OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Los contenedores de cultura científica, una estrategia didáctica versátil desde la evaluación de los aprendizajes para la enseñanza de las ciencias naturales

9 de agosto de 2018

Julio César Páez García.
Montería-Córdoba-Colombia
Docente Escuela Normal Superior de Montería y Universidad de Córdoba
IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica
Ver los contenedores de cultura científica, como una estrategia didáctica versátil desde la evaluación de los aprendizajes para la enseñanza de las ciencias naturales es el enfoque que le da realce a esta nota, ya que se mostrará un símil entre la estructura de evaluación de estos contenedores con el modelo de evaluación por competencias que establece Colombia para la educación.

Con el ánimo de promover la cultura científica desde las escuelas e instituciones universitarias Iberoamericanas se crea desde la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI), el proyecto los contenedores de cultura científica, el cual ha sido posible su desarrollo gracias al apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía y en palabras de su coordinador el profesor Mariano Martín Gordillo es un proyecto que pretende superar la tradicional organización de los contenidos educativos por disciplinas escolares. La ciencia real no entiende de fronteras disciplinares. La educación para la cultura científica tampoco. Por eso se ha elegido ese término, habitual en otros ámbitos de la cultura, para describir la manera deliberadamente abierta de organizar los centenares de materiales didácticos que contienen. 

En su estructura general el proyecto contenedor de cultura científica plantea siete ejes temáticos relacionados con: los retos de la salud y la alimentación, los desafíos ambientales, las nuevas fronteras de la materia y la energía, la conquista del espacio, el hábitat humano, la sociedad digital y otros temas de cultura científica. Asi mismo, en la estructura específica de cada contenedor consta de una portada, una ficha de catalogación, un documento periodístico (noticia, reportaje, entrevista o artículo de opinión), la propuesta didáctica de actividades para el alumno y la propuesta didáctica de sugerencias para el profesor.

Es desde estas estructuras que se evidenciará lo versátil de la estrategia en cuanto a la evaluación de los aprendizajes de las ciencias naturales aplicada en un caso específico en Colombia. En este país, se propone un modelo de evaluación por competencias para la educación en los niveles básica y media, donde el Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (ICFES) es el encargado de realizar la evaluación a todas las instituciones educativas a través de la prueba saber, para ello se basa en las políticas que el Ministerio de Educación Nacional (MEN) establece y dentro de éstas propone los estándares de competencia en ciencias naturales, en los cuales se fundamenta el ICFES para evaluar los componentes Entorno Vivo, que se refiere a los procesos biológicos; Entorno físico, que se refiere a los procesos químicos y físico y el entorno de Ciencia Tecnología y Sociedad (CTS), que hace referencia a la integralidad de los procesos biológicos, químicos y físicos vistos desde un enfoque tecnológico y social.

Esta evaluación debe dar cuenta de los niveles de desarrollo de las competencias básicas para todas las áreas y asignaturas propuestas en los planes de estudios colombianos tales como: 1. Interpretar, que hace posible apropiar representaciones del mundo y, en general, la herencia cultural; 2. Argumentar, que permite construir explicaciones y establecer acuerdos y 3. Proponer, que permite construir nuevos significados y proponer acciones y asumirlas responsablemente previendo sus consecuencias posibles.

Así mismo, la evaluación da cuenta de las competencias específicas de ciencias naturales tales como: 1. Uso comprensivo del conocimiento científico, esta competencia está íntimamente relacionada con la capacidad para comprender y usar conceptos, teorías y modelos de las ciencias en la solución de problemas. No se trata de que el estudiante repita de memoria los términos técnicos ni sus definiciones, sino que los comprenda y aplique en la resolución de problemas. Las preguntas de las pruebas buscan que el estudiante relacione los conocimientos adquiridos con fenómenos que se observan con frecuencia, de manera que pase de la simple repetición de conceptos a un uso comprensivo de ellos; 2. Explicación a fenómenos, Se relaciona con la capacidad para construir explicaciones, así como para comprender argumentos y modelos que den razón de los fenómenos. Esta competencia conlleva una actitud crítica y analítica en el estudiante que le permite establecer la validez o coherencia de una afirmación. Es posible explicar un mismo hecho utilizando representaciones conceptuales pertinentes de diferente grado de complejidad; y 3. La indagación, Se refiere a la capacidad para plantear preguntas y procedimientos adecuados, así como para buscar, seleccionar, organizar e interpretar información relevante para dar respuesta a esos interrogantes. El proceso de indagación en ciencias implica, entre otras cosas, observar detenidamente la situación, plantear preguntas, buscar relaciones de causa-efecto, recurrir a libros u otras fuentes de información, hacer predicciones, plantear experimentos, identificar variables, realizar mediciones, además de organizar y analizar resultados. En el aula, no se trata de que el alumno repita un protocolo establecido o elaborado por el maestro, sino de que éste plantee sus propios interrogantes y diseñe su propio procedimiento

Desde aquí se inicia una relación directa entre la estructura general del proyecto Contenedores de cultura científica con los estándares, componentes y competencias específicas que evalúa el ICFES en el área de ciencias naturales y educación ambiental ya que los tres primeros ejes temáticos relacionados con: los retos de la salud y la alimentación, los desafíos ambientales, las nuevas fronteras de la materia y la energía, están enmarcados en el entorno vivo y el entorno físico propuesto por los estándares de ciencias naturales y educación ambiental y los restantes ejes tales como: la conquista del espacio, el hábitat humano, la sociedad digital y otros temas de cultura científica, están relacionados desde el componente CTS que también hace parte de los estándares de ciencias propuestos por el MEN.

Ahora bien, desde la estructura específica del proyecto Contenedores la propuesta didáctica para los estudiantes presenta un conjunto de actividades diseñadas (entre ocho y doce) que al ser desarrolladas por los estudiantes contribuyen a alcanzar las competencias básicas y específicas de ciencias naturales, por ejemplo contienen siempre una tabla con 10 frases referidas al documento periodístico acorde al contenedor, para que los estudiantes determinen si son falso y verdadero, Se trata, así, de promover la comprensión lectora lo obligan a una lectura atenta del mismo. Esta actividad desde el modelo evaluativo colombiano contribuyen a desarrollar las competencias básica y especifica de identificar y determinar el uso comprensivo del conocimiento científico. Además la propuesta didáctica para el estudiante también presenta actividades basadas en preguntas abiertas de opinión que ayudan a argumentar y explicar fenómenos y finaliza con una serie de actividades en las que lo valorativo y lo controvertido están presentes (por ejemplo, en las quinielas valorativas que se incluyen en muchos de los materiales). Como también hay actividades pensadas para que los alumnos lleven adelante proyectos de investigación empírica (muchas veces en la forma de encuestas, estudios de campo, etc.) o de investigación creativa (exposiciones, proyectos, etc.) estas actividades permite que los estudiantes logren desarrollar las competencias propositiva y de indagación.

Por tanto, en esta contrastación entre el proyecto contenedor de cultura científica y el modelo de evaluación Colombiano, se evidencia una intención sistemática que lo convierten en una estrategia didáctica versátil para que los docentes iberoamericanos de ciencias la utilicen en el alcance de sus objetivos tanto para enseñar como para evaluar los respectivos aprendizajes adaptados los contextos de cada país.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac