OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Elmys Escribano Hervis “José Martí es el principal referente de la cultura cubana”

5 de mayo de 2016

Entrevista al DrC. Elmys Escribano Hervis, concedida a Giovanni Villalón García
Martí nunca escribió para satisfacer exigencias académicas, escribió en correspondencia a las urgencias de la vida y sobre todo con el empeño de hacer a los hombres y mujeres de estas tierras, hombres de bien, activos, trabajadores y libres. “Con los oprimidos había que hacer causa común” escribió en Nuestra América.

¿Por qué se dedica a la vida y obra de José Martí?

José Martí, es sin duda el principal referente de nuestra cultura. Toda cultura tiene sus figuras icónicas que han inspirado a varias generaciones sucesivamente. Martí es esa figura para nuestra cultura. Martí vivió en Cuba solo su niñez, por urgencias y desafíos de la vida fue un hombre cosmopolita. No anduvo en francachelas, ni tuvo una vida cómoda pletórica de facilidades. Fue un hombre entregado al sacrificio. Fue un gran observador, un gran estudioso, conoció el mundo y supo cuánto se podía saber en su época.

Llegó el 11 de abril de 1895 a Playita de Cajobabo 1 en un viaje de leyenda. Un poco más de un mes después, el 19 de mayo cae en desigual combate con una tropa española. En ese corto período de tiempo, Martí fue guerrillero, no abandonó nunca los libros que cargaba en su mochila, incluso llevaba consigo libros de ciencias, realizó anotaciones en su diario donde fragua nuestra cultura popular a partir de sus observaciones de nuestra flora, de la vida y las costumbres de nuestros campesinos de esa zona del oriente del país. En ese terruño cubano se le fue impuesto el grado militar de Mayor General y fue aclamado como delegado del Partido Revolucionario Cubano y como Presidente.

En él coexiste armónicamente el poeta, el tribuno, el periodista, el escritor, el crítico, el maestro, pero es ante todo un revolucionario, un guía para todo lo grande, lo sublime y lo bueno. Martí es nuestra mejor idea del bien.

¿Cuál es la esencia de la concepción de la educación en la obra de José Martí?

La concepción de José Martí sobre la educación tiene su origen en dos aspectos esenciales: sus vivencias como estudiante y como maestro, donde pudo conocer la escuela retórica y memorista, divorciada de la vida en aquel momento, y por otra parte, conoció el pensamiento de vanguardia y las experiencias más innovadoras en materia de educación, sobre todo en algunas universidades norteamericanas, todo ello Martí lo contrastó con las urgencias de nuestros pueblos de América, de ahí que escribiera en noviembre de 1883, en “La América”, el artículo “Escuela de electricidad”, en el cual realizó una profunda crítica a la inconformidad de la educación que se dispensaba en una época y las necesidades de esa época. En ese artículo expresó que: “Educar es depositar en cada hombre toda la obra humana que le ha antecedido: es hacer a cada hombre resumen del mundo viviente, hasta el día en que vive: es ponerlo a nivel de su tiempo, para que flote sobre él, y no dejarlo debajo de su tiempo, con lo que no podrá salir a flote; es preparar al hombre para la vida.”

La educación como preparación del hombre para la vida, es el centro de su concepción sobre la educación. En el caso de Martí, tiene un aliento práctico, y a la vez, profundamente humano, se distancia de las tesis que escribió Herbert Spencer sobre el tema, en tanto, concibe la necesidad de la preparación científica, la educación práctica, y a la vez, reconoció la necesidad de la educación espiritual, el papel de las artes, la literatura, la historia y todo lo que conforma el carácter y la identidad de los pueblos. “[...] El hombre tiene que sacar de sí los medios de vida. La educación, pues, no es más que esto: la habilitación de los hombres para obtener con desahogo y honradez los medios de vida indispensables en el tiempo en que existen, sin rebajar por eso las aspiraciones delicadas, superiores y espirituales de la mejor parte del ser humano.” Llevó este postulado a tal punto de defender la importancia de que los jóvenes se eduquen en la identidad de su país. Por eso escribió: “El peligro de educar a los niños fuera de su patria es casi tan grande como la necesidad, en los pueblos incompletos o infelices, de educarlos donde adquieran los conocimientos necesarios para ensanchar su país naciente, o donde no se les envenene el carácter con la rutina de la enseñanza y la moral turbia en que caen, por la desgana y el ocio de la servidumbre, los pueblos que padecen en esclavitud…”

¿Cuál es el papel del maestro y la escuela en educar con José Martí”

La preparación de los maestros, directivos y metodólogos es esencial y cuando hablo de preparación incluyo que conozcan las esencias de la vida de José Martí y al menos, las obras más importantes de él en profundidad, y esto unido al dominio de los modos de enseñar a Martí con métodos martianos, o sea, no aburrir, no convertir a Martí en un teque, en un sonsonete o una maraña de ideas incomprensibles para los niños que necesitan sentir la emoción del contacto con ideas vivas, vinculadas a la vida, a la naturaleza, a la historia. Él mismo dio importantes lecciones sobre esto.

Cada nivel educativo debe propiciar la adquisición de conocimientos y experiencias vitales y enriquecedoras de la espiritualidad de cada estudiante y a ello puede contribuir el estudio ordenado de la vida y la obra de José Martí. Lo que Cintio Vitier2 concibió en su selección de los cuadernos martianos para cada nivel, cada día espera por el trabajo amoroso y creativo de nuestros maestros. Como se ha hecho costumbre al decir de los cubanos, esa es hoy una tarea pendiente.

¿Cuáles son, a su juicio, las obras más importantes de José Martí en el tema de la educación?

Hay muchas obras de interés en el pensamiento de Martí. Yo señalo tres esenciales. En primer lugar, “La Edad de Oro”, en esta obra que hoy todos conocemos como un libro, es realmente la edición conjunta de 4 números de la revista de igual nombre que Martí creó en Estados Unidos para la niñez de nuestros países. En esos cuatro números se habla de ciencias, historia, poesía hay artículos sobre temas diversos, en todos los casos con una elaboración estética extraordinaria donde la altura de la forma no cede a la profundidad del contenido, donde se trasluce sin didactismos ni moralinas un código ético esencial para los hombres y mujeres de estas tierras.

En segundo lugar, señalo la última carta que le remitió a María Mantilla, el 9 de abril de 1895, una magnífica expresión del sentido humanista y práctico de su idea de la educación como preparación para la vida, en este caso para las niñas.

En tercer lugar, estaría su ensayo “Nuestra América”, publicado en México en 1891. Esta obra es una piedra angular de todo su pensamiento en que se sintetiza y expresa toda una filosofía, una concepción para el pensamiento social, la vida política, el periodismo, la creación artística y la educación.

Martí nunca escribió para satisfacer exigencias académicas, escribió en correspondencia a las urgencias de la vida y sobre todo con el empeño de hacer a los hombres y mujeres de estas tierras, hombres de bien, activos, trabajadores y libres. “Con los oprimidos había que hacer causa común” escribió en Nuestra América.

Elmys Escribano Hervis Doctor en Ciencias de la Educación. Se desempeñó como Vicerrector de Investigaciones y Postgrado de la Universidad de Matanzas por cerca de veinte años. Es Coordinador del Simposio Internacional Educación y Cultura en Iberoamérica, Presidente del Comité Académico del programa –certificado- de la Maestría en Educación de su Universidad. Es Director de la revista ATENAS y Miembro de la Junta de Acreditación Nacional. Es miembro del Tribunal Estatal de Grado Científico de Ciencias de la Educación y miembro del Consejo Técnico Asesor del Ministerio de Educación. También es experto del Programa Nacional: Problemas actuales del Sistema Educativo Cubano. Perspectivas de desarrollo. Es un autor reconocido en temas relacionados con el pensamiento martiano, la Historia de la Educación y la Dirección educacional. (escriba2003@gmail.com
Giovanni Villalón García Doctor en Ciencias, Profesor del Centro de Estudios Sociales Cubanos y Caribeños (CESCA), Universidad de Oriente. (giovanni@uo.edu.cu)


1 Zona cerca de Baracoa, extremo oriental cubano.

2 Importante intelectual y profundamente martiano cubano.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac