OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La Opinión de expertos en Ingeniería y Sociedad Digital

16 de junio de 2018

Paula Urcid Gómez. Becaría de la Organización de Estados Iberoamericanos de México
El día 23 de abril se inauguró el Foro Iberoamericano de Ingeniería y Sociedad Digital en el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, en Oviedo, España. La inauguración estuvo a cargo de Mariví Monteserín, Alcaldesa de Avilés; Juan Carlos Toscano, Secretario Técnico de Ciencia de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (OEI); Laura Felguera, Directora de Iberoamérica de la Universidad de Oviedo; y Francisco Solís, Secretario del Plan de Andaluz de Investigación.

Juan Carlos Toscano celebró la realización de este evento en el Centro de Cultural, destacando los 20 años de relación con la Universidad de Oviedo, en los cuales han trabajado en conjunto en publicaciones de temas de educación, ciencia y cultura. También señaló la relación con la junta de Andalucía y la creación de Institutos de ciencia.

Laura Felguera, anunció la creación de la cátedra de Iberoamérica de Ingeniería y Sociedad Digital que abordará los principales retos de la sociedad. De igual aludió a la estrecha colaboración que han tenido la Universidad de Oviedo y la Organización de Estados Iberoamericanos, a través de la organización de cursos de formadores de secundaria en España, Ecuador y México. Destacó que el foro es una forma de crear puentes para enfrentar los retos de la sociedad digital.

Francisco Solís, celebró que a partir de este foro se cree una cátedra y así mismo la creación de grupos de intercambio. Dijo que el foro vincularía lo científico con lo social, lo cual se une con la Junta de Andalucía ya que la ciencia debe estar al servicio de la sociedad. Mencionó el trabajo que hace la Junta de Andalucía en torno a la ciencia, desde sus publicaciones. Celebró la realización de la cátedra iberoamericana, ya que ésta es una plataforma para que los investigadores se conecten, exploren y se expandan. Dijo que la cátedra que se abrirá dará luz para ver a la sociedad digital y la exclusión social, y promover otras formas de enseñanza a través de la tecnología.

Finalmente Mariví Monteserín, dijo que el foro es en un espacio de reflexión en torno de la tecnología y la sociedad, ya que esta se encuentra cambiando y por tanto, debemos aprender a vivir en una sociedad llena de información y que en este sentido urge preparar a la sociedad para que sean protagonistas del cambio, así la educación adquiere un papel fundamental.

La primera conferencia plenaria Estrategias para la igualdad y tecnologías entrañables: principios para un modelo alternativo de desarrollo tecnológico estuvo a cargo de Miguel Ángel Quintanilla, de la Universidad de Salamanca. Dijo que para superar la alienación tecnológica en la que se vive actualmente es necesario identificar porque ocupamos la tecnología y que es lo que nos está ofreciendo, expresó que cada vez se hacen más cosas con la tecnología desde lo personal hasta lo social. Mencionó que hay dos formas de uso de las tecnologías de la información, una a través de la robótica para sustituir al trabajo y otra, a través de redes para sustituir al mercado. Señaló que la informática hace que los humanos se relacionan con las máquinas sin entenderlas, y eso es una forma de alienación tecnológica.

Reflexionó sobre cuatro formas de mitos de la alienación tecnológica: una que ayuda a que la producción de las empresas sea mayor y mejor; la segunda es en la que la tecnología es despiadada; la tercera, donde la tecnología es indescifrable y cerrada en la que se reproducen los aspectos de la realidad,; y por último, en la que la maldad de la tecnología provoca seres artificiales que pueden hacer daño a los humanos por culpa propia. Explicó que la alienación en tecnología viene de la opacidad de su mismo diseño, es decir, que no se sabe cómo funcionan las tecnologías más sencillas. Ante este panorama mencionó que se necesitan interfaces para aprender a hacer máquinas y no sólo a depender de ellas. Y que en la enseñanza y práctica, los ingenieros deben ser prudentes, implementando sistemas técnicos que puedan ser reversibles. Asimismo señaló que hay que mantener una reflexión y posición crítica de los mitos de la tecnología.

La segunda plenaria titulada Republicanizar y democratizar las sociedades digitales en Iberoamérica estuvo a cargo de Javier Echeverría de la Fundación Ikesbasque, en la cual se refirió a la parte de la sociedad digital, explicando entonces que el espacio-tiempo, físico y social no es el mismo que en la Internet, en ese sentido, dijo, que no hay una democratización, sino que hay un neo feudalismo. Explicó dos hipótesis en las cuales aún trabaja, la primera es que las tecnologías transforman el entorno, y se pueden distinguir tres entornos, el primero es el cuerpo, el segundo es el lugar en el que estamos, y el tercero es el entorno digital y las redes swift, como las financieras. La segunda hipótesis es que el espacio digital ha sido colonizado y dominado por empresas, o “tecno señores”, los cuales, no sólo son del Internet sino del conocimiento científico. Aquí surge el tecno-poder, que supera al poder de los Estados-Nación. Mencionó que son tecnologías del control, más que de la comunicación o de lo información. En este sentido infirió que debe haber una gestión pública con una estructura de gobernanza.

Propuso el término de tecno-personas para seguir pensando los tres entornos, las cuales no sólo son personas físicas sino sociales, como los partidos políticos, quienesno tienen conciencia sino una hetero-conciencia y que para relacionarse con otras personas sólo lo pueden realizar mediante las tecnologías, quienes son también, tecno-personas.

Posteriormente se realizó la mesa redonda titulada Retos de la sociedad digital para las ingenierías, las ciencias sociales y las humanidades, donde participaron como ponentes: Ainara Zubillaga, Directora de Educación y Formación de Fundación Cotec para la Innovación; Walter Antonio Bazzo, Ingeniero Mecánico; Ana Cuevas, Profesora titular de la Universidad de Salamanca; y Mariano Martín Gordillo, Profesor de Filosofía del IES no. 5 de Avilés y colaborador regular de la OEI.

Para iniciar la mesa, el moderador presentó a cada uno de los panelistas y generó una pregunta guía para ser respondida durante la presentación de cada ponente, ¿la formación del ingeniero debe incluir componentes sociales y políticos, además de los conocimientos técnicos propios de su campo de estudio?

Ainara Zubillaga inició su intervención aclarando que estamos entrando en un proceso de automatización, haciendo referencia a la 4ª revolución industrial, periodo crítico para la humanidad, pero con áreas de oportunidad que debemos saber aprovechar. Es decir, existen habilidades que son estricta y diferencialmente humanas, las cuales pueden desarrollarse a través de la educación.

Con la 4ª revolución industrial se supone la sustitución de algunas de las tareas que componen ciertos puestos de trabajo, por lo que resulta necesario generar otras áreas de trabajo que requieran de la preparación, el conocimiento y la experiencia de los seres humanos. De ahí que se considere necesario enfocar y reforzar algunos elementos educativos centrales tanto en la currícula futura como en las dinámicas de los centros escolares, tales como la creatividad, el pensamiento crítico, la empatía y la capacidad para trabajar con el otro, entre muchas otras.

Ante esta realidad, es requisito aceptar que los empleos en un futuro cercano sufrirán cambios inimaginables, por lo que la tarea de las escuelas es dotar a su alumnado de habilidades como la flexibilidad, la capacidad de adaptación y la capacidad de reinventarse, poniendo sobre la mesa implicaciones educativas como “aprender a aprender”, elemento central para esta transformación.

En seguimiento a la participación de Zubillaga, Walter Antonio Bazzo, retomó, en otras palabras, la necesidad de promover una cultura para el desarrollo tecnosocial para todas las profesiones, pero específicamente en el campo de la ingeniería, pues considera a esta área del conocimiento como hermética, ya que identifica que la profesión de la ingeniería está dedicada a la producción, pero carece de la reflexión y cuestionamientos sobre ¿para qué? o ¿para quién? está dirigido el producto.

Por ello considera fundamental que para cualquier proyecto de ingeniería se conozcan las variables contemporáneas y se reflexionen a partir de dar solución a un problema social, concluyó diciendo que “el ingeniero debe seguir haciendo técnica pero con una visión más humana”.

Ana Cuevas inició su presentación retomando una idea que está en auge, y que ya se había mencionado en la mesa: la 4ª revolución industrial es un proceso que estamos por vivir y que va a transformar radicalmente al mundo. Ella considera que cada generación tiene la sensación de estar viviendo una revolución constante, por lo que esta no es la excepción. La digitalización del conocimiento y el mayor acceso a la información son características de la sociedad actual y esto está generando cambios profundos en todos los niveles de la sociedad; sin embargo existen dos cambios que claramente se reflejan en lo educativo: que lo público se está volviendo privado, tal como los servicios de sanidad, escolares, etcétera; y que lo privado se está volviendo público en un afán exhibicionista.

De ahí que sea requisito de los educadores, de todos los niveles, intervenir en sus estudiantes para ayudarlos a tener una actitud más crítica y más colaborativa ante la información que se les presenta en la red, además de ayudarlos a identificar entre lo verdadero y lo falso, pues tal como lo señalaba Walter, se requiere una enseñanza de la ética en todas las profesiones, aunque los alumnos se resistan, retomando el caso de los ingenieros.

Aunada a esta reflexión, Cuevas señaló la importancia de enseñarle a los ingenieros a anticiparse y a preguntarse “qué pasaría si…” de tal forma que se den cuenta que hay varias formas de realizar un proyecto para el beneficio de la sociedad, y que resulta fundamental que los docentes sean quienes enseñen a sus alumnos a ver hacia el futuro.

Finalmente, Mariano Martín Gordillo narró su experiencia con el uso de dispositivos tecnológicos desde su niñez, y cómo estos fueron cambiando a lo largo de sus etapas de crecimiento, recuperando la importancia de estos dispositivos en la educación. Recordó algunos proyectos tecnológicos presentes en los centros educativos donde él trabajó y cómo se dio la introducción de las TIC en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

Sin embargo, establece una pregunta clara que permite la reflexión de los asistentes ¿hacia dónde debemos ir? En este sentido, expuso que la reflexión es necesaria para generar política educativa, para los docentes y para la educación en general, pues nos encontramos en una etapa de constante cambio, por lo que sugiere una preparación y un aprendizaje constante que nos permita atender los requerimientos del futuro.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac