OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

¿Es el agua un recurso que convoca a todos?

26 de abril de 2016

Adriana Cecilia Sarmiento Rodríguez
Bogotá- Colombia
IBERCIENCIA- Comunidad de Educadores para la cultura Científica
Con frecuencia los profesores buscan temas que integren las diferentes disciplinas en aras de favorecer el trabajo colaborativo, el desarrollo de proyectos de aula y la interacción de todos los miembros de la comunidad escolar. Se presenta una revisión general sobre las posibilidades que puede brindar el trabajo sobre el recurso vital agua y que valdría incentivar en las instituciones para favorecer el pensamiento crítico de nuestros estudiantes.

El agua como recurso fundamental para la vida es hoy por hoy un tema cada vez más recurrente en los medios de comunicación. En el caso colombiano, venimos de una fuerte temporada de verano que nos ha puesto en apuros tanto en el recurso hídrico como en el energético proveniente del uso del líquido. Así que dicha situación no puede pasar desapercibida en los salones de clase.

Como ejercicio interdisciplinario tiene todas las posibilidades, ya que pone en el cotidiano el tema pretexto de trabajo y termina incorporando diferentes vertientes de análisis, revisión, argumentación y reflexión.

En una serie de documentales de la tve, se abordan diferentes situaciones globales sobre el agua, uno de ellos que puede ser de gran utilidad para empezar el trabajo puede ser: https://www.youtube.com/watch?v=9F5i4ftbJ9A. Ahora bien, hay al menos catorce de ellos que puede ser de gran valor educativo y que modifican el frecuente ejercicio de aula centrado en el tablero.

Un buen punto de partida para que la historia, la geografía y la antropología se encuentren, se puedan revisar ejercicios de dominio, de monopolización y hasta de guerra que genera un recurso que la naturaleza nos ha ofrecido de manera gratuita pero que cada vez está más restringido a un grupo de población con posibilidades económicas.
Además de ofrecer una alternativa a la clase de matemáticas para enfrentar al cotidiano, estimando costos, si como recurso se emplea una factura del servicio que llega a la casa de cada uno de los estudiantes, o revisando los variados costos del agua embotellada y el altísimo precio que asumimos por el empaque que termina siendo basura de largo período de descomposición. Es más una detallada revisión de las facturas puede llevarnos a un análisis gráfico y a la construcción de otro tipo de análisis dependiendo del nivel de escolaridad en el que se implemente este ejercicio.

Y ni se diga de las ciencias naturales y las múltiples alternativas que en este tema pueden encontrar.

Pasando por la importancia del agua a nivel celular, hasta las características mismas de los ecosistemas que no dejarán inadvertido el tan importante y fundamental ciclo del agua, y por supuesto su participación en los mecanismos de transporte y distribución de nutrientes. Su uso como solvente universal, sus características químicas que van desde el tipo de enlace, el pH, hasta las sustancias contaminantes y su incidencia en la proliferación de enfermedades y desastres naturales. Para no descuidar tampoco su transformación en energía eléctrica y mecánica.

Y la literatura no se queda atrás, mucho se ha dicho sobre ella, en poesía, novela, ensayo y demás y nunca será un tema acabado.

Un tema que convoque a todas las disciplinas pero que además les permita trabajar entre ellas, donde un ensayo construido en literatura sea un tema de reflexión en geografía, historia o ciencias naturales; donde las gráficas analizadas en matemáticas, sirvan también para el análisis de datos en física o química. Pero sobre todo donde un asunto común enriquezca los salones de clase y nos permita tener una idea global.

Frente a este tipo de situaciones volverá a ser motivo de reflexión para profesores e instituciones lo concerniente a los estándares y contenidos planteados por el sistema de educación propio de cada país, pero ellos pueden ser abordados en la medida en que al tema se le identifiquen las conexiones con los conceptos fundamentales.

Otro asunto que puede frenar el avance de este tipo de propuestas tiene que ver con la misma disposición de los estudiantes que sienten agotado cualquier tema luego de haberlo abordado por más de dos sesiones de clase, por lo que considero que este tipo de ejercicios deben empezar a realizarse con niños pequeños para logren entender en esas dinámicas todo un contexto amplio de trabajo y de relación con el conocimiento.

Y finalmente temas como el agua hace que se genere una conciencia de respeto y responsabilidad por aspectos de la vida diaria. En ejercicios previos revisando el precio del agua embotellada particularmente se ha logrado que estudiantes adolescentes sean críticos con el consumo excesivo y reduzcan en algo su habitual compra de bebidas embotelladas además de un alto costo por ofrecer agua de diferentes regiones del mundo. Además se ha puesto en discusión en la clase de química, el efecto de la publicidad y la necesidad de actuar de cierta forma para poder encajar en un grupo, lo que finalmente ha llevado a los jóvenes a adoptar cambios en su cotidiano.

Si eso se logra en cada salón y cambiamos acciones mediante el uso del conocimiento, la reflexión y la argumentación y si además logramos un trabajo de todas las disciplinas, profesores, instituciones, estudiantes y familias, seguramente y siendo puntuales en este tema…tendremos agua para todos y por más tiempo.

La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica ha aportado material didáctico que puede hacer de este recorrido algo aún más enriquecedor.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac