OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Nueva estrategia de mejoramiento escolar en México con participación de la OEI

7 de mayo de 2016

Gerardo Mora (Ciudad de México). IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Tres aportes de IBERCIENCIA para el mejoramiento de la educación mexicana.
En un comunicado del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INNE: 2/5/2016), se informa que junto con el British Council (BC) y la Organización de los Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y Cultura (OEI) se organizó el taller de Autoevaluación para escuelas primarias mexicanas (Una ruta para la mejora de la educación en México), “que tiene como objetivo establecer la perspectiva, el alcance y los elementos clave para el desarrollo de una metodología y herramientas para la autoevaluación de las escuelas”.

Esta noticia es relevante porque la autoevaluación es indispensable para conocer los problemas que afectan el logro de los aprendizajes. A la par de la evaluación de los docentes se aplicó en las escuelas de nivel básico una “ruta de mejora” que –a partir de una “normalidad mínima”- incidiera en la resolución de dichos problemas y otros como la convivencia y la deserción. Sin embargo, esta estrategia no ha logrado sus metas y se ha convertido en otra rutina escolar.

La “autoevaluación” es una nueva estrategia que busca un conocimiento general y preciso de la problemática escolar para lograr el mejoramiento, apoyándose en la capacidad organizativa de la OEI y el financiamiento del BC.

Tres aportes de IBERCIENCIA son de gran importancia en este momento de cambio. En principio, el enfoque Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS) en el modelo educativo. En segundo lugar la eficiencia de las comunidades de práctica para resolver los problemas escolares y lograr una formación continua. Y, por último, las innovaciones didácticas (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Que-puede-aportar-Iberciencia-a-la).

Al parecer, el enfoque educativo por “competencias” del Plan 2011de educación básica sigue vigente sólo en el papel, pues en la práctica se impulsan la lectura, la escritura y el cálculo mental como los estándares de todo el nivel básico. No obstante, las necesidades sociales y laborales, así como el avance tecnológico requieren aprendizajes más elevados. Los recientes premios internacionales a estudiantes mexicanos en Matemáticas, Biología y robótica, demuestran que es posible alcanzarlos, invirtiendo integralmente en el sistema educativo y aplicando innovaciones que superen a la tradicional clase expositiva y los contenidos curriculares meramente informativos (aprendizaje declarativo). La Academia Mexicana de Ciencias ha demostrado la eficacia del enfoque CTS y de la innovación con alumnos de educación básica (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Clubes-de-ciencia-en-la-escuela-basica).

El problema de los actuales Consejos Técnicos Escolares es que no han logrado convertirse en comunidades de práctica donde se resuelvan los problemas con el conocimiento y la experiencia docentes, liderados por sus autoridades. Máxime si no se ha consolidado el apoyo académico ni los programas de formación continua, comúnmente alejados de los problemas escolares y sus soluciones. En realidad, sólo las comunidades en red pueden resolver estos problemas, como aquí lo hemos expuesto (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Liderazgo-del-profesor-una, http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Un-modelo-para-la-formacion-en, http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Requisitos-del-dinamizador-de).

Para la evaluación de permanencia publicamos dos artículos de apoyo a los profesores de educación básica http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Claves-del-examen-de-permanencia y http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Evidencias-de-aprendizaje ). Y realizamos una serie de programas de televisión -similares a los de IBERCIENCIA- para la Dirección General de Secundarias Técnicas dedicados a la planificación argumentada y el análisis de evidencias de enseñanza (https://www.academia.edu/23426252/Formato_de_planificaci%C3%B3n_argumentada_para_videotaller y https://www.youtube.com/watch?v=sDF9S3FlTh8&index=3&list=PLqqJ9e7UsVK4v0UvC6dqI_jcLyErzuNNj).

Un aspecto importante -pero menos evidente- son las innovaciones didácticas. Los “contenedores” de información y las actividades didácticas que los acompañan son una gran innovación, que debiera difundirse más. Con ellos se puede fomentar no sólo la lectura, la redacción y el cálculo mental, sino la indagación, el trabajo colaborativo, la resolución de problemas y el aprendizaje por servicio. Para los actuales problemas ambientales, productivos y de salud pública este aprendizaje a partir de la ciencia resulta indispensable (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Debate-cientifico-sobre-el-colapso).

Hemos demostrado que incluso en las asignaturas humanísticas como la Historia, el enfoque CTS puede dar lugar a innovaciones como el aprendizaje por proyectos (museología, periodismo y dramatización) y el aprendizaje por problemas (con el uso de organizadores gráficos) (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Nuevas-formas-de-ensenar-Historia-gracias-a-la-ciencia, http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Aprendizaje-Basado-en-Problemas , http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Alfabetizacion-cientifica-y). Con ello conformamos un “modelo didáctico de educación histórica” que aplicamos en la formación inicial en la Escuela Normal Superior de México (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Cuatro-anos-con-la-comunidad-de ).

Asimismo, a partir de las encuestas sobre la cultura científica y otros indicadores educativos, hemos propuesto una clasificación de las “matrices de aprendizaje escolar” (http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Matrices-de-aprendizaje-escolar y http://www.oei.es/divulgacioncientifica/?Como-motivar-a-alumnos) que permitan comprender el desempeño (alto o bajo) de los alumnos y definir las mejores estrategias de intervención docente (Cfr. García Andrés, Joaquín: La motivación, el punto clave de la educación. Curso de cocina rápida. Universidad de Burgos. 2015. Disponible también como e-book). En IBERCIENCIA hoy se difunde la Neuropedagogía como parte de la revolución educativa que trasciende –no sustituye- la de las TIC.

Tony MacAleavy del BC dijo que “para mejorar las escuelas es necesario identificar los problemas, pero sobre todo entenderlos. Nuestro propósito es ayudar a establecer un mecanismo que permita encontrar soluciones para la escuela con total apego al contexto social de México”. Nuestra Comunidad de Educadores para la Cultura Científica aporta soluciones que pueden aplicarse inmediatamente en México.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac