OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Valle de los Oscos, ¿todo un ejemplo de sostenibilidad?

22 de agosto de 2017

Mª Azucena Matilde González
Redondela (España) IES de Mos
IBERCIENCIA: Comunidad de educadores para la Cultura Científica
Como todos los pueblos, civilizaciones, países...tuvieron sus momentos de éxito y sus momentos de penuria. Ahora viven un momento dulce.
Al menos eso es lo que se desprende de lo que escuchas, lees y viven si visitas este precioso lugar: el Valle de los Oscos.
Te esperan unos momentos de contacto con la naturaleza en todo su esplendor y ¡ no sobraba nadie!

Pienso que la primera vez que oí hablar de los Oscos sólo pensé en el queso. Lo asociaba con Asturias pero muy en el límite con Galicia. Y no me equivocaba, tal y como muestra el mapa anterior: https://www.google.es/maps/@43.2745483,-7.003013,12.96z?hl=en

No sólo se incluye a los tres pueblos rodeados de rojo: Santa Eulalia, San Martín y Villanueva; sino también a A Fonsagrada, Taramundi, Vegadeo y otros pueblos tanto asturianos como gallegos.

Durante un par de días visité la zona (no fue tiempo suficiente para conocer sus rutas de senderismo, al parecer, perfectamente indicadas) y lo que aprendí me sorprendió tanto que me parece un ejemplo perfecto de crecimiento sostenible.

Este concepto de sostenibilidad parece muy complejo, pero después de buscar decido aplicar este párrafo de wikipedia:

Es un término ligado a la acción del hombre en relación a su entorno, se refiere al equilibrio que existe en una especie basándose en su entorno y todos los factores o recursos que tiene para hacer posible el funcionamiento de todas sus partes, sin necesidad de dañar o sacrificar las capacidades de otro entorno. Por otra parte, sostenibilidad en términos de objetivos, significa satisfacer las necesidades de las generaciones actuales, pero sin afectar la capacidad de las futuras, y en términos operacionales, promover el progreso económico y social respetando los ecosistemas naturales y la calidad del medio ambiente.

Y, aún dentro del párrafo, destaco lo que más me interesa en mi ejemplo: El Valle de los Oscos.

En su momento este valle fue muy próspero, sólo hace falta ver las dimensiones de las casas antiguas e incluso se puede visitar una (museo casa natal Marques de Sargadelos, es la casa en la que nació el fundador de la conocida cerámica y sirve de ejemplo de como vivían sus padres y sus vecinos antes de que alcanzase ese marquesado).

Yo la comparé con las dimensiones de una casa de la misma época de la zona de Galicia donde vivo ( Rías Baixas, provincia de Pontevedra y alrededores) y ahí es donde se nota quienes eran más ricos y quienes eran más pobres.

El origen de esa antigua riqueza hay que buscarla en sus bosques de robles, sus minas de mineral de hierro y sus ríos con aguas cargadas de energía. Todos esto es lo que venían buscando los que conocían la tecnología del hierro (de origen Vasco).

Gracias a estos conocimientos estos pueblos redistribuyeron el trabajo: unos extraían el mineral, otros lo fraccionaban en los mazos y otros lo manufacturaban en sus fraguas. Así, obtenían mercancías para poder vender en Ribadeo (puerto muy importante en esta época).

Lograron mejorar sus condiciones de vida, sus economías prosperaron...

Hasta que el citado Marqués comienza sus negocios y con él comienza la revolución industrial en la Comarca. Logra favores de la realeza, monta una primera industria siderúrgica … todo estupendo. Excepto para la comarca de los Oscos que sufren la pérdida de mercado de sus productos y de su forma de vida.

Pero esto ya es pasado. Eso sí, pasado que podemos aprender y vivenciar visitando esta comarca y escuchando lo que nos explican en el conjunto etnográfico de Mazonovo.

Tengo que dar las gracias a esos chicos tan amables y documentados que tanto en el mazo como en la casa del Marqués nos enseñaron tantísimo.

Y ahora, vamos al presente:

¿Qué hay ahí digno de visitar?

Para mi es muy sencillo: rutas de senderismo, paisaje, geología, gastronomía ...y unas personas magníficas.

Estos son sus atractivos actuales y los valores que fomentan y que intentan tal y como se muestra en el siguiente artículo y en el que se explica la importancia de sus iniciativas y porqué fueron premiados: http://www.asturiasmundial.com/noticia/88853/reyes-entregan-pueblo-ejemplar-asturias-oscos/

Hace unos meses que salen en los informativos noticias sobre actos más o menos violentos contra los turistas en algunas ciudades de España ¡Parece increíble que se pueda desarrollar una fobia hacia nuestra principal fuente de ingresos!

Pero ¿y si resulta que analizando la situación hay alguna causa que produzca este efecto?

No me voy a poner a analizar los problemas que causa el exceso de visitantes en una zona concreta puesto que mis ejemplos más cercanos (Sanxenxo, Baiona, Santiago...) estoy segura que no se acercan a las dimensiones que alcanza ese turismo en otras regiones/ciudades de España como Barcelona, Ibiza, Mallorca...

Pero si que voy a anotar un comentario que hizo una turista en Mazonovo. La señora estaba indignada porque las visitas ahí se organizan por grupos a unas horas determinadas (si llegas antes esperas y si llegas tarde esperas al siguiente grupo...) y ella estaba acostumbrada a ser atendida en cada momento, a su antojo.

A lo mejor, vivir del turismo está bien pero lograr el equilibrio entre el número de visitantes que esa zona puede recibir sin perjudicar el medio que vamos a visitar y sin dañar el medio de vida de sus habitantes es una mejor solución.

Y eso es lo que encontré en Santa Eulalia de Oscos: pocas habitaciones, pocos locales, pero una atención exquisita, una gastronomía propia, mucha naturaleza sin dañar y ¡ no sobraba nadie!

Ese debe ser el truco...por eso ¡hay que volver!

 

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac