donde se desenvuelve el alumno, en especial a su entorno y las actividades que conllevan para generar su sustentabilidad.

Los conocimientos eurocéntricos y su defensora que sería la ciencia, van en contra del desarrollo de las poblaciones que tratan de buscar sus propias formas de progreso y con una visión más simbiótica con su entorno y la naturaleza. Pues llega un momento en que todo se vea desde un punto de vista de desarrollo tecnológico capitalista, donde el único propósito será la productividad destruyendo su entorno y a la propia especie humana.

Donde los conocimientos diferentes a los institucionalizados por la ciencia, tengan un valor para mitigar los problemas ambientales, la crisis alimenticia y la destrucción del planeta que en la actualidad se presenta, todo esto en parte se puede a que quizá no se quiere debemos permitirnos a dar una mirada a los conocimientos de las culturaras andinas. Esto también tiene un matiz dentro de lo que son los estudios sociales de la ciencia y la tecnología como señala BOAVENTURA DE SOUSA SANTOS en el tema EPISTEMOLOGÍAS DEL SUR, señala que la epistemología del sur será para que no sea necesario más adelante, entendiéndose de que la historia de los pueblos siempre fueron escritas por parte de personas ajenas a la propia cultura, donde las cosa se miran desde afuera, por parte de los invasores. Pero es necesario que las cosas se cuenten desde la perspectiva de las poblaciones que sufrieron sistemáticamente las injusticias del capitalismo, del colonialismo, del patriarcado, señalando que las epistemologías de Sur son: “este reclamo de la valides de otros conocimientos, más allá del conocimiento científico eurocéntrico, desde la perspectiva de los que han sufrido las injusticias del capitalismo, del colonialismo y del patriarcado, entonces hay aquí una perspectiva propia para este esfuerzo”. Para que las epistemologías del sur o tal vez se necesite de luchas políticas desde el sur, es porque “no hay justicia social global sin una justicia cognitiva, en el fondo de la injusticia social hoy en día hay un problema epistemológico, hay un problema de justicia cognitiva, hay un problema de destrucción de conocimientos alternativos, sin lo cual el conocimiento hegemónico no logra ser hegemónico. Entonces la creación hegemónico de nuestro tiempo está basada en un epistimicidio. La muerte de otros conocimientos, los que tienen que ser rescatados, en la medida de lo posible, para que podamos ver el mundo con otros ojos. Porque si no miramos el mundo con otros ojos, si no miramos con otros el horror se banaliza, la injusticia se trivializa, nos acostumbramos y es como si fuera que es algo natural, que no merecemos algo mejor, que no merecemos un mundo mejor” entonces según Boaventura de Sousa Santos, luchas políticamente a su juicio son luchas epistemológicamente por otras formas de conocimiento, y no es fácil de hacerlo en las Universidades por eso se debe aprovechar los espacios que dan las Universidades. También es necesario tratar los temas de tipos de conocimiento, que son conocimientos después de la luchas y antes de las luchas, los conocimientos después de las luchas son las que se imparten en las universidades, conocimientos de los vencedores, pero el conocimiento en la lucha es las más abierta (Catedlibremartinbaro, 2013)

Es así que desde las instituciones se prende recuperar el conocimiento y la sabiduría de los pueblos, es así cuando se estudia la cultura andina, en especial sus calendarios y la cosmovisión asociada a los mismos, se aprecia que la información de las culturas predecesoras hasta las propiamente incas acumularon una visión del clima similar a la que hoy tenemos en la cultura internacional. Los conocimientos que absorbieron las actuales culturas andinas provenían de la cultura del Tawantinsuyo (conjunto de comunidades incas organizadas en forma de federación que encontraron los españoles a su llegada y que estos interpretaron como un imperio), y de sus predecesores, la llamada cultura de Tiawanacu, de donde aprendieron a comprender los aspectos que tiene que ver con la variación climática periódica a medio y muy largo plazo. Sus nociones quedaron reflejadas en los actuales calendarios agrofestivos, que siguen siendo habituales en las comunidades actuales. Los calendarios agrofestivos fueron la base del sistema de transmisión de conocimientos del que siempre se ha valido la cultura andina. Hasta hace poco su transmisión se hizo al margen de los sistemas reglados propios de la educación regular promovida por los Estados. Hoy en día el conocimiento de los calendarios agrofestivos están insertados en las Instituciones Educativas de educación regular, como el que se muestra en la figura 1. A juicio de Aysabucha y compañía (2012) estos calendarios han promovido lo que él denomina como espacios de reflexión colectiva, que vendría a ser una síntesis de educación ambiental y de desarrollo ecológico.


Figura 1. Calendario agrofestivo en los Andes. Fuente: Calendario agrofestivo en comunidades andino-amazónicas y escuela. Tecnologías Campesinas, P. A. (2006) Calendario de docentes del equipo TAREA

Conocer, como se dice en las culturas andinas “el caminar del tiempo” es una sabiduría que se ha adquirido desde los ancestros, es herencia de los abuelos y de los abuelos de los abuelos. Conocer “el caminar del tiempo” ha permitido a las comunidades campesinas tomar decisiones para hacer la agricultura, la crianza de los animales, la medicina andina, conocer los momentos para realizar las cosas y, en resumen, organizarse en sintonía con sus respectivos rituales.

Para registrar estas sabidurías andinas y entender la elaboración de los calendarios tenemos que tener en cuenta la cosmovisión con la que cada agricultor vive en su comunidad y sintonizar esos conocimientos con los ritmos de sus vivencias como colectivo. (Tecnologías Campesinas, P. A. 2006).

Por eso es que frente a la preocupación por las CTS, debemos considerar los otro tipos de conocimientos que necesariamente no están incluidos dentro del acervo del conocimiento científico moderno.

Referencias bibliográficas

Aysabucha, V., Olimpia, M., Aysabucha, V., & Italia, E. (2012). El Proceso de Educación Ambiental a través del Calendario Agrofestivo Andino como Estrategia de Respeto a los Saberes y Conocimientos Ancestrales en la Comunidad de Apatug San Pablo. Escuela Superior Politécnica de Chimborazo, Facultad de Ciencias. Chimborazo.

Catedlibremartinbaro [Catedra Libre Martín-Baró] (20 enero 2013), “Boaventura De Sousa Santos Epistemologías Del Sur” Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=WVtMzklvr7c, consultado 07-11 2016

Tecnologías Campesinas, P. A. (2006). Calendario agrofestivo en comunidades andino-amazónicas y escuela. PRATEC. Pag 13.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac