OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

En la Argentina la mujer ocupa un lugar destacado en ciencia

18 de mayo de 2016

Diana Cazaux
Buenos Aires, Argentina
IBERCIENCIA Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
En los 18 años de existencia, el Programa Internacional L’Oreal-UNESCO for Women in Science, ha reconocido a más de 2250 investigadoras, de las cuales 30 son argentinas.

 Creado en 1998, el programa L’Oreal-UNESCO Por las Mujeres en la Ciencia es un prestigioso reconocimiento que apunta a concientizar a la sociedad sobre las dificultades que viven las mujeres en el ámbito de la investigación científica y producir cambios que tiendan hacia la equidad de género. La iniciativa tiene como objetivo reconocer y recompensar a cinco mujeres científicas eméritas que, por sus trabajos destacados, han contribuido al progreso de la ciencia. Para ello distinguen anualmente a mujeres de África y los Estados Árabes, Asia-Pacífico, Europa, América Latina y América del Norte que son presentadas por científicos de todo el mundo.

 Asimismo, dicho programa identifica a jóvenes científicas de alto potencial con el fin de adjudicarles becas de investigación. Esta plataforma permite que las candidatas, nominadores, miembros del jurado o examinadores postulen respectivamente a los diferentes programas, propongan candidaturas o evalúen a las candidatas que les han sido atribuidas.

 La República Argentina es el país del mundo, dentro de las 108 naciones con las que trabaja la UNESCO, que tiene el mayor porcentaje de mujeres activas en ciencias, es decir, que tienen publicaciones científicas en revistas internacionales de primer nivel, son invitadas a dar conferencias plenarias en congresos internacionales, dirigen grupos de investigación, etc. Según el Instituto de Estadísticas de la UNESCO, 2012, el porcentaje de mujeres científicas es del 62 por ciento para la Argentina frente al 20 por ciento en Estados Unidos, el 25 por ciento en Europa, 4 en Japón, etc. Por otro lado, el Censo de la Unión Europea de 2013 arroja un promedio global mundial de 26 por ciento de mujeres en ciencia. La alta tasa de la Argentina hace subir a 46 por ciento el porcentaje global de América Latina, siendo así el mayor del mundo por región.

 Analiza la UNESCO que las investigadoras generalmente trabajan en los sectores académico (universidades públicas y privadas) y público (agencias nacionales, entre otras); y que por su parte, los hombres predominan en el sector privado donde representan un 71 por ciento en contraste con un 29 por ciento de mujeres, sector que tendría que ofrecerles mejores oportunidades y posibilidades de progreso.

 Resulta interesante destacar que en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de nuestro país, en la actualidad, las mujeres son mayoría: representan el 52% de los investigadores y el 60 por ciento de los becarios.

  La Dra. Dora Barrancos, directora por Ciencias Sociales y Humanidades del CONICET, reconoce los beneficios que dio en los últimos años este Consejo a sus científicas para aumentar la presencia femenina en su plantel: la edad máxima para obtener la beca de doctorado dejó de ser 30 años, si la postulante es una mujer con 2 hijos, puede aplicar a los 34 años y con 3 ó más, hasta los 35 años para compensar los años que las mujeres se hacen cargo de los hijos. También a las madres se les otorgan prórrogas para las entregas de los informes bianuales.

Los Premios L’Oreal-UNESCO 2016

 Este año el Premio correspondiente a América Latina le correspondió a la argentina, Dra. Andrea Gamarnik, investigadora del CONICET en el Instituto Leloir (FIL) quien fue galardonada por sus importantes descubrimientos sobre el modo en que los virus transmitidos por los mosquitos reproducen y causan enfermedades, en especial, el dengue.

 Otras cuatro científicas de todo el mundo fueron honradas junto a ella. Las doctoras Emmanuelle Charpentier, del Instituto Max Planck, en Alemania, y Jennifer Doudna, del Instituto Médico Howard Hughes, en Estados Unidos, recibieron el premio para las regiones de Europa y América del Norte por sus estudios sobre técnicas de edición de ADN para “rescribir” genes defectuosos en personas y otros organismos, abriendo de este modo caminos para el diseño de nuevos tratamientos para diferentes enfermedades.

 Para la región de África y los estados árabes, el premio fue para la doctora Quarraisha Abdool Karim, de la Facultad de Medicina Nelson R Mandela de la Universidad de KwaZulu- Natal, en Sudáfrica, por sus contribuciones en la prevención y el tratamiento del HIV-sida. Y por la región Asia-Pacífico, la doctora Hualan Chen, de la Academia China de Ciencias de la Agricultura, fue distinguida por su destacado trabajo centrado en el virus de la gripe aviar.

 Todas las galardonadas fueron seleccionadas entre 2600 destacadas investigadoras por un jurado independiente e internacional de 13 científicos prominentes presididos por la doctora Elizabeth Helen Blackburn, directora general de la UNESCO, ganadora del mismo premio en 2008 y Nobel de Medicina 2009 quien expresó al abrir la ceremonia: "Por mucho tiempo, las mujeres fueron excluidas de la ciencia . A algunas les robaron sus trabajos o debieron hacerlos firmar por hombres. Esto es una violación de derechos humanos. Nuestro papel es iluminar estas inequidades, apoyar a las mujeres científicas y formar a jóvenes maestras. Con este programa, inspiramos a mujeres de todo el mundo. Mi deseo es que en todas las escuelas, cuando una niña escuche que la ciencia no es para mujeres, conteste "Yo también puedo hacerlo"."

Las mujeres en la ciencia tienen el poder de cambiar el mundo

 Durante la ceremonia también se lanzó una campaña digital para comprometer a la comunidad científica y al público a firmar un "Manifiesto para las Mujeres en la Ciencia". Propone "alentar a las niñas a seguir carreras científicas; eliminar barreras que eviten el abandono de la carrera a las mujeres investigadoras; priorizar el acceso de mujeres a posiciones de liderazgo en la ciencia; celebrar las contribuciones de las mujeres al progreso científico y social; asegurar la equidad de géneros a través de la participación en simposios, conferencias y reuniones; y promover el establecimiento de redes que les permitan a las jóvenes científicas planificar y desarrollar carreras de acuerdo con sus expectativas". Para apoyar los objetivos de esta propuesta se puede acceder a firmar el manifiesto a través de este link http://www.fwis.fr/en/manifesto

 Los resultados de esta campaña se darán a conocer en la Novena Conferencia Europea sobre Equidad de Género en la Educación Universitaria y la Investigación, que se realizará entre el 12 y el 14 de septiembre próximo en París.

Foto: Las ganadoras del Premio internacional L’Oréal-UNESCO “Por las Mujeres en la Ciencia”. Las doctoras Andrea Gamarnik (izq.), del CONICET y del Instituto Leloir, en Argentina, la doctora Hualan Chen (China), Quarraisha Abdool Karim (Sudáfrica), Emmanuelle Charpentier (Alemania) y Jennifer Doudna (Estados Unidos). Gentileza L’Oreal-UNESCO.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac