OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Enredados on line: un escenario de oportunidades que trasciende el aprendizaje en las aulas

27 de septiembre de 2016

Susana Alicia Bartolotta. Buenos Aires. Argentina. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Los jóvenes usuarios de internet tienden a pasar más tiempo en las redes sociales que en cualquier otro sitio, transformándolas en una excelente oportunidad para potenciar las instancias de aprendizaje. En las redes los alumnos se expresan, se relacionan con otros y también pueden ocuparse de las actividades formativas, tornando imprescindible que los establecimientos educativos asuman la tarea de la alfabetización en estos nuevos entornos.

Las redes sociales han cambiado la forma que tenemos de comunicarnos con nuestros amigos, con nuestros compañeros de trabajo, con nuestros profesores y compañeros de clase. Su origen se remonta al año 1995 donde la web alcanza el millón de sitios y, en ese mismo período, Randy Conrads crea Classmates, una red social que tenía como objetivo contactarse con antiguos compañeros de estudio. En ese sentido, Classmates es considerado como el primer servicio de red social que habría dado origen a Facebook, creada por Mark Zuckerberg para conectar a sus alumnos de Harvard y a otras redes sociales facilitadoras del contacto entre alumnos y ex alumnos.

Pocos años después, nacen MySpace y LinkedIn, microblogging Twitter, Hi5 y Netlog, entre otras redes utilizadas también para prolongar parte de la actividad docente.
Las redes sociales educativas tienen un valor aumentado que va más allá de las herramientas que nos proporcionan. Dicho valor se relaciona con el atractivo que representa para los alumnos acercar el aprendizaje informal al formal, comunicarse de manera organizada entre pares y con el docente, sentirse motivados y estimulados en el proceso educativo, revalorizar el trabajo en equipo, recibir estímulos por los progresos y logros alcanzados y reconocer el valor de la prolongación del proceso de aprendizaje más allá del espacio físico y temporal del aula

El uso responsable de las redes sociales, se convierte en un instrumento interesante en las distintas etapas de formación de nuestros alumnos pero la tecnología no innova por sí misma si no está vinculada a un proyecto pedagógico.

Numerosos autores reconocen el potencial de las redes para promover procesos de enseñanza y aprendizaje pero existen muy pocos casos en la literatura que expliciten su verdadero uso educativo.

Las principales redes sociales educativas Edmodo, Diipo, Grouply, Ning, entre muchas otras, están siendo utilizadas como un recurso nuevo de apoyo a la docencia pero su impacto solo es significativo y supone un paso innovador, si los docentes proponen actividades motivadoras, impulsoras de la re significación de conceptos, la resolución de situaciones problemáticas en instancias colaborativas y el mantenimiento de un buen clima de trabajo sin creer en espejismos tecnológicos que por sí solos traduzcan una innovación.

En estos espacios, es indispensable recuperar la humildad pedagógica y aceptar que son escenarios nuevos y es indispensable prepararse para llevar adelante los desempeños formativos exitosos. Indefectiblemente el docente adquiere un nuevo rol, tal vez plagado de algunas incertidumbres que es necesario aprender a manejar para coordinar los grupos, buscar consensos, escuchar las inquietudes y actuar de mediadores. Enseñar y aprender para y con los alumnos para alfabetizarnos primero y alfabetizar después, es un nuevo paradigma de interactividad educativa que permite educar y aprender con modalidades trasformadoras.

En este camino, hay un número significativo de docentes que comparten las intenciones de introducir nuevos espacios con responsabilidad y creatividad y forman parte de comunidades que les permiten interactuar con otros colegas, intercambiar experiencias y adquirir herramientas para superar la enseñanza tradicional, abriendo abanicos de nuevas estrategias acordes a las necesidades de este siglo. 

La Comunidad de Educadores iberoamericanos para la Cultura Científica, nacida en el año 2009, es un claro ejemplo de comunidad virtual de docentes que hace tiempo han advertido la necesidad de cambios en el ámbito educativo y utilizan nuevos recursos para superar la meseta de sus estrategias metodológicas. Miles de docentes iberoamericanos, hace casi 7 años han decidido comprometerse en nuevos desafíos que tengan un real impacto en los proyectos de mejora educativa.  

En Argentina, el portal educ.arpresentó recientementeenred, una red social educativa del Ministerio de Educación de la Nación, como un espacio de encuentro e interacción virtual dirigido a docentes y profesionales de la educación, con el objetivo de enriquecer las prácticas profesionales docentes a través del uso de las tecnologías. 
Lo paradójico es que si bien en el contexto de Internet, las redes sociales para profesores son variadas y activas, pocos docentes las han llevado a las aulas.

Es necesario dar pequeños-grandes pasos para involucrar a las comunidades educativas y alfabetizarlas digitalmente. Es preciso mantenerlas actualizadas con las novedades, los nuevos riesgos y estrategias para el uso responsable de las mismas, que sepan elegir la red social más adecuada para cada ámbito formativo, diseñen un proyecto de calidad y dispongan de las competencias necesarias para introducir cambios trascendentes en la tarea educativa.

Club Iberoamericano GeoGebra - IBERCIENCIA - IBERTIC 2016-2017

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac