OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La formación de ciudadanía digital para fortalecer el paradigma de Gobierno Abierto

12 de julio de 2018

Dra. Rosa Rita Maenza. Universidad Tecnológica Nacional - Facultad Regional Rosario. Para IBERDIVULGA sobre el Foro Iberoamericano de Ingeniería y Sociedad digital
El avance exponencial de las tecnologías de la información y la comunicación en diferentes ámbitos de nuestras vidas ha determinado también cambios en las esferas gubernamentales. Se comienza a hablar de gobierno abierto o estado abierto, como un nuevo paradigma y modelo de relación entre los gobernantes, las administraciones y la sociedad, que invita a una nueva cultura de interacción entre los diferentes actores, estimulando un cambio en la concepción, gestión y prestación del servicio público, que va más allá de la tecnología.

Esta concepción de gobierno, basada en los pilares de transparencia, rendición de cuentas, participación ciudadana, colaboración e innovación se transforma en una utopía si no existe realmente la co-creación de las políticas públicas en post de una efectiva construcción de ciudadanía legítima. Para poder convertir en realidad este proceso, es fundamental que cada individuo posea las competencias de un ciudadano inteligente y es desde las Universidades que este tipo de acciones deben comenzar a realizarse, permitiendo la consolidación de espacios de formación para los futuros profesionales, que deben ser conocedores y activos participantes en estas nuevas propuestas de innovación.

El concepto de competencia ha sido analizado desde variados marcos referenciales, dependiendo del contexto o ámbito de estudio, de la teoría subyacente respecto al modo de transmisión de conocimiento, de las prácticas de enseñanza y de la relación educación-sociedad, entre otros. Una forma de definir el término competencia es enfocándose en la aptitud e idoneidad que posee una persona. Se dice que alguien es competente cuando es apto o adecuado para realizar una determinada tarea, desempeñar un tipo de puesto o intervenir en un asunto determinado. 

Un aspecto importante a considerar es analizar cuáles son las competencias digitales que debe adquirir un ciudadano para poder participar activamente en las propuestas de un gobierno abierto. En este sentido, algunas organizaciones e instituciones han elaborado documentos de referencia donde se ofrecen definiciones, aplicaciones y un repertorio de estrategias necesarias para modernizar y fortalecer la calidad de las administraciones públicas, tal es el caso de la Guía Iberoamericana de Competencias Laborales en el Sector Público (2016) del Centro Latinoamericano de Administración para el Desarrollo, entre otras.

Este avance es un valioso aporte para solucionar los problemas de gestión de conocimiento internos de una organización pero sigue haciendo falta un trabajo más amplio dirigido a la ciudadanía, que permita a la comunidad hacer un salto cualitativo en lo que respecta a trabajar por sus propios intereses y los de todos. Tantos los referentes públicos como los ciudadanos, precisan conocer cuál es su nuevo rol en este ecosistema que se está intentando implementar. Esto involucra la necesidad de contar con ciertas competencias instrumentales, tecnológicas y conceptuales, entre otras.

La alfabetización de un ciudadano inteligente para este siglo XXI debe ser amplia, implica la formación de una identidad como persona que participa y se involucra en la comunidad, que considera los conocimientos disciplinares, junto con los valores y actitudes responsables. Los ciudadanos deben ser capaces de aprovechar los servicios informáticos que las instituciones proponen a través de los diferentes canales de comunicación, y de esta forma poder realizar un uso productivo de las tecnologías digitales, en particular de internet, en variados campos tales como salud, comercio, economía, turismo, cultura, formación y educación.

De esta forma, un ciudadano digital en un mundo conectado, usa las tecnologías para resolver tareas cotidianas, puede encontrar oportunidades de crecimiento personal y profesional interactuando en red, realiza con facilidad diferentes tareas básicas empleando la computadora e internet y fundamentalmente emplea esos conocimientos y habilidades para brindar soluciones a necesidades individuales y comunitarias, generando una verdadera transformación en la vida de las personas.

Como mencionan Jones y Mitchell, “la destreza tecnológica ya no remite al uso diestro de los dispositivos, sino que demanda un desempeño óptimo en el entorno digital en términos de participación, respecto, intercambio, colaboración y convivencia con otros (Jones y Mitchell, 2015). Es necesario estimular conductas online responsables y la participación ciudadana en prácticas cívicas en la red.

Las instituciones educativas, en particular las universidades, por medio de sus espacios de extensión y en las diferentes carreras con materias optativas, deben comenzar a trabajar en ayudar al gobierno a llevar a cabo esta tarea que implica cambios importantes y a gran escala. Es menester de estas instituciones asegurarse que todos los ciudadanos de forma inclusiva participen con estos nuevos planteos. En particular, debe esforzarse para llegar a diversos públicos, abarcando personas con discapacidades diferentes, adultos mayores y otros sectores vulnerables, para que los mismos puedan tener la capacidad y la oportunidad de realizar planteos y participar activamente como el resto de la sociedad.

Impulsados por esta necesidad es que en el año 2015 se crea en Argentina la Red Académica de Gobierno Abierto (http://www.redacademicagobabierto.org/) integrada por instituciones académicas y profesionales interesados en la temática. Su misión consiste en favorecer la generación de espacios de cooperación a nivel local, regional y global, a fin de difundir, investigar, enseñar y publicar sobre el enfoque de gobierno abierto; así como co-crear con otros actores de la sociedad civil y gobiernos propuestas de apertura institucional y ciudadana, de transparencia, de acceso a la información, rendición de cuentas, participación, colaboración y gestión del conocimiento.

La Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional Rosario (UTN-FRRo), ha impulsado la consolidación de esta red desde sus inicios, participando en las diferentes Jornadas realizadas, presentando investigaciones y propuestas de trabajo.

Cabe señalar que la UTN es la única universidad pública dispuesta a lo largo de toda la República Argentina, contando con 29 regionales. En particular, ha comenzado un plan de trabajo para a partir del año 2018 planificar todas las carreras de Ingeniería con un enfoque basado en competencias. Dentro de las pautas institucionales a tener en cuenta para efectivizar el proceso se proponen las siguientes:

  • Definir el perfil de egreso, con el conjunto de competencias del egresado de la carrera, considerando el perfil profesional de las ordenanzas y las incumbencias profesionales del título, dadas por resolución ministerial.
  • Determinar dominios de competencias o áreas con competencias similares en las cuales trabaja el egresado.
  • Indicar los niveles en que se debe desarrollar cada competencia, aclarando sus indicadores.
  • Identificar las unidades de aprendizaje que desarrollarán cada competencia y el nivel requerido de diseño para constituir la malla curricular por competencias.
  • Diseñar mecanismos de evaluación del nivel de desarrollo de cada competencia y del nivel terminal de las mismas
  • Elaborar los programas analíticos de cada unidad de aprendizaje de manera que desarrollen las competencias previstas en el nivel diseñado.

Si bien este enfoque educativo será llevado a cabo en los ámbitos académicos para el perfil del egresado de ingeniería, esta forma de planteo del proceso educativo permitirá desarrollar el trabajo desde las diferentes disciplinas con una metodología diferente.

Así bajo este enfoque, dentro de las competencias de conocimiento se realiza la propuesta de formación de ciudadanía digital vinculada a gobierno abierto para los futuros ingenieros, proponiendo el dictado de materias electivas que se vinculen a la temática. Se pretende que los futuros egresados de las carreras de ingeniería puedan actuar como verdaderos ciudadanos digitales inteligentes, involucrándose en la sociedad no como meros tecnólogos sino más bien como personas activas que participan, opinan, dicen lo que esperan de sus políticos y sobre todo proponen nuevas ideas para construir un país mejor y un mundo mejor.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac