OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Redes sociales ¿cambian nuestras vidas reales?

4 de noviembre de 2016

Adalberto Pino Rojas. Cuenca – Ecuador. IBERCIENCIA Comunidad de educadores para la cultura científica
Hoy por hoy, las redes sociales han invadido la vida y han abierto la puerta a que ingresen los “vigilantes” y nuestra realidad quede al descubierto. Las redes sociales permiten una interacción comunicativa entre personas y grupos humanos, que pueden sernos completamente desconocidos, pero que, por alguna razón encontramos puntos en común y ese es el motivo de la conexión.

Los medios o redes sociales se multiplican aportando a los usuarios de Internet variadas opciones o, mejor dicho, múltiples opciones de comunicabilidad. Los niños de la actualidad desconocen el teléfono fijo, los telegramas, las cartas escritas a mano y enviadas por correo. Este es un mundo que ya se perdió. Al presente, apenas el niño salta de la cama se encuentra con el teléfono celular, las tabletas, las computadoras portátiles, etc. Pueden comunicarse por estos instrumentos y, gracias a la red, con sus familiares y amigos en tiempo real o “face tu face”. El lenguaje en la actualidad está incorporando palabras relacionadas con la computadora, por ejemplo: accesar, indexar, navegar, resetear et.

Lo dicho es un minúsculo ejemplo de lo importante e indispensable que es, en el ahora y para las generaciones jóvenes, Internet y las redes sociales. La “Aldea global” expresada por Toffler se vuelve evidente y palpable. El ser humano, de por sí gregario, busca visibilizarse, expresarse y contactarse con otros conforme a sus objetivos y necesidades, aquí, las redes sociales son capitales para este proceso. La curiosidad y el morbo son acicates para conectarse y curiosear virtualmente. El sexo y la violencia son a su vez estímulos para husmear en la red.

La red también permite acudir en ayuda, conocer y prevenir accidentes, recibir noticias al instante, enviar evidencias fotográficas de sucesos, generar reuniones, como la de los “Indignados” a nivel de Europa y en la Latinoamérica en procesos de resistencia o de protesta social. Se filtran documentos “secretos” y la sociedad se entera de la corrupción, intromisión y violación de los derechos de las personas y de los pueblos, como los casos de los hackers Snowden y Assange.

En el campo de la ciencia y de la educación, es posible obtener al instante información científica, técnica, histórica: en Wikipedia y otras fuentes como enciclopedias y diccionarios. En esta línea, encontramos también videos, películas, simuladores, tutoriales, que al estudiante le son de mucha ayuda en su afán por aprender. Se pueden también comunicar con compañeros, con docentes y consultar a expertos en sus blogs. Ya no existen secretos, la información está al descubierto para todo el que tenga un teléfono celular conectado a Internet. En este sentido, la red es la principal aliada del aprendiz. Por tanto, en lo positivo se pueden formar grupos de estudio, intercambiar información, participar en foros, opinar y aportar al conocimiento. Desde aquí, las redes sociales que comunican saberes o destrezas son de suprema utilidad en el ámbito educativo. Se ha visto que aportan estrategias para resolver problemas, ya sea de parte de los estudiantes como también de los docentes, dan pautas para comprender textos e interpretarlos correctamente, permiten el intercambio de libros o “papers” de difícil obtención, o como IBERCIENCIA, haciendo posible para los profesionales efectuar una formación continua a lo largo de toda la vida. Lo dicho abona a considerar, con la precaución del caso, el uso del teléfono móvil conectado a Internet como herramienta pedagógica y didáctica, para el uso en el aula, bajo la supervisión y monitoreo del mediador del aprendizaje. En buena hora, los docentes tenemos que actualizarnos en el uso de estos medios a efecto de sacarles el mayor provecho académico. También usarlos para formar ciudadanía, superando la indiferencia social e intervenir positivamente en la creación de una sociedad activa, que propone y participa en la transformación de una sociedad.

Este medio también permite monitorear los avances pedagógicos contemporáneos pues los blogueros del ramo educativo escriben y reflexionan sobre las tendencias actuales en este ámbito. En mi caso, uso Facebook para comunicarme con estudiantes, conocerlos un poco más en su vida personal, saber que piensan, que les gusta, cuál es su entorno y, desde ahí, proponer trabajos y pequeñas investigaciones. También, planteo tareas, las corrijo, y retroalimento con los comentarios que ellos hacen. La verdad es que siempre se espera un poco más del estudiante, pero, desde luego, estos son mis primeros pinitos en un entorno rural estando conectado en redes, y me resulta interesante. Compartir enlaces sobre ecología, salud y ciencia es a mi juicio otra conexión provechosa, pues el docente puede escoger artículos educativos y útiles, para el joven, la familia y la sociedad. Hoy por hoy, los aspectos ambientales y de salud son de interés global. Usar algunos chismes para sacar de ello enseñanzas éticas es otro campo a explotar. 

El blog es otra herramienta que estoy empezando a usar, al menos en lo básico, pues no tengo una capacitación sobre este tema. Sin embargo, lo veo como un medio de conocimiento, conexión y difusión de saberes y, a su vez, como instrumento que posibilita la mediación docente – estudiante, ya que los artículos que un profesor puede desarrollar están para ser criticados, aceptados o rechazados, sin que por ello venga la represalia del que escribe o el miedo del que critica. Es en realidad un inicio, en todo caso, los estudiantes de mi medio deben aprender a escribir y argumentar sus reflexiones a efecto de pasar de la opinión a la sustentación, de todas formas es el punto de partida  de un camino por recorrer.

La herramienta tecnológica del WhatsApp es muy útil para evidenciar trabajos prácticos y actividades de toda índole, como excursiones, trabajos comunitarios, actividades lúdicas, incluso hasta la vida social entre compañeros de curso, lo que abona para crear una comunidad educativa, ya que participan, en algunos casos, los padres de familia o familiares de los alumnos. Finalmente, por todo lo dicho, las herramientas tecnológicas, que tienen como base el Internet, son sin ambages de mucha utilidad para el desarrollo académico y de actividades de aprendizaje. Los migrantes digitales debemos conseguir el derrotero de los nacidos en la era digital.

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac