OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Fomentar el trabajo colaborativo en red

21 de agosto de 2018

Ricardo Ramírez. Bogotá. Colombia. IBERCIENCIA. Comunidad de educadores para la cultura científica
La labor docente implica desarrollar una serie de competencias que les permitan jugar un rol protagónico en su práctica: el fomento del trabajo colaborativo, caracterizado principalmente por el desarrollo de la creatividad, la crítica, autocrítica; así como por llevar a cabo procesos pedagógicos basados en prácticas constructivas e innovadoras

Vygotsky nos recuerda que “el Trabajo Colaborativo (TC) consiste en aprender con otros y de otros”

Según wikipedia el trabajo colaborativo consiste en poner en común conocimientos, materiales e ideas con la finalidad de compartirlos, normalmente de forma desinteresada para construir un conocimiento común que se emplee globalmente.

También se define como aquellos procesos intencionales de un grupo para alcanzar objetivos específicos, más que herramientas de dar soporte y facilitar este tipo de aportes. Un ejemplo de esto son las llamadas tecnologías de la información y la comunicación. Este concepto surge a partir de las posibilidades que ofrece Internet para participar en proyectos masivos, lo que se ha convertido en un modo común de trabajo libre.

En este sentido se puede comprender al el trabajo colaborativo como las cualidades que desarrollan un grupo de personas que intervienen aportando sus ideas y conocimientos con el objetivo de lograr una meta común.

Se diferencia, sin embargo, del trabajo en equipo en que lo que se persigue en el trabajo colaborativo es la producción de conocimientos, y no tanto la optimización de resultados.

Sus dinámicas de trabajo, a la par, son diametralmente opuestas en cuanto a que fundamentalmente en el trabajo colaborativo figuras como la del líder o coordinador surgen espontáneamente, y no están rígidamente definidas.

En este sentido, es una forma de trabajo más flexible que permite lograr resultados diferentes (no necesariamente mejores) que el trabajo en equipo.

El Trabajo colaborativo en red

El trabajo colaborativo (coworking en su acepción en ingles) es la más conocida de las modalidades creadas a partir de las nuevas tecnologías. Básicamente, este término hace referencia a un grupo de profesionales que trabajan en proyectos individuales pero compartiendo un espacio real o virtual perfectamente aplicable al mundo de la educación y principalmente la labor docente. El liderazgo del docente tutor, requiere ser desarrollado a través de Coaching, ya que este mejora positivamente el trabajo y desarrolla competencias y habilidades que posibilitan la realización de las tareas. De este modo, decenas de profesionales de diversas áreas comparten un sitio en el que tienen acceso a colegas y todo tipo de trabajadores para compartir ideas, hacer nuevos clientes y dejar atrás la soledad y desorganización que a veces supone el trabajo desde el hogar.

Estos espacios destinados al trabajo colaborativo han prosperado en todas partes del mundo, permitiendo a los trabajadores freelance (que usualmente trabajan desde sus hogares) reunirse en un nuevo espacio.

En un mismo sentido, el trabajo colaborativo se expone como una forma de hacer networking y contactar a otros profesionales al tiempo que se trabaja en un proyecto. El trabajo es igual al que puede realizarse desde el hogar, pero el entorno se caracteriza por fomentar la creatividad y el intercambio de conocimientos.

El rol de la tecnología en el trabajo colaborativo

En principio, es fundamental mencionar que una de las grandes ventajas de trabajar en un espacio de coworking es el acceso a tecnologías, dispositivos y herramientas que en el hogar no es sencillo obtener.

Los nuevos modelos educativos y las demandas de la sociedad actual, exigen de estrategias colaborativas y el uso adecuado de las TICS, las cuales ofrecen ventajas potenciales a docentes y estudiantes, simplificando el trabajo colaborativo, la búsqueda de informaciones, desarrollo de destrezas cognitivas/tecnológicas, relaciones interculturales, entre otras propias de este mundo globalizado.

El uso de las TIC en los trabajos colaborativos se plantea como mediación para el aprendizaje y elemento de actualización e innovación docente; así como una necesidad para alcanzar la calidad educativa.

Sin embargo, en este orden de ideas es importante destacar que gracias a las tecnologías el trabajo colaborativo también puede hacerse de manera virtual, mediante el uso de plataformas y herramientas online.

Un reto a ser asumido por los docentes iberoamericanos, es el dominio de los recursos tecnológicos y la incorporación a su práctica de aula; debido a que la tecnología cierra las brechas con relación a espacio y tiempo, promueve el intercambio docente, y da la oportunidad a los estudiantes de emplear recursos de aprendizaje no convencionales. En la actualidad una gran mayoría de profesores que no domina la tecnología, limita la adquisición de nuevas experiencias y el desarrollo de habilidades tecnológicas, siendo éste un elemento esencial para producir los cambios que requiere el mundo moderno. Briceño, M (2002) expresa “que los cambios exigen formar actores que potencien la actividad creadora y se responsabilicen de asumir la revolución científico- tecnológica con todos los alcances y consecuencias”, esto justifica la exigencia de que los profesores dominen y utilicen la tecnología de manera adecuada. A manera de conclusión podemos decir de acuerdo con Eduardo Galeano que en tiempos de cambios y transformaciones múltiples, se espera más de quienes asumen la responsabilidad de pilotear amplias organizaciones ello se constituye en un llamado a nosotros los docentes.

 

Referencia Bibliográfica
Galeano, Eduardo (2000) UNESCO, Módulo 3: Liderazgo. Instituto internacional de planeamiento de la educación.
Briceño, M (2018) Liderazgo actual de la universidad Simón Rodríguez: tecnología y transferencia.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac