OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Enseñar para la ciencia y más

31 de agosto de 2013

Evelyn Mac Dowall Reynoso. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
"Los educadores, más que cualquier otra clase de profesionales, son los guardianes de la civilización.
Bertrand Russell

Nadie dijo que enseñar fuera tarea fácil, es más es una actividad que requiere de mucha planificación y organización, implica seleccionar las estrategias más pertinentes para hacer que otros aprendan. Constituye pues...” una tarea en la que el docente intenta ayudar a los alumnos a adquirir comprensión, habilidades o actitudes” (Eggen y Kauchak1). Partiendo de ese punto es que recae sobre los profesores gran parte del peso en el proceso de aprendizaje de sus estudiantes en general y de las ciencias y matemática en particular dado que muchos de los ellos no muestran mucha atracción hacia esas materias, modificar eso constituye un reto que se puede superar, demandará tiempo y esfuerzo, sin embargo hay que asumirlo.

Visto de esta forma, lo expresado en relación a la importancia de fortalecer la enseñanza de las ciencias y la matemática para que los ciudadanos iberoamericanos mejoren en calidad y cantidad de educación científica demanda un gran compromiso y conocimiento sobre las necesidades de enseñanza, reflejadas en los siguientes puntos: docentes expertos en su materia con vocación de enseñar a pensar y convertir los contenidos en conocimiento funcional en este mundo tan cambiante.

Docentes conocedores de las necesidades y perfil de sus estudiantes, si hay que potenciar conocimientos previos hacerlo para reforzar sus saberes, se conviertan en el puente para adquirir sólidamente otros y se dé así el aprendizaje significativo, aquel que será a la larga el que perdure en el tiempo.

Énfasis en crear un clima de aula apropiado, afectivo, para que los alumnos se motiven a aprender, ya que lo usual que los estudiantes consideren a los cursos de ciencias como aburridos, por tener la creencia que son demandantes de aprender. Aquí resulta interesante lo siguiente: “Cómo enseñamos depende en gran medida de quienes somos” (Kagan 2). Transmitimos quienes somos al enseñar y eso los jóvenes lo perciben.

Considerar además recursos educativos motivadores entre los que se cuente con tecnología que permita acortar las brechas que separan a los estudiantes que tienen acceso a ella y a los que no. Y ligado a lo anterior también es necesario recordar que la capacitación de los profesores y el aprendizaje permanente es esencial para facilitar los aprendizajes.

Finalmente, y dándole un gran protagonismo al docente es que también desde el Ministerio de Educación se les fomente a ser investigadores de su propia praxis brindándole las facilidades y reconocimiento a su labor para generar cambio y la consiguiente mejora del proceso de enseñanza –aprendizaje.

  1. Eggen Paul D. y Kauchak Donald P. (1999) Estrategias Docentes. Enseñanza de contenidos curriculares y desarrollo de habilidades de pensamiento. Fondo de editorial económica de Argentina, Buenos Aires, Argentina. Pp 386.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac