OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Pensamiento crítico y reflexivo con STEAM

30 de noviembre de 2018

Santiago Alfredo Díaz Azuara. Ciudad de México, México. IBERCIENCIA. Comunidad de Educadores para la Cultura Científica.
Propuesta para fomentar el pensamiento crítico y reflexivo en estudiantes de bachillerato a través de estancias de verano tecno-científicas, basadas en educación CTIAM/STEAM en las que los estudiantes participan por elección en diversas actividades ya sea en equipo o individuales.

El multi-universo como la vida están en un proceso continuo de cambios (algunos rápidos, unos turbulentos y otros inesperados), de forma similar pasa con la ciencia y la sociedad (nada es para siempre todo cambia); y por ende también los docentes y los alumnos (cambian cada ciclo escolar y con ellos, nuevas formas de ver el mundo y de interpretarlo) es por ello que pensar en una educación estática sería incorrecto. Las nuevas tecnologías avanzan a pasos agigantados lo que hoy es una tendencia mañana es la base de una nueva tecnología. 

Es por ello, que uno de los retos actuales de cuarteta educativa (alumnos, docentes, escuela y padres o tutores); es dejar atrás tanto la sociedad industrial (en la que aún se encuentra muchos países) como a la sociedad de la información (en el mejor de los casos) con sus obsoletos modelos educativos para llegar a la sociedad del conocimiento; en la que la Cuarta Revolución Industrial (4RI), Internet de las Cosas (IdC), WEB 3.0, la Inteligencia Artificial (IA), el Big Data, el Análisis Informático, Clustering, el Machine Learning, entre otras tendencias; ya han comenzado a establecer sus cimientos para este nuevo siglo. Y más vale que nuestros alumnos estén preparados con las competencias necesarias para enfrentar estos cambios ya que estas tecnologías los estarán esperando. 

Han surgido nuevos enfoques educativos que buscan resolver este problema, sin embargo, hay algo que se ha mantenido y es la aplicación de los tres saberes: “aprenderaaprender”, “aprenderaser” y “aprenderahacer”. Y una forma de poder aplicarlos es fomentar que los estudiantes desarrollen el pensamiento crítico entendido como la capacidad que posee el ser humano para desarrollar o cimentar, una opinión o idea a través del análisis, comprensión, evaluación y reflexión para interpretarlos, explicarlos y después descubrir las relaciones que existen entre ellos así como con el entorno socio-político, ecológico, económico, tecnológico y académico. En otras palabras, se genera el desarrollo de opiniones o ideas propias basadas en los conocimientos adquiridos (de las experiencias vividas) y que en el corto plazo sirven como retroalimentación para generar nuevas ideas.

De lo anterior, surge la idea de fomentar el pensamiento crítico y reflexivo en estudiantes de Bachillerato a través de estancias de verano:

1era fase (2016-2018). Basadas en la educación Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (CTIM) en inglés Science, Technology, Engineering, and Mathematics (STEM).
2da fase (2019-). Basadas en la educación Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas (CTIAM) en inglés Science, Technology, Engineering, Art and Mathematics (STEAM).

En ambas fases se realizaron una serie de actividades como: Visitas Guiadas a Centros e Institutos de investigación (Astronomía, Ciencias de la Atmosfera), así como la Estación Meteorológica, Bibliotecas, Laboratorios, Talleres de Diseño, Electrónica, Mecánica y Óptica, museo de Geología, de la Luz y de las Ciencias, planetario y al Observatorio Astronómico Nacional. La propuesta involucra diversos enfoques educativos (clase magistral, ABP, trabajo colaborativo y en equipo, técnicas de planeación y desarrollo de creatividad, inteligencia emocional y eustrés académico).

Por cierto, cada tres a cuatro estudiantes son apoyados (coaching) por un docente el cuál selecciono previamente las actividades a desarrollar, contemplando por lo menos uno de los saberes. Una vez finiquitada la estancia cada estudiante debe realizar un reporte de actividades en la nube de la estancia así como un trabajo de investigación, y un poster.

Para la segunda fase (aún en desarrollo) se implemento la exposición en equipo (video o representación teatral) y el lanzamiento de Cohetes de Agua (una idea que retomamos del 2011), donde el Diseño, la Creatividad y el Arte que imprime cada equipo se refleja en sonrisas y ganas por aprender más.
 
Al final, de la estancia se puede apreciar una madures en los conocimientos técnicos y científicos a través de su lenguaje oral y corporal. Una mayor participación de los integrantes de los equipos en los trabajo colaborativos, la perdida del miedo en el manejo de instrumentos y un aumento de sus habilidades psicomotrices así como de su pensamiento critico. Claro que también hay un aumento de dudas pero estás eran más especificas. Con la finalidad de recrear grupos de trabajo de investigación se intercambiaron integrantes de equipos para que expusieran sus dudas bajo el monitoreo de un académico y después se reincorporarán a sus equipos originales. Para finalizar es el estudiante el que decide que actividades son a las que quiere participar de acuerdo a sus propios intereses e inquietudes.

Desarrolla una pasión por aprender. Si lo haces, nunca dejarás de crecer.
Anthony J. D’Angelo.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac