OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La agroecología y la educación agropecuaria abrazan saberes ancestrales y científicos entre profesionales y productores rurales en Venezuela

22 de marzo de 2016

Aura Álvarez Venezuela, Los Teques. Universidad Simón Rodríguez
IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica
Las universidades y otros centros educación universitaria contribuyen con la formación de docentes en educación agropecuaria, y de agroecología, de esta forma trasmiten a los alumnos conocimientos sobre el desarrollo sustentable que los ciudadanos reflexivos y críticos con sus ideas y saberes pondrán en la praxis para el desarrollo social, económico y cultural, de los pueblos. 

Diversos países latinoamericanos Bolivia, Argentina, Brasil, México, Cuba, Colombia y Venezuela han venido desarrollando programas de formación universitaria, tanto pregrado como postgrado, en el campo de la educación agropecuaria y agroecología.

Hacer mención a la carrera en docencia agropecuaria que imparte la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez (UNESR) en Venezuela, esta carrera tiene como objetivo la formación de profesionales dirigidos a formar individuos en las áreas vinculadas con la agricultura y la cría desde perspectivas innovadoras y sustentables. Esta carrera forma a sus participantes en aspectos didácticos en la asesoría técnica a los productores en relación al manejo de elementos que permitan la producción tomando en cuenta los conocimientos ancestrales así como el uso de nuevas tecnología y aspectos administrativos de la misma. Igualmente contamos en la UNESR con maestrías en agroecología que representan formación de alto nivel en esta área.

 Así mismo en nuestro país, la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), desarrolla nuevas propuestas educativas como son el Programa de Formación de Grado, siendo uno de ellos Agroecología, a nivel de pregrado que tiene como objetivo

…formar ciudadanos/as profesionales, con perspectiva global, que integren las prácticas y los saberes ancestrales y tradicionales con el conocimiento técnico-científico moderno, para mejorar los medios de producción agrícola, respetando el ambiente y la comunidad, que permita generar nuevas relaciones sociales de producción favoreciendo la sustentabilidad de los agro ecosistemas productivos y agrícola, para dar respuesta a las necesidades sentidas y emergentes del Proyecto País establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (UBV, 2007: 22).

Bajo este enfoque, se hace necesario generar diálogos de saberes entre la comunidad campesina y el Equipo de Proyecto (EP), conformado por estudiantes y profesores, con el objeto de “redescubrir” esos saberes que permitan el desarrollo de capacidades en los estudiantes-participantes, docentes-facilitadores, y el conocimiento sobre el agroecosistema desde una perspectiva holística, partiendo de la comunidad campesina.

 En testimonio de Mercedes, participante del último semestre de la carrera Educación Agropecuaria de la UNESR, y productora del asentamiento campesino Llano Grande del estado Aragua en Venezuela nos dice:

Nuestra experiencia en el asentamiento campesino Llano Grande, nos permite constatar como los sistemas de agricultura tradicional que hemos puesto en práctica tanto mi padre, hermanos, tíos, y también los demás productores del asentamiento, ha emergido a lo largo de años de evolución cultural y biológica, de manera que los campesinos, apoyados por los técnicos, ingenieros y licenciados en educación agropecuaria, desarrollaron agro ecosistemas que se han adaptado bien a las condiciones locales y que permiten satisfacer nuestras necesidades de vida de forma sostenible, aún en condiciones ambientales difíciles.(entrevista julio 15:2015)

Los Proyecto Socio Agro productivo, son aquellos que impulsan el desarrollo de actividades generadoras de bienes y servicios, cambios en las prácticas agrícolas, aplicación de técnicas adecuadas para evitar el cansancio de los suelos y el cuido de los saberes ancestrales útiles para nuestra comunidad, enmarcándose dentro del concepto de desarrollo endógeno, generando redes productivas para el desarrollo de la economía solidaria. Su carácter deberá ser comunitario, es decir, la finalidad es garantizar, la producción de bienes y servicios, garantizando una calidad de vida digna y la satisfacción de sus necesidades.

Mercedes comenta: (entrevista octubre 17: 2015)

Indagando entre los productores y dirigentes agrarios y técnicos agrícolas entre ellos Miguel Carrasquel y tomando en cuenta mis conocimientos de toda la vida como estudiante de la carrera agropecuaria y miembro y productora de la comunidad podemos señalar que el Valle de Aragua es una de las zonas agrícolas más productivas de Venezuela, en ellas se utilizan las técnicas agronómicas actualizadas así como los conocimientos que por tradición hemos recibido de nuestros antepasados. Entre los cultivos se encuentran: maíz, caña de azúcar y algodón, las cuales dieron auge a la instalación de industrias textiles, centrales azucareros y plantas procesadoras de alimentos. Los productos agrícolas principales en el Municipio Santos Michelena son aguacate, caraota, cebolla, tomate, maíz, pimentón, quinchoncho, cambur plátanos, naranjas, hortalizas, papa, ocumo, ñame, zanahoria, limón, parchita y auyama. Llano Grande es un asentamiento agrícola, donde la producción en la zona era deficiente originando migración entre sus pobladores debido a falta de respuestas por parte de los diferentes entes crediticios (públicos y privados) y la ausencia de proyectos orientados al sector agro productivo, en tal sentido un grupo de familias, proponen un proyecto agrícola al Concejo Comunal de Llano Grande con un enfoque agroecológico con la intención de mejorar la calidad de vida de la población, generando empleos directos e indirectos a la comunidad.

Mediante este proyecto, la colectividad se organizó para trabajar en forma planificada y mancomunada, al mismo tiempo se dan procesos de transformación y cambios significativos para cubrir sus necesidades reales individuales y colectivas a través de una gestión comunal, que permite planificar todo el proceso productivo de la comunidad que representa la discrepancia entre ser socio productivo o ser simplemente productor.

Otro aspecto de interés respecto a la formación de docentes en el área agropecuaria y agroecología consiste en el trabajo que desempeñan los participantes de dichas carreras universitarias en sus pasantías en colegios en la creación de huertos escolares que se constituyen en espacios de aprendizaje. Los pasantes, tienen la responsabilidad de trabajar con los niños en este ambiente, conjuntamente con los profesores y el aporte de los representantes. Los pasantes, entre ellos Luís Sánchez, previo a la actividad con los niños en el vivero, estudian teóricamente y recurriendo a material didáctico lo concerniente al proceso y tipos de cultivo. Durante la práctica en el huerto escolar, Luis, les explica y pregunta sobre aspectos del tema (Fotografía)

 La participación de los docentes, miembros de la comunidad y los participantes de la carrera docencia agropecuaria y agroecología de la universidad Simón Rodríguez, permite la integración por un lado y la construcción de saberes de manera permanente y reciproca, en donde se ponen en praxis conocimientos ancestrales por un lado y conocimientos innovadores que en conjunto permiten el buen vivir de las comunidades

 

Referencias bibliográficas:
Universidad Bolivariana de Venezuela. (2007) Programa de Formación en Agroecología. Diseño Curricular. República Bolivariana de Venezuela. Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior.

Fotografía 1: el pasante de la carrera educación Agropecuaria de la UNESR, en el huerto escolar de la Unidad Educativa Urquia.

Comunidad de Educadores para la Cultura Científica

La comunidad es un espacio gratuito a la que os invitamos a uniros.

   

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac