OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Las Descargas Eléctricas Atmosféricas y el Deshielo en la Antártida

11 de julio de 2016

Oscar Monroy Rueda. Ciencias del Suelo– Sociedad Colombiana de la Ciencia del Suelo.
Lugar: Punta Arenas, Magallanes – República de Chile.
IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
La relación que existe entre las descargas eléctricas atmosféricas y el deshielo en zonas remotas de la Antártida, donde por condición natural se dan factores de alteración eléctrica que causa parte del fenómeno, donde las cargas eléctricas de los suelos resultan ser materia de estudio y resultan sumamente importantes en el desarrollo de estos procesos naturales.

Los Suelos Antárticos resultan muy variados, contrario a la creencia de solo ser un solo componente físico con pocas posibilidades de estudio, donde resultan muy relevantes las características del suelo permanentemente helado o Permafrost, como se toman aquellos con temperaturas por debajo de los cero grados centígrados por más de dos años continuos en su condición física, y donde los poros reservan agua congelada en letargo de una gran macro estructura que junto a la Banquisa, Plataformas y Glaciares configuran el ambiente natural característico de la mayor parte de este territorio al cual se debe anexar su alto componente volcánico activo.

En la existencia de un porcentaje reducido de suelos libres de glaciares, permite efectuar un análisis de los materiales que se revelan a simple vista del suelo expuesto al ambiente y como los procesos variables de temperatura, afectan las condiciones físicas de estos minerales, al analizar históricamente el coeficiente de dilatación térmica y humedad que sumado a su relación con las variaciones y cargas eléctricas atmosféricas muestran procesos que están interactuando activamente con el cambio climático global. 

Existe un porcentaje de energía mínima que se transforma en estos lugares, ya del tema se refiere H.M. Towne en 1929 cuando se utilizaban oscilógrafos portátiles con cámara fotográfica de rayos catódicos y efectuando registros gráficos, estos revelaban tales descargas con valores representativos para la época y su impacto con la tierra en zonas remotas donde actualmente se obtienen secuencias mucho más mínimas de hasta dos a tres microsegundos con la generación de calor por descarga y relación de impedancia del suelo en rayo a tierra, en el evento de las tormentas con rayos y truenos su incidencia iónica en los suelos afectados por cada descarga natural es mucho mayor y si consideramos que el suelo se compone de agua, aire, un componente mineral y materia orgánica es lógico que el decaimiento de agua por la evaporación en el suelo afectado por la descarga, causa un desplazamiento del componente solido de partículas y una modificación del suelo inmediatamente se da el fenómeno, así las cosas los cambios por calentamiento del suelo de forma natural son un hecho que resulta obviamente variable si el suelo es arenoso, arcilloso o grava y el grado de conductividad del mismo frente a la descarga, si los espacios entre las partículas de los suelos resultan ser poco homogéneos, además de su gradiente de ionización del suelo y resistividades volumétricas estimables diferentes según su tipo.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac