OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

En busca del futuro perdido ¿futuro perdido para quién?

28 de mayo de 2017

Agapito Chuctaya Alccamari.
IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores por la Cultura Científica.
eCyT - Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología
La información científica recogida por los investigadores de las poblaciones indígenas, diferentes al contexto del investigador suelen ser una información sesgada, tratando de dar más valor a su propia cultura y comparando aspectos distintos a los de su propia cultura. El titulo tiene un sentido literal pues es así que hoy en día muchas de las prácticas y conocimientos indígenas son la esperanza frente a la destrucción que genera la modernidad.

La información que se recoge por los investigadoras e investigadoras se hacen desde una mirada diferente al de las poblaciones de los que se quiere extraer información meramente científicos, siendo estos investigadores diferentes a las propias poblaciones, solo no se hace la diferencia de pertenencia a las poblaciones indígenas, también debemos considerar el medio de comunicación que se usa entre el investigado y el investigador lo que no permitirá contar con un información veraz.

En los estudios que se realizan en la investigación partimos de la importancia que puedan tener los conocimientos tradicionales frente a la problemática actual ambiental y cultural, que nos lleva a una suerte de destrucción de nuestro planeta. Es así que presenta una especial atención a la preparación de los ciudadanos y ciudadanas para hacer frente a la situación de crisis planetaria que estamos viviendo (Naciones Unidas, Conferencia de La Tierra, Río de Janeiro 1992).

Donde los conocimientos diferentes a los institucionalizados por la ciencia, tengan un valor para mitigar los problemas ambientales, la crisis alimenticia y la destrucción del planeta que en la actualidad se presenta, todo esto en parte se a la desidia de que no queremos permitirnos a dar una mirada a los conocimientos diferentes a los conocimientos científicos. Lo que refleja dentro del tema que consideraríamos como los estudios sociales de la ciencia y la tecnología. Boaventura De Sousa Santos en el tema Epistemologías Del Sur, señala que la epistemología del sur será para que no sea necesario más adelante, entendiéndose de que la historia de los pueblos siempre fueron escritas por parte de personas ajenas a la propia cultura, donde las cosa se miran desde afuera, por parte de los invasores. Pero es necesario que las cosas se cuenten desde la perspectiva de las poblaciones que sufrieron y sufren sistemáticamente las injusticias del capitalismo, del colonialismo, del patriarcado, señalando que las epistemologías de Sur son: “este reclamo de la valides de otros conocimientos, más allá del conocimiento científico eurocéntrico, desde la perspectiva de los que han sufrido las injusticias del capitalismo, del colonialismo y del patriarcado, entonces hay aquí una perspectiva propia para este esfuerzo”. Para las epistemologías del sur o tal vez se necesite de luchas políticas desde el sur, es porque “no hay justicia social global sin una justicia cognitiva, en el fondo de la injusticia social hoy en día hay un problema epistemológico, hay un problema de justicia cognitiva, hay un problema de destrucción de conocimientos alternativos, sin lo cual el conocimiento hegemónico no logra ser hegemónico. Entonces la creación hegemónico de nuestro tiempo está basada en un epistimicidio. La muerte de otros conocimientos, los que tienen que ser rescatados, en la medida de lo posible, para que podamos ver el mundo con otros ojos. Porque si no miramos el mundo con otros ojos, si no miramos como otros el horror se banaliza, la injusticia se trivializa, nos acostumbramos y es como si fuera que es algo natural, que no merecemos algo mejor, que no merecemos un mundo mejor” entonces según Boaventura de Sousa Santos, luchas políticamente a su juicio son luchas epistemológicamente por otras formas de conocimiento, y no es fácil de hacerlo en las Universidades por eso se debe aprovechar los espacios que dan las Universidades. También es necesario tratar los temas de tipos de conocimiento, que son conocimientos después de las luchas y antes de las luchas, los conocimientos después de las luchas son las que se imparten en las universidades, conocimientos de los vencedores, pero el conocimiento en la lucha es la más abierta (Catedlibremartinbaro, 2013)

Hoy en día muchos de los conocimientos indígenas que han sido dejados de lado, suelen iniciar a tomar valor, pues son los aportes que permiten contar con la diversidad, actitudes consientes de protección ambiental, formas de interacción entre humanos y la interacción con la naturaleza.

Pues entre los problemas que vive la modernidad occidental y colonial, son del cambio climático, problemas de enfermedades no transmisibles (ENT), desordenes en las convivencias humanas.

El mundo atraviesa una crisis de ENT, volatilidad climática e inestabilidad del desarrollo económico. La magnitud de la crisis es tal, que ambos, las ENT (World Health Organization, 2013). y el cambio climático (A Commission on climate change. Lancet, 2009), son considerados las mayores amenazas para la salud del siglo XXI. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Intergovernmental Panel on Climate Change, IPCC) define al cambio climático como: Una variación estadística en el estado medio del clima o en su variabilidad, que persiste durante un período prolongado (IPCC, 2014a). El mundo experimentó un aumento de 0,85 °C en el período 1880–2012 y se estima que el aumento en el período 1990–2100 será entre 1,4–4,0 °C (IPCC, 2014b)

La evidencia de los efectos del cambio climático sobre la salud es contundente (Poursafa y otros,2015).. Se estimó que para el 2000, con respecto al período 1961–1990, ya se habían acumulado 5 500 000 años de vida ajustados por discapacidad debido al cambio climático, equivalente al 0,4% de la carga mundial de morbilidad. Por lo tanto, la Organización Mundial de la Salud predice que, si los cambios medioambientales no son controlados, sus efectos en la mortalidad y morbilidad pueden incrementar dramáticamente (Campbell y otros, 2003)..

Por otro lado, las ENT también son una amenaza para la salud; en el 2008 causaron el 63% de todas las muertes a nivel global, donde predominan enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes, y podrían causar pérdidas económicas de 15 trillones de dólares en los próximos quince años. A pesar de que la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) haya declarado que; Las enfermedades no transmisibles constituyen uno de los principales obstáculos para el desarrollo en el siglo XXI (United Nations, General Assembly, 2012), a pesar de la retórica política y las resoluciones de la ONU no han mejorado la conciencia –pública y política– sobre las ENT (Horton, 2013).

Así mismo tenemos la destrucción de las relaciones por parte de las sociedades modernas, nos referimos a las relaciones de respeto, armonía que debe existir entre sus semejantes y a la naturaleza mismas. Se menciona en la obra “El mundo hasta ayer”. Las sociedades tradicionales son mucho más diversas en numerosas prácticas culturales que las sociedades industriales modernas. En ese rango de diversidad, muchas normas culturales de las sociedades de los estados modernos se encuentran muy alejadas de las normas tradicionales y viven en los extremos de dicha diversidad. Por ejemplo, en comparación con cualquier sociedad industrial moderna, algunas sociedades tradicionales tratan a los ancianos con mucha más crueldad, mientras que otras les ofrecen una vida mucho más satisfactoria; las sociedades industriales se hallan mucho más próximas al primer extremo que al segundo. (Diamond, 2013). La interacción con la hombre - naturaleza es más perjudicial al punto de deteriorar con la sobre explotación productiva creada por la modernidad capitalista que busca incrementar la productividad con el fin de generar rentabilidad a costos de otras poblaciones indígenas.

Tal como menciona en video y también en los textos de Diamond, las comunidades indígenas estamos en el pasado. Todos los investigadores siguiendo los pasos de Charles Darwin quien destaca la riqueza en restos fósiles de las tierras pampeanas y patagónicas y su relevancia para desvelar los misterios "del origen y la extinción de los seres vivos"; y era también Darwin quien había identificado a los habitantes de la Tierra del Fuego —junto con los indígenas australianos— como "fósiles vivientes", representantes de los más primitivos estadios de la evolución humana. (Kuijpers, 2016)

Más aun las poblaciones indígenas seguimos presentes, no somos un futuro perdido, ni el mundo hasta ayer, las poblaciones indígenas son el presente y serán el futuro frente a la problemática ocasionado por la ciencia moderna que con su aliado el capitalismo buscan la globalización, la monetización, la creencia en que solo existe un proceso metodológico de investigación.

Otra de las diferencias más críticas entre las visiones y proyectos de organizaciones indígenas y afrodescendientes y las de algunas instituciones de enseñanza superior y académicos “convencionales”, suele estar referida a la jerarquía otorgada por estos últimos tipos de actores a “la ciencia” -entendida con toda su carga institucional, “moderna” y monocultural- y con ella a ciertas modalidades de producción de conocimiento y de adquisición de los mismos. Esto se expresa, entre otras formas, en la creencia de que “la ciencia” constituiría un modo de conocimiento de validez “universal”, mientras que otras formas de saber tendrían validez más limitada. Pese a que desde hace ya casi medio siglo estas visiones etnocéntricas y monoculturales del saber, la ciencia y el quehacer universitario vienen siendo cuestionadas por importantes teóricos e investigadores que ostentan indudables créditos en el mundo de “la ciencia” y de las instituciones de enseñanza superior “convencionales”, estas creencias y prejuicios persisten y continúan siendo características de numerosos actores académicos, instituciones de enseñanza superior y agencias gubernamentales con capacidad decisoria (Mato, 2008).

Desde las poblaciones indígenas se han aportado al mundo moderno, desde medicamentos a las enfermedades que dezmaban a las poblaciones “desarrolladas”, se han aportado alimentos para salvar de la hambruna al mundo, alimentos funcionales para hacer frente a las ENT, relaciones armónicas humanas como el Ayllu, el respeto a las naturaleza (Pachamama), en especial esta la gran diversidad, diversidad existente que podría permitir hacer frente a los problemas ambientales y sociales del mundo moderno. Todo esto se debe a la cosmovisión que permite actuar responsablemente a las poblaciones indígenas y que esta es diferentes a las culturas que están influenciadas y dominadas por “la ciencia”. (http://pueblosoriginarios.com/sur/andina/inca/chakana.html)

Referencias:
A Commission on climate change. Lancet (2009). 373 (9676):1659. doi: 10.1016/S0140-6736(09)60922-3.
Campbell-Lendrum DH, Corvalan CF, Pruss-Ustün A. (2003). How much disease could climate change cause. En: McMichael AJ, Campbell-Lendrum DH, Corvalan CF, Ebi KL, Githeco AK, Scheraga JD, et al., editores. Climate change and human health: risks and responses. Geneva: WHO. p. 133-158. 
Catedlibremartinbaro [Catedra Libre Martín-Baró] (2013). “Boaventura De Sousa Santos Epistemologías Del Sur” Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=WVtMzklvr7c, consultado 07-02- 2017
Diamond, J. (2013). El mundo hasta ayer: ¿Qué podemos aprender de las sociedades tradicionales? Debate, Barcelona.
Horton R. (2013). Non-communicable diseases: 2015 to 2025. Lancet. 381(9866):509-10. doi: 10.1016/S0140-6736(13)60100-2
IPCC (2014a). Annex II: Glossary. En: Barros VR, Field CB, Dokken DJ, Mastrandrea MD, Mach KJ, Bilir TE, et al., editores. Climate Change 2014: Impacts, Adaptation, and Vulnerability Part B: Regional Aspects. Contribution of Working Group II to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. Cambridge, United Kingdom and New York, USA: Cambridge University Press. p. 1757-76.
IPCC (2014b).Climate change 2013: The physical science basis. Contribution of Working Group I to the Fifth Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change Cambridge, United Kingdom and New York, USA: Cambridge University Press. 1535 p. doi:10.1017/CBO9781107415324.
Kuijpers, K. W. F. (2016). La representación del otro: desde Darwin a la crisis de refugiados: un análisis imagológico de los fueguinos en The Voyage of the Beagle (Master’s thesis).Citada en Francisco Moreno (1882). El origen del hombre sud-americano. Razas y civilizaciones de este continente. Contribución al estudio de las colecciones del Museo Antropológico y Arqueológico, Imprenta de Pablo Coni, Buenos Aires,
Mato, Daniel (2008) Actualizar los postulados de la Reforma Universitaria de 1918. Las universidades deben valorar y promover relaciones interculturales equitativas y mutuamente respetuosas. En Sader, et al., (compiladores), La reforma universitaria desafíos y perspectivas noventa años después. Argentina: CLACSO, págs.: 136-145.
Poursafa P, Keikha M, Kelishadi R. (2015). Systematic review on adverse birth outcomes of climate change. J Res Med Sci. 20(4):397-402.
United Nations, General Assembly. (2012). Political declaration of the High-level Meeting of the General Assembly on the Prevention and Control of Non-communicable Diseases. Geneva: WHO. p. 13. 
World Health Organization (2013). Global action plan for the prevention and control of noncommunicable diseases 2013-2020. Ginebra: WHO. 103 p. 

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac