OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica como Comunidad Abierta

13 de noviembre de 2016

Nota de José Javier Segura Ramírez, IBERCIENCIA, Comunidad de Educadores para la Cultura Científica. Ciudad de México, México.
La CECC es un espacio donde se escucha la voz de los docentes de Iberoamérica, para propuestas e intercambio de experiencias que redunden en el mejoramiento de nuestra práctica docente y de un mayor acercamiento con el entorno social.

La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica (CECC) ofrece un espacio para que los docentes de Iberoamérica expresen sus ideas, sus propuestas, sus críticas, sus experiencias, en suma: expresen su palabra.

Esto no es más que pronunciar el mundo, su mundo, para transformarlo. Hay plena libertad para hacerlo, sin más limitación que la propia experiencia. De ahí que dicho pronunciamiento sea auténtico, verdadero; sin estos dos fundamentos, su pronunciamiento sería ilusorio.

Al pronunciar su mundo, los docentes establecen el diálogo, única manera de lograr la transformación y humanización de su mundo. Porque no se trata de imponer su verdad, la verdad surge del diálogo, del intercambio de experiencias y de propuestas. Es por ello que los foros, seminarios, cursos, talleres, son el espacio apropiado donde se da la existencia auténtica del diálogo.

Transformar el mundo mediante el diálogo, es transformarlo mediante la palabra, el trabajo, la acción, la reflexión. El diálogo es el encuentro de los hombres para la tarea común de saber y actuar. Por ello, los que formamos la Comunidad nos enriquecemos como personas y como docentes, lo cual nos lleva a mejorar nuestra práctica docente y nuestra participación en el entorno social como ciudadanos críticos propositivos.

La educación no puede tener como único objetivo depositar en los jóvenes estudiantes el saber acumulado de la sociedad, para que éstos lo asimilen y se acomoden al estado actual. Debe ir más allá, estableciendo situaciones problematizadoras del entorno social para que los jóvenes se incorporen a la sociedad como ciudadanos críticos y participativos, teniendo como meta la mejora de su mundo actual.

Los trabajos de la Comunidad se realizan con la fe, con la esperanza y con la convicción de que nuestro mundo puede ser transformado en uno más justo, equitativo e igualitario; el diálogo y la educación pueden hacerlo. Lo que se busca no es interpretar el mundo de diversas maneras, lo que importa es transformarlo.

Te invitamos a unirte a nuestra Comunidad

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac