OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La conquista del espacio: un atractivo hacia la ciencia y la tecnología para los estudiantes

30 de septiembre de 2016

Álvaro Restrepo. IBERDIVULGA. Se realiza con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía
Contenedor de Cultura Científica 4: La conquista del espacio
Este contenedor se refiere a temas espaciales. De una manera apasionante y creativa, permite al lector acercarse a cuestiones diversas que han sido fuente de preocupación del ser humano desde tiempos remotos. Los avances en temas astronómicos, planetarios, etc., sirven de inspiración, siendo los artículos sobre ellos una buena herramienta para la promoción de la cultura científica. Además de buscar promover estos aspectos, contribuye al fomento de la comprensión lectora y alfabetización científica. Los seis artículos representan una muestra de la propuesta del contenedor número 4.

Diversas instituciones cooperan para hacer uso de la tecnología espacial en la producción de vino, así lo expone Kristin Suleng en su artículo Robótica espacial para el viñedo 3.0. El VineRobot es el último proyecto desarrollado con el fin de facilitar el proceso de seguimiento y colecta de uvas en los viñedos europeos. Es el resultado del trabajo conjunto de empresas y universidades europeas que han permitido adaptar el vehículo espacial a los territorios donde el vino es producido. Dotado de tecnología de punta, esta empresa es un esfuerzo por estudiar los sistemas de información. Asimismo, constituye la iniciativa de introducir algo de este tipo en la producción agrícola, lo cual había sido difícil hasta el momento. Con ello se pretende no solo aumentar la producción alimentaria, sino también motivar a las nuevas generaciones profesionales a interesarse en el campo, y en los nuevos sistemas de información. Este documento muestra, de una forma creativa, las nuevas propuestas en los campos europeos por innovar y atraer jóvenes hacia estas áreas de investigación.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/4ACH160.pdf

Desde julio de 2009 la OEI tiene una Comunidad de Educadores para la Cultura Científica de afiliación gratuita que ya supera los 4.500 miembros que tiene su origen en la particpación en un curso masivo y gratuito sobre educación para la cultura científica. Todo el proyecto se basa en unos materiales que se crean bajo la dirección (y la mayoría de los casos la autoría) de Mariano Martín Gordillo. Todo se basa en el uso de artículos de prensa iberoamericana y la propuesta de unas tareas que tras los ajustes precisos son usados por docentes y llegan a millones de estudiantes. Todo este desarrollo se realiza con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía

Las emisiones de masa coronal producidas por el sol pueden tener un impacto mayor en las sociedades actuales, altamente dependientes de los satélites. Desde el campo de las TIC hasta la seguridad nacional se ve un incremento en el uso de tecnología espacial, que es vulnerable a las emisiones solares. Este es lo que nos cuenta Teresa Nieves en la entrevista “Una emisión de plasma solar podría provocar una catástrofe” hecha por Enrique Sacristán. Desde sus labores investigaciones debe revisar y vigilar dicho fenómeno, del cual no se tiene un amplio registro. También, Nieves es la vicepresidenta de la Comunidad de Científicos Españoles en Estados Unidos, que busca organizar programas de divulgación y de educación, como de desarrollo profesional y de mejora de la comunidad. Esta entrevista nos permite ver la articulación que se da entre ser científico y pertenecer a una comunidad, donde cada uno puede contribuir desde su área de especialización.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/4ACH163.pdf

Ahora bien, David Barrado en su reportaje Sobre héroes, dioses y el origen del nombre de las constelaciones muestra como las constelaciones son el reflejo mismo de la humanidad. Teniendo en cuenta el fuerte papel de occidente en la clasificación y denominación de las estrellas, es claro como aquellos nombres están envueltos en contextos filosóficos, políticos, sociales, económicos, entre otros. De este modo, las 88 constelaciones aceptadas por la Unión Astronómica Internacional no son neutrales, sino que han sido formadas por los seres humanos, quienes han proyectado en ellas los paradigmas de su tiempo. Así, vemos como una de las ciencias, la astronomía, ha sido en parte formada por procesos sociales, y de otra índole, que han marcado su trayectoria.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/4ACH156.pdf

El primer satélite geoestacionario latinoamericano ha sido lanzado al espacio por Argentina, así lo afirma José Pichel en su texto El satélite que pone en órbita a Argentina. El ARSAT 1, como se ha llamado al satélite, es el resultado de una política en ciencia y tecnología, que le ha permitido al país del sur desarrollar esta tecnología. Se ha alcanzado un know-how que le permite hacer efectiva una “soberanía satelital”. Los próximos proyectos ya están en marcha el ARSAT2, ARSAT 3, SAOCOM, junto con satélites hechos en colaboración con países como Italia o Brasil. Sin embargo, el avance presenciado es fuente de debate a nivel político, ya que se pone en duda no solo la “argentinidad” del proyecto, también se cuestiona la soberanía de la que se habla. No obstante algo es claro, la capacidad de producir un satélite funcional implica grandes beneficios para la población y para la economía del país. De este modo, por medio de un ejemplo concreto Pichel hace alusión al desarrollo científico y tecnológico argentino, refiriéndose, a la vez, a los debates que ello acarrea.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/4ACH153.pdf

Por su parte, Mariano Ribas habla sobre Postales y revelaciones de la sonda espacial Cassini. Después de cumplir 10 años de haber llegado a Saturno, Ribas nos ofrece un breve recuento acerca de la misión de esta sonda a través de 10 imágenes impactantes. Allí, es posible admirar desde los anillos hasta las lunas del gigante gaseoso. Esta misión espacial, fruto de trabajo entre la NASA y la ESA, ha sido un éxito y ha permitido estudiar de una forma más detallada a este enorme planeta. Es un esfuerzo mayor por lograr aquello denominado la conquista del espacio.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/4MMG200.pdf

Finalmente, Alicia Rivera en su texto Las rocas del Apollo aclaran el origen y la composición de la Luna aborda la cuestión de la formación del satélite terrestre. De acuerdo con su artículo, el análisis realizado a las piedras lunares traídas por la misión Apollo ha dado base a la teoría del choque entre la proto-tierra y un cuerpo celeste del tamaño estimado de Marte, dando origen a la Luna. De esta manera, se han aclarado algunas teorías y los científicos se han inclinado hacia aquella de Theia, como se llama al cuerpo que impactó a la tierra. Sin embargo, aún quedan algunas cuestiones por definir, por ejemplo cuál es la composición de la Luna respecto a materiales provenientes de la Tierra y de Theia. Vemos aquí que la labor científica en lugar de dar respuestas cerradas, formula nuevos cuestionamiento que permiten el avance del conocimiento.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/4ACH143.pdf

Les recomendamos unirse a nuestra comunidad y acceder a la totalidad de materiales que ya han sido publicados.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac