OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

María Pilar Ardanaz Mansoa "Las campañas sanitarias ayudan a mejorar el estado de salud de las personas"

12 de noviembre de 2018

Ana Silva Soto. Farmacéutica. Máster Interuniversitario de Cultura de la Ciencia y la Innovación.
Para favorecer la educación sanitaria, se preparan campañas sanitarias promovidas por el Ministerio de salud, así como por diferentes colegios profesionales y organizaciones.

Los farmacéuticos, por su contacto directo con el paciente, ejercen una labor esencial en la promoción de la salud pública y la educación sanitaria. Los pacientes que están bien informados y que se incluyen en iniciativas educacionales, siguen un estilo de vida más saludable, cumplen mejor los tratamientos farmacológicos, reducen el riesgo de problemas asociados a ellos, presentan un menor número de readmisiones hospitalarias y, en general, mejoran considerablemente su calidad de vida.

Para entender un poco más como se planifican estas campañas entrevistamos a María Pilar Ardanaz Mansoa del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Navarra (COFNA). María Pilar es Licenciada en Farmacia y ha sido farmacéutica adjunta en el Centro de Información del Medicamento del COFNA por aproximadamente 25 años. Entre las responsabilidades del Centro de Información del Medicamento se encuentra la planificación, apoyo y puesta en marcha de campañas sanitarias.

¿Cuál es la importancia de las campañas de Salud?

Desde mi punto de vista tienen una gran importancia, puesto que contribuyen a mejorar el estado de salud de las personas, evitando los problemas de salud o sus posibles consecuencias y mejorando la calidad de vida de los pacientes. Pretenden capacitar a las personas para que adopten hábitos de vida saludables, adquieran un mayor control sobre su salud y participen activamente en la toma de decisiones sobre la misma. Además, debemos tener en cuenta que van dirigidas tanto a la población sana, como a quienes ya presentan algún problema de salud. Estos últimos, pueden mejorar su control adoptando las medidas higiénico dietética más adecuadas y utilizando correctamente los medicamentos prescritos.

En el ámbito de la farmacia comunitaria, el servicio de educación sanitaria forma parte del conjunto de actuaciones propias dirigidas al paciente y constituye un pilar fundamental del papel asistencial del farmacéutico.

A nivel nacional, existen estudios que han demostrado que los pacientes están significativamente más satisfechos con la información que reciben en las farmacias que realizan educación sanitaria. Igualmente, se incrementa significativamente la percepción que tiene la población del farmacéutico en la farmacia como punto de referencia para resolver sus problemas de salud.

En Navarra, las campañas de educación sanitaria desarrolladas desde el COFNA cuentan con una amplia participación de farmacéuticos y reflejan la intensa actividad sanitaria que llevan a cabo las oficinas de farmacia para la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad. Suponen además una importante colaboración de la profesión farmacéutica con la sociedad, aportando un valor añadido a la labor de dispensación de medicamentos.

¿Cuál es el papel del Farmacéutico en las campañas de salud?

La capacitación profesional del farmacéutico, junto con su accesibilidad y disponibilidad, hacen de la oficina de farmacia el establecimiento sanitario más próximo para los ciudadanos y le sitúan en una posición única para desarrollar campañas sanitarias, dirigidas a la promoción de la salud y prevención de la enfermedad

De hecho, ya el art. 1 de la Ley 12/1997, de 25 de abril, de regulación de servicios de las oficinas de farmacia, indica que uno de los servicios básicos que las farmacias comunitarias españolas ofrecen a la población es “la colaboración en los programas que promuevan las Administraciones sanitarias sobre garantía de calidad de la asistencia farmacéutica y de la atención sanitaria en general, promoción y protección de la salud, prevención de la enfermedad y educación sanitaria”.

Como consecuencia, la labor del farmacéutico es necesaria y esencial, pudiendo intervenir a distintos niveles, tanto promoviendo campañas o iniciativas propias, como sumándose a las propuestas desde organismos como el Colegio Oficial de Farmacéuticos, entre otros.

En función de las necesidades detectadas en los usuarios de su farmacia el farmacéutico puede, por ejemplo, promover servicios para la mejora de la adherencia, realizar sesiones o talleres sobre estilos de vida saludables (nutrición, deshabituación tabáquica…) o colaborar en la difusión de campañas institucionales (detección precoz del cáncer de colon, prevención del consumo de alcohol en menores, etc)

¿Que aportan el Consejo General de farmacéuticos junto con Colegios Farmacéuticos Regionales?

En Navarra, la aportación del COFNA es fundamental. Sus objetivos incluyen el desarrollo de programas y campañas de Educación Sanitaria que contribuyan a la educación, asesoramiento, fomento de hábitos saludables, prevención de enfermedades y adherencia al tratamiento farmacológico en la población.

Por tanto, anualmente organizamos y coordinamos con las oficinas de farmacia numerosas iniciativas que podemos clasificar en tres grandes categorías en función de sus objetivos:

  • Promover hábitos de vida saludables: protección solar, alimentación, higiene bucodental.
  • Mejorar el uso de los medicamentos: uso correcto de inhaladores, antibióticos, vacunas.
  • Promover el conocimiento y el cuidado de determinadas patologías: diabetes, EPOC, HTA.

Además de planificar y desarrollar campañas propias, colaboramos y coordinamos con las farmacias el desarrollo de otras, promovidas por distintas entidades como el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGCOF), Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) Federación Internacional de Farmacia (FIP), Organizaciones no Gubernamentales (ONGs), o asociaciones de pacientes, entre otros.

Destaca especialmente el papel del Consejo General de Farmacéuticos que, desde el año 2002, ha impulsado más de 120 iniciativas sobre temas como el uso racional de medicamentos, plantas medicinales, vacunas, problemas de salud (gripe y resfriado, alergia, cáncer, alteraciones digestivas, tabaquismo, hipertensión, EPOC, etc), nutrición a través del “Plan de Educación Nutricional por el Farmacéutico” (PLENUFAR), dermofarmacia, drogodependencias y SIDA, salud visual, dopaje, etc.

¿Para esta temporada que campañas estáis planificando desde el Colegio de Farmacéuticos de Navarra / Consejo General?

En este último año destaca la campaña “Errores cero”, organizada conjuntamente con el Servicio Navarro de Salud, con objeto de prevenir errores en la administración de medicamentos de alto riesgo, cuya incorrecta dosificación o manejo puede afectar a la salud de quien los utiliza. Pretendemos con ella aumentar la vigilancia y mejorar la información sobre estos medicamentos, solventando dudas y evitando así errores en la medicación.

Asimismo, en junio pusimos en marcha una nueva campaña sobre fotoprotección. En esta ocasión, con el lema "Bajo el sol no corras riesgos; siempre con fotoprotección”, el objetivo era sensibilizar a la población general, y especialmente a los deportistas que en verano aumentan sus horas de entrenamiento al aire libre, de la necesidad de proteger la piel de las radiaciones solares.

Junto con estas iniciativas propias del COFNA, en 2018 hemos coordinado la implementación en las farmacias de Navarra de otras campañas como “Menores ni una gota”, dirigida a la prevención del consumo de alcohol en menores, o Intervención de la farmacia comunitaria en la salud de espalda, impulsadas desde el Consejo General. Facilitamos así mismo la participación de las farmacias en el Día Nacional de la Nutrición que tuvo como lema "Legumbres: tu opción saludable todo el año".

¿Qué tomáis en cuenta a la hora de planificar una campaña?

En nuestro caso, tenemos en cuenta las sugerencias y necesidades tanto de los farmacéuticos como de la población general, así como la oportunidad y aplicabilidad del tema seleccionado, las posibilidades de intervención del farmacéutico y los recursos disponibles.

¿Cómo planificáis una campaña, que materiales utilizáis y como divulgáis?

Una vez seleccionado el tema definimos los objetivos de la campaña (generales y específicos) la población diana, el procedimiento de intervención del farmacéutico y los materiales que queremos elaborar, y establecemos un cronograma planificando la duración de la campaña, tiempo de elaboración de contenidos y materiales, etc.

Generalmente elaboramos carteles informativos para exponer en las farmacias, materiales para los farmacéuticos con mayor contenido técnico y folletos o fichas específicos para trasladar la información a los pacientes. Asimismo, en muchas ocasiones las campañas se acompañan de sesiones formativas acreditadas, donde los farmacéuticos reciben información actualizada sobre el tema, junto con las pautas y herramientas necesarias para facilitar su intervención.

Para su difusión, además de los carteles, utilizamos los canales propios del Colegio (email, twitter…), emitimos notas de prensa, realizamos entrevistas, etc. Todo ello dirigido a potenciar la visibilidad de la campaña.

Como novedad, para la presentación de la campaña de fotoprotección de este año, contamos con el ultrafondista navarro Javier Iriberri, que participó en la RaceAcrossAmerica; una prueba extrema de más de 3.000 millas (4.800 km), a través de 12 estados y varias zonas desérticas.

¿Cómo medís el éxito de la campaña?

La valoración depende de cada campaña, de los objetivos y del tipo de intervención farmacéutica planteados.

En algunos casos, el desarrollo de la campaña incluye la administración de cuestionarios y cumplimentación de hojas de registro, de cuyo análisis se extraen resultados que permiten una valoración más amplia y objetiva de distintos aspectos de la misma.

Por ejemplo, los materiales de la campaña “Errores cero” incluyen una tarjeta con preguntas que el farmacéutico formulará al paciente, una vez que ha recibido la información, para confirmar que ha comprendido la pauta, la dosis que debe tomar y los efectos que se podrían derivar de un uso inadecuado del medicamento (feed-back del farmacéutico). Las tarjetas cumplimentadas se enviarán al COFNA y, en función de de su análisis, podremos valorar la aceptación de la campaña, el impacto de la información recibida, así como la aceptación de la campaña y si se han conseguido los objetivos planteados.

En otros casos, valoramos el interés de la campaña y el éxito de la misma teniendo en cuenta la repercusión en los medios de comunicación, la opinión de los propios farmacéuticos y la demanda de los materiales elaborados.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac