OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Nuevos horizontes para la educación en la sociedad digital

19 de julio de 2018

Rosalba C. Rodríguez G. Facultad de Ciencias y Tecnología. Univ. Católica “Ntra. Sra. de la Asunción”. Para IBERDIVULGA sobre el Foro Iberoamericano de Ingeniería y Sociedad Digital.
Considerando las ponencias de la mesa redonda “Los retos de la Sociedad Digital para las Ingenierías, las Ciencias Sociales y las Humanidades”, se ha más que evidenciado la necesidad de replantear la enseñanza en todas las áreas y niveles del conocimiento, desde los primeros años hasta la Universidad, de forma diferente, más holística. Aunque resulte difícil, lo dijeron ahí en palabras de Oscar Niemeyer: “La gente tiene que soñar o sino las cosas no suceden”.

La educación de este siglo XXI debe prever el hecho que los estudiantes serán partícipes del entorno 4.0 hacia dónde vamos caminando, con todas sus implicaciones en lo social y en lo laboral, mucho más de lo que nosotros sus docentes lo haremos. Muy por el contrario a lo supuesto sucederá con este escenario, se ha presentado para el debate, la reflexión de la Fundación COTEC de España que considera que la innovación en cuanto al empleo de robots o máquinas que realicen tareas rutinarias en vez de las personas, nos permitirá ser más humanos, pues la innovación ayudará a liberarnos de dichas tareas, y por tanto tendremos más tiempo para ser “humanos”. En ese escenario 4.0 no se sabe en realidad lo que llega pero se prevé, habrá una mayor y continua interacción en un trabajo conjunto, de las máquinas y las personas. En el mercado laboral se sustituirán tareas, surgirán nuevos empleos, nuevas profesiones, en donde van a primar para trabajar: innovación, experiencia personal y relaciones humanas. Se deberá educar por tanto en habilidades y talentos estrictamente humanos. La educación deberá centrarse en desarrollar habilidades interpersonales: el pensamiento crítico; la creatividad, inteligencia emocional, empatía; la capacidad de relacionamiento con otros, de escucha y de consenso. En ese entonces, el empleo tendrá continuos cambios con las innovaciones tecnológicas, esto demandará en las personas: flexibilidad, capacidad de adaptación y de reinventarse para seguir en actividad. Se deberá aprender a aprender, ya no será valorada la sobre-especialización en un tema como ahora, la tendencia será una formación abierta, versátil y holística que permita ir adaptándose al continuo cambio en los puestos de trabajo. En torno al escenario 4.0, los procesos educativos deberán considerar los diversos tipos de lenguaje que hoy se tienen (lenguaje digital, científico, financiero, corporal, artístico, etc.) formando parte de la construcción social, los que deberían estar en la dinámica de las escuelas y los currículos, no solo el lenguaje escrito, el oral y el matemático como es hoy. Se pasará a trabajar por proyectos, en equipos, en torno a retos abiertos multidisciplinares donde varias disciplinas entren a jugar cada una su rol, pero solo la conjunción de todas daría respuesta a cuestiones tan complejas como el cambio climático, el envejecimiento, etc. En el mundo de la innovación se cuestiona la parcelación del conocimiento, la división en ciencias y letras, en disciplinas humanas y científicas, etc. porque todas son importantes.

En esta parte del mundo, “debajo de la línea del Ecuador” como dijeran, y en especial en Paraguay la realidad es otra. Rescato específicamente el hecho de que el enfoque educativo que prevalece en todos los niveles de la educación en Paraguay debe modificarse mirando al futuro. Estamos acá en Paraguay, en las puertas de una inevitable nueva Reforma Educativa en los niveles de Educación Escolar Básica (EEB) y Nivel Medio (NM), pues los egresados del NM conforme a datos de evaluaciones hechas por el mismo Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), carecen de comprensión lectora, razonamiento lógico y curiosidad científica. No estamos precisamente en las puertas de la 4ª Revolución Industrial…Somos sobretodo un país agrícola ganadero, en condiciones de exportar alimentos para el mundo, pero donde hay personas que, viviendo en la extrema pobreza, no tienen siquiera para asegurarse un plato de comida al día, en el campo y en las poblaciones asentadas alrededor del Gran Asunción (que incluye a la capital Asunción y varias ciudades vecinas San Lorenzo, Limpio, Luque, Capiatá, etc.).

Pero el hecho de que el entorno 4.0 sea algo aún lejano en el país, tiene no solo la desventaja de situarnos lejos de las grandes potencias mundiales, sino sobre todo la ventaja (desde mi punto de vista) de que se puede aprender de lo sucedido en esas sociedades. La nuestra es dentro de todo aún una sociedad tradicional, en donde el relacionamiento en las familias, en los barrios, en los clubes, etc. es todavía entre personas. Por ese motivo, me llamó la atención de que en el entorno 4.0 se deberían rescatar decían, la educación en “habilidades y talentos estrictamente humanos”. Tampoco diré que la sociedad del país es la misma que he vivido o que han vivido mis padres. No, ya la tecnología con los smartphones, wifi, internet 24 hs. se ha instalado más que nada en Asunción y otras ciudades, pero siguen siendo grandes desconocidos para la población eminentemente rural de la Región Oriental y buena parte de la Occidental o Chaco, que son las dos grandes regiones en que está dividido el país. Esto lo he podido comprobar en los últimos meses, porque en el marco de un curso de capacitación para docentes de la EEB en donde colaboro, el gran problema ha sido la comunicación con los docentes del interior por problemas en la conectividad de internet o por la carencia de equipos (smartphones, tablets, notebooks o desconocimiento del uso de una cuenta de e-mail desde la computadora de la casa por ejemplo). Ni hablar del uso del aula virtual… Es decir debemos avanzar hacia el empleo masivo de las TIC, pero con la debida precaución de no caer en el engaño de que por tener una educación basada en el empleo de esas tecnologías, llegaremos a ser la “sociedad civilizada y avanzada” como nos quieren hacer creer desde la sociedad de consumo y las multinacionales interesadas en vender sus productos informáticos.

Podrían incluirse para el empleo en aula, otras herramientas presentadas también en el foro menos onerosas, (contenedores y simulaciones CTS) que ayuden a la participación, la reflexión, el debate y desarrollo del pensamiento crítico, que tanto falta nos hacen como sociedad y necesitamos como país, especialmente en el ámbito político donde es finalmente que se toman las decisiones que afectan a todos los ciudadanos. Y trabajar desde las aulas para que los estudiantes, sus familias y la sociedad toda rescaten o den la importancia que se merecen a los valores que nos hacen “humanos” precisamente y nos han caracterizado como sociedad: la solidaridad, la sensibilidad, la tolerancia, la amistad, el respeto, el amor a la familia y a la naturaleza, etc. que en medio de los avances científicos y tecnológicos, en otras latitudes se han ido perdiendo. A tal punto de que se menciona que con nuevas tecnologías quedará más tiempo libre para ser más “humanos”. Espero ese día no llegue al Paraguay, este es un gran desafío que tenemos los mayores para ir trabajando con los jóvenes: “…La lectura, la escritura y la aritmética son importantes solamente cuando pueden servir para hacer que nuestras y nuestros estudiantes sean más humanos”. (de: Dr. Haim G. Ginnot Universidad de Nueva York Edit. Pax-México 1974).

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac