OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

“IBERCIENCIA” para aprendizajes significativos

1ro de abril de 2013

Marcela Gesica Bravo Portocarrero. IBERCIENCIA: Instituto Iberoamericano de Enseñanza de las Ciencias y la Matemática. Propuestas desde la Docencia.
Sin duda; en los tiempos en que vivimos, la educación no puede estar separada ni ignorar el avance científico y tecnológico cuyo acelerado desarrollo da cuenta del progresivo aumento de información científica. Se ha detectado que al año 2000, el mismo ha aumentado 16 veces más, con respecto al 1900.

Según investigación de: (Thomas Landauer 1986 En García. Matkovic, L. Mayo-2012 Química viva); dato que nos da idea de la cantidad de conocimiento que se debe “cubrir”, (es decir almacenar mentalmente), pensando en que el futuro docente, debe estar permanentemente actualizado en los núcleos centrales de la ciencia en general. Tal situación, hace que la enseñanza de las ciencias debe poseer objetivos puntuales. En otras palabras, aparte de lo conceptual debe considerarse necesariamente, aquellos contenidos relacionados con los procesos de la ciencia: La relación que se establece entre ciencia-tecnología-sociedad, la formación en valores y actitudes del alumno y la reflexión acerca de los fenómenos y los problemas ambientales, que afectan a la salud y al entorno (Suarez Arroyo, 2005). Solo conociendo el medio le permitirá al estudiante interactuar con él. Utilizando, modelos de enseñanza y herramientas pedagógicas, que permitan conectar el conocimiento escolar con el conocimiento científico. 

Situándonos en la profesionalización de nuevos docentes y para cumplir con uno de los objetivos y expectativas del diseño curricular de la provincia de Río Negro, Argentina: “El objetivo es formar un docente comprometido con las disciplinas, y su enseñanza que logre buenos aprendizajes en sus estudiantes”  los conocimientos científicos, desempeñan un papel importante en la formación del nuevo Docente, quien debe ser capaz de responder adecuadamente a los requerimientos actuales de la sociedad; tanto en su contexto cultural como económico e histórico; tales requerimientos son (en alguna de sus facetas), saber que deben enseñar ciencia a jóvenes que precisamente no están interesados en los conocimientos de “Ciencia”, por lo que es fundamental que ese docente este muy bien interiorizado de los conocimientos básicos y actuales para provocar aprendizajes significativos como lo acentúa el diseño curricular: “Para ser significativo, debe tener sentido y significado para el que aprende” (diseño curricular Provincia de Río Negro, pagina N° 44), así construir nuevas expectativas y nueva sensibilidad de los jóvenes, producto de los requerimientos sociales de hoy. Por lo que se hace urgente la necesidad de cambio en las aulas de ciencia.

La enseñanza de la ciencia y tecnología en general está en crisis, la misma se manifiesta en las opiniones desfavorables de los estudiantes y en la disminución de estudiantes que eligen a las ciencias e ingenierías como carrera. En este contexto, el eje de trabajo propuesto por “IBERCIENCIA” referido a la “Formación” es coherente, pues debe capacitarse en nuevas herramientas pedagógicas que incluyan métodos activos, apoyados en el trabajo grupal y colaborativo, y formar un docente de calidad a nivel Iberoamericano, entendiendo como docente de calidad a un profesional con autonomía de acción. Según García, L. “Capaz de ejercer la comprensión del aprendizaje de los estudiantes y de sus esfuerzos para mejorar ese aprendizaje” (“gigantes de la educación” 01-11-12. Soporte plataforma. @splataforma. Twitter.)  Convirtiéndolo en un actor de la educación del conocimiento científico y tecnológico más humanista, proyectando los requerimientos ecológicos, biológicos sociales y cotidianos como las necesidades que exige hoy la comunidad mundial nacional Iberoamericana y local. De esta manera se impulsa una educación sustentable como se reclama desde la declaración del proyecto Iberoamericano “Metas Educativas 2021” (OEI). “la importancia de fortalecer la enseñanza de las ciencias y de la matemática”. Haciendo hincapié en su meta N° 5: “mejorar la calidad y el currículo escolar” cuya adaptación, es sin duda enfocarla en la revisión y mejoramiento de los diseños curriculares del nivel secundario, y de esta manera elevar el porcentaje de elecciones en carreras de las ciencias exactas y naturales.

En este entorno los cinco ejes propuestos en la meta N° 12 […ofrecer un currículo que incorpore la lectura y el uso del computador en el proceso de enseñanza-aprendizaje en el que la educación artística y la educación física tengan un papel relevante, y estimule el interés por la ciencia, el arte y el deporte en los alumnos…..] son acciones concretas, coherentes y unificadoras para toda Iberoamérica, con un diagnostico general una capacitación necesaria de los docentes en acción, y docentes en formación, una transferencia en pos de facilitar materiales, por intermedio del instituto, (IBERCIENCIA) irá en dirección de la ayuda genérica e igualitaria a todos los docentes de Iberoamérica.

Personalmente, como profesora de nivel secundario en el área de “Química” en la Provincia de Rio Negro- Argentina, se palpa el vaciamiento en la elección por las carreras de ciencias, según la investigación llevada a cabo por el concejo nacional de rectores en (art. Luciana Sousa, en Diario Rio Negro, 10 de febrero, 2013). Por lo que la creación del Instituto Iberoamericano de la enseñanza de las ciencias y la Matemática IBERCIENCIA es una esperanza, un apoyo en el quehacer cotidiano, en la interacción útil con nuestros alumnos. Sabiendo que para el proceso de enseñanza-aprendizaje contamos con un sustento y orientación en nuestra labor cotidiana, considerando que, cada día y cada grupo de alumnos son diferentes; la diversidad exige y permite la readecuación permanente de herramientas pedagógicas que posibilitan la trayectoria espiralada con el resto de contenidos de la asignatura y con la transversalidad multidisciplinaria, eminentemente activa, para combatir así la repitencia y deserción evidente en mi práctica pedagógica, de la que puedo citar algunas causas que considero importantes, como la falta de hábitos de trabajo (especialmente en el trabajo experimental), la comprensión limitada de los fenómenos, la permanencia de las ideas previas, la persistente dependencia al docente, son algunos de los motivos que he podido observar, causas que cada ciclo lectivo, se hace difícil erradicar en los alumnos, sumado a las políticas educativas proteccionistas que cada vez facilitan más la promoción y no el aprendizaje significativo. Por eso estoy convencida que solo el cambio casi vertiginoso y activo podrá estimular y cambiar la mirada de los jóvenes sobre las ciencias y las matemáticas, cambio que se hará evidente en el aumento del porcentaje de elección de carreras afines. Todo este cambio será posible, si se ataca el punto neurálgico que es  la formación de los futuros docentes, donde los pilares de formación deben ser, no de un sector o una nación, sino de Iberoamérica. Solo así será y estará a la altura de los países o comunidades científicamente más avanzadas.

Más sobre IBERCIENCIA

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac