OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Los clubes de ciencia en el marco de la ley de la educación 070 de Bolivia y su relación con la agenda patriótica nacional

23 de agosto de 2017

Ivonne Fabiana Ramírez Martínez, César Maldonado Sanabria
Comunidad de educadores para la cultura científica.
Comité Académico Doctoral Universidad Mayor, Real y Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca. Sucre, Bolivia
A siete años de la aplicación de la nueva ley de la educación boliviana, es importante reflexionar sobre los procesos formativos en investigación científica en atención a los trece pilares de la agenda patriótica, que marcan las directrices para alcanzar el objetivo del “vivir bien”. ¿Qué desafíos se tienen en torno a las políticas de investigación y qué rol tiene la comunidad educativa? ¿Los clubes de ciencia están tributando a ese objetivo social que tiene definido el Estado boliviano?

Introducción.

La nueva ley de educación en Bolivia, la 070 (2010) provocó gran expectativa por su planteamiento liberador, comunitario, analítico, descolonizador, gnoseológico, multicultural.

Esta ley que rige para todo el sistema educativo del nivel primario y secundario establece el marco legal para la operativización del modelo educativo socio comunitario, productivo (MESCP) donde se enfatiza también la educación científica y tecnológica.

La ley de educación en el Capítulo II sobre Bases, Fines y Objetivos de la Educación. Artículo 3. (Bases de la educación), numeral 10. señala que: “Es científica, técnica, tecnológica y artística, desarrollando los conocimientos y saberes desde la cosmovisión de las culturas indígena originaria campesinas, comunidades interculturales y afrobolivianas, en complementariedad con los saberes y conocimientos universales, para contribuir al desarrollo integral de la sociedad.”

Sin embargo, investigaciones anteriores llevadas adelante por este equipo, que fueron realizadas en escolares de sexto de secundaria en las ciudades de Tarija, Cochabamba y Sucre, evidenciaron que existe poca enseñanza de la ciencia en la escuela, la imagen que los escolares tienen de la ciencia no es la más expectables, y su interés por los temas relacionados con la agenda patriótica como la pobreza, la salud materno infantil la enseñanza primaria, la seguridad alimentaria y los saberes ancestrales no ocupan los primeros sitios en su elección.
 
 El Viceministerio de Ciencia y Tecnología (CyT), desde el año 2014, da inicio al premio plurinacional de CyT y establece como áreas de competencia para la gestión 2015 a la Salud, el Desarrollo Agropecuario, la Transformación Industrial y Manufacturera, los Saberes Locales y las Conocimientos Ancestrales, Recursos Naturales, Medio Ambiente y Biodiversidad, Energías, Minería y TICs. La VI convocatoria habilita las áreas de Astronomía y Astrofísica, Biología, Física, Geografía, Informática, Matemática, Robótica, Química. Por otra parte en la revisión de las directrices de los clubes de ciencia en Bolivia, se dice que la misión es proveer acceso a educación científica de la más alta calidad a jóvenes bolivianos además de inspirar y empoderar a la próxima generación de innovadores mediante la creación de redes de talentos en ciencia y tecnología.

Desarrollo.

Para la versión, verano 2017 de Clubes de Ciencia Bolivia, se han conformado 10 clubes. Estos se desarrollan con talleres de 8 horas diarias y están dirigidos por investigadores hispanos formados en universidades norteamericanas.

 

Pilares de la agenda patriótica nacional

Clubes de la ciencia

1. Erradicación de la pobreza extrema.
2. Socialización y universalización de los servicios básicos con soberanía para vivir bien.
3. Salud, educación y deporte para la formación de un ser humano integral.
4. Soberanía científica y tecnológica con identidad propia.
5. Soberanía comunitaria financiera sin servilismo al capitalismo financiero.
6. Productiva con diversificación y desarrollo integral sin la dictadura del mercado capitalista.
7. Soberanía sobre nuestros recursos naturales con nacionalización, industrialización y comercialización en armonía y equilibrio con la madre tierra.
8. Soberanía alimentaria a través de la construcción del saber alimentarse para vivir bien.
9. Soberanía ambiental con desarrollo integral, respetando los derechos de la madre tierra.
10. Integración complementaria de los pueblos con soberanía.
11. Soberanía y transparencia en la gestión pública bajo los principios de no robar, no mentir y no ser flojo.
12. Disfrute y felicidad plena de nuestras fiestas, de nuestra música, nuestros ríos, nuestra selva, nuestras montañas, nuestros nevados, de nuestro aire limpio, de nuestros sueños.
13. Reencuentro soberano con nuestra alegría, felicidad, prosperidad y nuestro mar.

  1. Principios de vuelo y diseño de aviones
  2. Bioinformatica en la era Postgenómica
  3. Energía solar: el quantum al servicio del hombre
  4. La vida dentro de tus células
  5. Cambiando la mente del cerebro
  6. Aumentando nuestro sistema sensorial con tecnología
  7. Profundizando en la física desde la gastronomía molecular
  8. Hacking medicine
  9. Iniciativa empresarial científica
  10. Reescribiendo la vida

 

 

Es importante analizar cuál es la articulación de estos clubes con la escuela, cómo se han definido las temáticas definidas para estos clubes. La Agenda Patriótica no aparece en estas temáticas, ni tan siquiera asoman los saberes ancestrales, ni el modelo socio comunitario productivo. El papel de los profesores en la educación científica y el papel cultural de la ciencia. Todo lo que se encuentra en estos temas es lo que se puede hacer en cualquier escuela del mundo, bajo cualquier realidad. ¿Los científicos a cargo de estos talleres están realmente enterados de la realidad cultural y educativa en Bolivia, sus contratantes se dejan llevar más por el prestigio de estos científicos que por lo que han postulado en la ley 070 y por lo que los profesores de aula pueden enseñar?

Los temas que se plantean pudieran ser desafiantes y el futuro es siempre un desafío, pero no se debe perder de vista el presente. En un país como Bolivia, en el que ni siquiera hemos solucionado los problemas de salud básicos hacemos clubes que tienen a enterarse de las etapas del posgenoma. Un trecho en el que ni somos fabricantes de bicicletas, pensamos en principios de vuelo y diseño aeronáutico. Japón resultó tecnológicamente lo que es porque empezó sus fábricas en lugares elementales. Steve Jobs empezó sus experimentos en un garage, no en un laboratorio bien montado.

Otro ejemplo del exceso de expectativas del club de ciencia relacionado con las neurociencias está relacionado con la idea de un club que desarrolle interés por las implicaciones de la diversidad neuronal, experimentos clásicos en neurociencias, nuevas tecnologías para entender el funcionamiento del cerebro y la reprogramación y comunicación entre neuronas para controlar el cerebro de organismos invertebrados, tal vez sean desafíos que se puedan reorientarse hacia la educación primaria, a la salud infantil, a los procesos cognitivos de los estudiantes o a potenciar esas inteligencias para que el dia de mañana contribuyan al desarrollo del país.

¿Qué tipo de estudiantes podrán pertenecer a estos clubes de ciencia? ¿No se estará fomentando un tipo de discriminación epistemológica con estos clubes? La brecha entre los que tienen acceso al conocimiento y los que no la tienen y se observa que son menos privilegiados los estudios en saberes ancestrales.

Los clubes también hablan de las implicaciones de la diversidad neuronal, experimentos clásicos en neurociencias, nuevas tecnologías para entender el funcionamiento del cerebro y la reprogramación de neuronas. En el laboratorio, los estudiantes aprenderán a entender la comunicación entre neuronas y a utilizar este conocimiento para controlar el cerebro de organismos invertebrados.

Frente a esto el postulado de la Ley 070 rescata el conocimiento, la producción de los saberes, la transformación y las soluciones que la ciencia debería entregar de manera no sólo cultural, sino también comunitaria, englobante. Entiende el conocimiento y la producción científica como las maneras de los pueblos que solucionan sus necesidades, se relacionan y dialogan con otros conocimientos y saberes. El añadido de que el conocimiento tome lo artístico también es novedoso, pues entra en la misma esfera de lo científico y tecnológico. Sin embargo, aquí podría acabar las novedades para dar curso a una suerte de regencia unilateral por parte del gobierno sobre la educación, que ha convertido la educación en indoctrinación.

En las políticas de investigación, la comunidad educativa con los profesores, padres y estudiantes deben ser parte de los clubes de ciencia. ¿Cómo deben estar organizados estos clubes de ciencia: por asignaturas, por disciplinas, por problemas sociales actuales o por ideales futuros?

Conclusiones.

Las bases de la educación orientadas a la investigación deben desarrollar acciones educativas enmarcadas en la producción de conocimientos desde la escuela. Los clubes de ciencia deben trascender las ferias científicas que no necesariamente acuden a los saberes de demanda social o saberes ancestrales o artísticos, sino al estándar del entendimiento, repetición y contenido de la ciencia en cualquier realidad, estas ferias son el tránsito para alcanzar los objetivos y resultados de procesos formativos.

Los clubes tienen la misión de inspirar y empoderar a la próxima generación de innovadores desde una perspectiva democrática, inclusiva, participativa como política pública de investigación nacional. Lo contrario sería practicar una ciencia elitista, tecnocrática.

La relación Ley educativa, modelo educativo sociocomunitario productivo y clubes de la ciencia deben articularse en la praxis educativa cotidiana. Se trata de resignificar el concepto y la práctica de clubes de ciencia, contextualizándolos en cada escenario de la realidad nacional y de esta manera inspirar y empoderar a las nuevas generaciones.

Nota: La Comunidad de Educadores para la Cultura Científica es una iniciativa de adhesión libre y gratuita de la OEI a través de IBERCIENCIA. Abierta en julio de 2009, desde 2012 funciona con el decidido apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía


Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac