OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

La tecnología que nos rodea a todos también se puede llevar al aula: el hábitat humano

6 de octubre de 2016

Álvaro Restrepo. IBERDIVULGA. Se realiza con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía
Contenedor de Cultura Científica 5: hábitat humano.
Este contenedor trata los temas de la construcción, y el urbanismo, dinámicas y procesos que allí se dan son ricos. Además de ser fuente de discusión, constituyen temas apasionantes en los que la innovación y la cultura científica se manifiestan. A su vez, buscan el fomento de la comprensión lectora. A continuación, se presenta el resumen de 6 artículos allí contenidos.Los seis artículos representan una muestra de la propuesta del contenedor número 5.

Los avances tecnológicos y los dilemas éticos van de la mano. Esto se ve ejemplificado en el artículo de Keith Naughton ¿Debería decidir un coche sin conductor quién vive y quién muere? Allí, se expone uno de los grandes puntos espinosos que ha evitado la salida al mercado de nuevas tecnologías, entre ellas los coches que se conducen solos. Para enfrentarse a cuestiones de difícil solución, empresas como Ford, Toyota, entre otras, han citado a grupos de filósofos y especialistas en ética para debatir al respecto. Sin embargo, es difícil hallar soluciones a situaciones complejas. Hay quienes proponen seguir las leyes de Amisnov en la que ninguna máquina debe hacer daño al ser humano, pero en momentos críticos ¿qué debe hacerse? Con este interrogante el texto nos adentra en una discusión presente y de gran relevancia, pues de ellos depende, en parte, la introducción de nuevas tecnologías.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/5MMG216.pdf

Desde julio de 2009 la OEI tiene una Comunidad de Educadores para la Cultura Científica de afiliación gratuita que ya supera los 4.500 miembros que tiene su origen en la particpación en un curso masivo y gratuito sobre educación para la cultura científica. Todo el proyecto se basa en unos materiales que se crean bajo la dirección (y la mayoría de los casos la autoría) de Mariano Martín Gordillo. Todo se basa en el uso de artículos de prensa iberoamericana y la propuesta de unas tareas que tras los ajustes precisos son usados por docentes y llegan a millones de estudiantes. Todo este desarrollo se realiza con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía

El rol de la arquitectura en la sociedad es uno de los puntos centrales del texto Arquiteturas e modos de reexistência no Antropoceno, escrito por Meghie Rodríguez. Allí, la autora enfatiza que esta disciplina no debe limitarse al aspecto de la forma sobre el uso, uno de los fenómenos que se ha presenciado en el campo. La arquitectura tiene mucho por aportar y no es solo en términos de edificios bonitos, ella tiene un papel social. Uno de los retos a los que se enfrenta, actualmente, es la inclusión de la sustentabilidad en su quehacer. No se trata de construir con paredes térmicas, hacer molinos de viento, sino de transformar los espacios saliéndose de las lógicas de la homogeneización y reproducción capitalistas. Los arquitectos pueden hacer uso de procesos participativos, incluyendo los micropoderes y dinámicas locales de las zonas en las que intervienen para hacer su labor de una forma distinta. Lo que se pretende es la transformación de los modos de vida sobre todo urbanos.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/5MMG212.pdf

Ahora bien, Susana Blázquez en su reportaje Paredes de quitar y poner expone la nueva propuesta de construcción, que seguramente será de gran impacto en el futuro. El Open building es una forma de construcción que permite modificar el espacio del hogar. Por medio de su construcción en módulos y división por paneles prefabricados, el sentido mismo de casa se transforma. Nada es fijo, todo puede integrarse o cambiarse, un concepto que aún es de difícil aceptación en la sociedad como la afirma la fundadora de Picharchitecs. Sin embargo, esta nueva propuesta tiene un obstáculo mayor, además de la parte social, siendo la legislación rígida su mayor impedimento. Para poder explotar estas construcciones novedosas sería necesario modificar las leyes en términos de vivienda. Lejos de todo aquello, sigue siendo una respuesta creativa a los múltiples problemas que se presentan en grandes urbes respecto a la vivienda.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/5MMG209.pdf

Por su parte, José Méndez en su texto La metrópoli para quien la habita retoma la propuesta del arquitecto danés Jan Gehl. De acuerdo con él, las ciudades deben ser funcionales y habitables para los individuos, no deben ser ciudades hechas para ser vista del aire como Brasilia. Dicha cuestión surge al considerar que al menos el 50% de la población humana vive en centros urbanos. De este modo, la labor del arquitecto no se limita a crear edificios majestuosos, sino más bien de darle funcionalidad social a los espacios que construye. Así, se propugna por la unión entre ciencia y arquitectura para la configuración de la ciudad. Hacer habitable la ciudad afecta los hábitos de las personas, impacta su salud y las actividades que realizan. Se modifican los usos e interacciones sociales. Dicho artículo busca contribuir al debate sobre el urbanismo, mostrando la necesidad del trabajo conjunto con otras ciencias.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/5MMG205.pdf

La necesidad de la acción ciudadana, de la sublevación cívica es el tema tratado por Antonio Muñoz en su artículo de opinión La ciudad tomada. Citando el caso de Washington Square en Nueva York y de la resistencia liderada por Jane Jacobs, una ciudadana de a pie, para evitar la construcción de una autopista por esta plaza, Muñoz nos incita a reaccionar frente a la privatización del nombre de las estaciones del metro de Madrid. Con este propósito, se muestra el vínculo entre ciudad, espacio público y la democracia, ya que constituyen un espejo de acuerdo con el autor. El hecho de privatizar el nombre es aberrante, si se considera que este es tan público como el lugar que designa, según afirma Muñoz. De este modo, él nos invita a la reconquista de la ciudad, de sus espacios y de sus dinámicas.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/5MMG201.pdf

Guillermo Abril, en su reportaje Sin manos, nos dirige al tema de los coches sin conductor. Tomando diversos casos para aproximarse a los avances en esta materia, resalta las grandes innovaciones, iniciativas y obstáculos que se presentan para hacerlo algo de acceso público. Si bien existen varias empresas para hacer operativa dicha tecnología, como Google y diversas universidades, no se ha logrado crear un coche 100% seguro, visto que el entorno en el que debe moverse se caracteriza por la imprevisibilidad humana. El caos urbano representa un gran reto, donde al parecer solo los humanos saben reaccionar con tan solo un gesto. No es solo la interpretación de situaciones, es todo un sistema complejo de interacción. Por ello, si bien la tecnología para que el coche ande solo esta disponible, aun no hay nada que supere a los conductores frente al volante.
Acceder: http://ibercienciaoei.org/contenedores/pdf/5MMG197.pdf

Les recomendamos unirse a nuestra comunidad y acceder a la totalidad de materiales que ya han sido publicados.

 

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac