OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Jugando…ando con los robots: una emocionante relación

11 de diciembre de 2018

César Vicente Benavides Torres. Casa de la Ciencia y el Juego. I.E.M. Aurelio Arturo Martínez. Facultad de Educación Universidad de Nariño. Pasto Nariño Colombia. Comunidad de Educadores por una Cultura Científica. IBERCIENCIA. 
En internet se puede mirar cómo la robótica mejora nuestra salud y en consecuencia aumenta nuestra esperanza de vida. La cirugía robotizada, los nanorrobots inyectables que detectan y destruyen tumores cancerígenos, o robots asistenciales para el cuidado de personas mayores. Incluso podemos apreciar a Sofía la primera mujer robot que es capaz de sostener una charla básica con una persona, hoteles en el Japón que son atendidos por robots, un presentador de noticias que es un robot en China, o Pharos, el robot que ayuda a los mayores a hacer ejercicio.

El asombro es cada vez mayor cuando nos adentramos en esta temática. Hoy es urgente comenzar el debate sobre los robots, los trabajos que pueden desaparecer y los que van a aparecer, las implicaciones éticas y hasta la urgencia de introducirlo en las aulas de clase y los centros interactivos de ciencia.

Varias preguntas aparecen en las redes sociales que vale la pena comenzar a debatirlas y pensar su respuesta. “¿Qué impacto tendrá en la clase media la automatización de tareas domésticas? ¿Cuál será la interacción entre robots y humanos en el trabajo? ¿Trabajaremos en equipo?”. ¿Nos reemplazarán algún día las máquinas inteligentes? ¿Cuáles deben ser las características cognitivas y sociales de un robot para ser aceptado como un colaborador en el entorno laboral? ¿Cómo regulará el mercado la inteligencia artificial? ¿Se deberán pagar impuestos por tener robots trabajadores?. Yo agregaría unas preguntas adicionales: ¿El sistema educativo aceptará los robots para transformarse?. ¿Van a desaparecer los docentes?. Cuáles son las implicaciones éticas de la toma de decisiones que realice un robots?, ¿Qué nivel de autonomía deben tener los robots? y muchas otras que van a ampliar el espectro de la discusión.

Nos encontramos con la noticia de que el Parque de las Ciencias de Granada y la Fundación Bancaria ”la Caixa”, presentan la exposición “Robots: Los humanos y las máquinas”, coproducida por el Museo Federal de la Salud y el Trabajo de Alemania (DASA) de Dortmund. En ella cuenta la historia de las máquinas desde las primeras civilizaciones hasta nuestros días. Los antepasados fabricaron las primeras herramientas en piedra y nosotros los humanos hemos desarrollado máquinas de todo tipo, para aprovechar la ventaja tecnológica de ellas para llevar a cabo tareas que antes eran muy difíciles para los seres humanos. Creo que en nuestra imaginación, alimentada por la ciencia ficción, está el crear un ser humano artificial. Pues ya está cerca este escenario. Un verdadero salto tecnológico que abre nuevos interrogantes.

Estamos viviendo la cuarta Revolución Industrial y las niñas y los niños actuales vivirán cambios extraordinarios para los cuales deben prepararse desde la cuna, con el fin de no quedar excluidos del vertiginoso avance de la ciencia.

Hoy en la Casa de la Ciencia y el Juego queremos contribuir para acercar a las niñas y a los niños, para que ingresen al mundo de la robótica y para ello ha adquirido 20 robots que serán utilizados para que los visitantes jueguen con ellos, a partir de situaciones discrepantes, para que sea motivo de diálogo sobre esta tecnología que se nos avecina y propiciar los ambientes adecuados para que puedan travesear, realizando pequeñas programaciones que ayuden a resolver problemas locales, familiares o del aula de clase. Se trata de una oportunidad valiosa que les permitirá tocar, armar, desbaratar, programar, equivocarse, errar, ensayar, y generar así una cultura robótica que anime a las instituciones educativas, universidades, escuelas para comenzar a transitar este importante camino que nos sorprenderá mucho más en pocos años. Queremos incentivar socialmente los valores asociados a la actividad científicas como la curiosidad, el esfuerzo, el rigor, la constancia, la creatividad y la imaginación.

Tendremos mesas, computadores, robots Lego Educations, y Wedo 2.0 con los cuales vamos a animar mucho más la visita a este centro interactivo. Queremos seleccionar un grupo importante de semilleros robóticos que puedan realizar un curso gratuito más formal, más intensivo y profundo para desarrollar proyecto innovadores que nos ayuden en nuestro contexto. La metodología se basa en la sorpresa, el reto, la incertidumbre, cuyo fin es la indagación, el ensayo y el error, la perseverancia, la pasión y la paciencia para avanzar en cada sesión y confluir en un evento regional para mostrar los productos de esta experiencia en robótica a partir del juego y la diversión.

No vamos a patrocinar proyectos violentos, como batallas, confrontaciones entre robots y similares, por cuanto los utilizaremos para crear espacio de paz y no animaremos a nadie para que sus esfuerzos mentales lo traduzcan en máquinas o armas de destrucción, Así como no nos gusta los juguetes bélicos, los proyectos que animaremos serán constructivos, edificantes, creativos, para fortalecer desde la Casa de la Ciencia y el Juego espacios para generar paz y no violencia de ninguna índole. En la “Carta de Copenhague”, firmada por prestigiosos científicos, invitan a compartir una visión de progreso que trascienda al concepto de innovación recordando que el ser humano debe estar en el corazón de cualquier acción tecnológica y por lo tanto los principios éticos que debemos fomentar son evitar que los sistemas autónomos no violen derechos humanos básicos ni produzcan daños al ambiente y al planeta Tierra.

La metodología será el juego, las herramientas que deben traer los interesados son varias: imaginación, fantasía, curiosidad, creatividad y mucha capacidad de asombro. Cada mañana y cada tarde nos encontraremos con gritos, carcajadas, mucha alegría, mucha imaginación y un profundo respeto por los materiales que se van a utilizar y que debemos dejar en perfecto orden y guardados para el uso de los siguientes grupos. Es una metodología de trueque pedagógico: Nosotros te préstamos y te asesoramos en el campo de la robótica y tú en contraprestación, cuidas, proteges y utiliza de la mejor manera los elementos proporcionados. Los pesimistas nos alertan del rápido deterioro de los materiales y pérdidas. Nosotros le apostamos por todo lo contrario, trabajamos para generar responsabilidad social, equidad y muchas oportunidades para los más desposeídos.

Jugando ando con los robots es el nuevo espacio que estamos creando, el juego es el motor de la creatividad, la experimentación, la innovación y el aprendizaje de la ciencia. Jugar supone investigar con los materiales, planificar, crear, modificar, trabajar de forma individual o colectiva, aceptar el error y empezar de nuevo. No es necesario tener conocimientos previos, ni saber los nombres de los elementos que se manipulan, es suficiente con tener ganas de jugar y experimentar. Esta será la oportunidad para compartir y reunir a las mentes más extraordinarias que tiene nuestra ciudad Pasto y el Departamento de Nariño, como son las niñas y los niños.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac