OEI | Ciencia | Red | Formación | Contactar |

Inicio | Opinión | Reportajes | Noticias | Entrevistas | Multimedia

Salud | Comunidad

Vítor a la ciencia gallega femenina

17 de junio de 2016

María Elena Guntiñas Rodríguez. Santiago de Compostela. IBERCIENCIA. Cominidad de Educadores para la Cultura Científica.
En estos tiempos de explosión informática resulta sencillo buscar y obtener información sobre cualquier tema, incluso de aquellos que siendo importantes son de interés específico y minoritario, como los aportes de las mujeres a la ciencia, hace años no lo era y ello dio lugar a que mi docencia fuese deficitaria en la puesta en valor del trabajo silente de todas ellas.

Me enfrento al folio en blanco con el ánimo de dar a conocer los nombres, en algunos casos, y recordar en otros, de científicas relevantes en su ámbito de estudio de origen gallego, si bien, en ciertos casos, su carrera investigadora no se desarrolló en su tierra natal.

Una de mis fuentes de información fue el libro regalado Nosotras Biocientíficas Españolas (L’Oreal España, 2002), en el que se pretende hacer patente la realidad de la mujer científica en España, en particular en las Ciencias de la Vida, por ser éste el campo científico en el que más participa la mujer (Margarita Salas 2002). Por él me enteré de que desde 1998 la compañía L’Oreal junto con la UNESCO desarrollan el programa internacional For Women in Science cuyo objetivo es propiciar que lleguen a término proyectos que puedan beneficiar, en general, la situación de las mujeres científicas y, en particular su trabajo científico.Con tal fin convocan, en años alternos, el concurso de estudios sobre dos líneas de investigación, Ciencias para la Vida y Ciencias Físicas, y premian anualmente a eminentes mujeres científicas así como conceden becas doctorales y postdoctorales a jóvenes promesas de los cinco continentes. Ello implica: 5 Premios Internacionales, uno por cada continente, 150 Becas Internacionales y 700 Becas Nacionales (de ellas 5 en España) para cursar estudios de doctorado o postdoctorales. Uno de los premios internacionales fue la científica española Dra.Margarita Salas, Premio L’Oreal-UNESCO 2002 por Continente Europa; hoy es asesora y consejera en este proyecto y una gallega, la Dra. Amparo Alonso Betanzos, fue finalista española en la primera edición de los premios en 1998 y la Dra. Eva Poveda recibió en 2012 una de las becas de investigación para desarrollar sus investigaciones sobre infecciones por sida y hepatitis víricas.

 

Margarita Salas no es gallega pero 18 de los 243 curricula que constan en el libro corresponden a científicas gallegas. No se asusten, nombraré solo a algunas en base a criterios personales y no por la importancia de sus méritos científicos que en todo caso serían equiparables. Así:

- Por su larga carrera investigadora, Dra. María del Pilar Fernández Otero (1937), destacada en el campo de la Biomedicina por sus trabajos en áreas científicas de gran repercusión social.
- Por haber sido compañera de carrera, Dra. Alicia Estévez Toranzo (1955), destacada en el área de Microbiología por sus estudios sobre patología bacteriana y vírica en Acuicultura.
- Por su inesperada ausencia, Dra. Aida Fernández Ríos (1947-2015), destacada en el ámbito de la Ecología y Medioambiente debido a sus investigaciones marinas.
- Por ser la única gallega referenciada en la sección de Genética, Dra. Josefina Méndez Felpeto (1951), destacada por sus líneas de investigación sobre caracterización citogenética y molecular de moluscos bivalvos y toxicología genética en mamíferos.
- Por dedicarse a la Neuroquímica, rama científica que me agrada, Dra.María Teresa Miras Portugal en la sección de Bioquímica, sus líneas de investigación están relacionadas con las enfermedades neurodegenerativas.
- Por ser “junior” y destacar en sus líneas de investigación de Biología Celular y Molecular, Dra. Ana Clara Carrera Ramírez (1960), en general a su equipo le interesa saber qué cambios en el interior celular llevan a que una célula pierda los mecanismos de control de su división.
- Por ejercer un cargo además de ser científica titular, Dra. María Isabel Medina Méndez, sus investigaciones están relacionadas con las Ciencias de la Alimentación.
- Por ser tocaya de una servidora, Dra. Elena Cartea González (1967) cuyas líneas de investigación se desarrollan en el campo de la Biología Vegetal y Botánica en la Misión Biológica de Galicia.CSIC.
- Por disfrutar cocinando para su familia además de abrir una nueva linea de investigación dedicada a los moluscos en la Universidad de Vigo, Dra. Pilar Molist García (1957), por lo que se incluye en el apartado de Biología Animal y Zoología.

Es obvio que son todas las que están pero no están todas las que son ni en esta minirreseña ni en el libro mencionado. No está una de las científicas gallegas más internacionales, Dra.Ángeles Alvariño González (1916-2005), bióloga marina y oceanógrafa que desarrolló la mayor parte de su carrera científica en EEUU. Fue especialista en organismos del zooplancton marino como Quetognatos, Sifonóforos e Hidromedusas. Y la primera científica que trabajó a bordo del Sarsia, buque oceanográfico británico, rompiendo así el veto a las mujeres en los barcos. Además ejerció de coordinadora de la investigación oceánica de los países hispanoamericanos y de expediciones de investigación en América del Sur y la Antártida. En otro orden, su estudio: España y la primera expedición científica oceánica, 1789-1794: Malaspina y Bustamante, una de las primeras expediciones con carácter científico a nivel mundial, demuestra que esta expedición científica marina fue anterior a la de James Cook, basándose en el estudio de los escritos de los antiguos navegantes españoles.

Como reconocimiento a su labor científica varias especies planctónicas marinas llevan su nombre y en 1993, tardíamente y ya jubilada, recibió la Gran Medalla de Plata de Galicia. En 2005 el ayuntamiento de Ferrol, su ciudad natal, le dedica la IV Semana de las Ciencias, la iniciativa más importante de divulgación científica nacida en Francia en 1991 y conocida desde 1993 como Semana Europea de la Ciencia; en España se celebra desde 2001. En 2012 se fletó el buque español del Instituto de Investigación Oceanográfica Ángeles Alvariño. En 2015 la Real Academia Gallega (RAGC) la designó como científica del año y, en consecuencia, fue homenajeada el Día de la Ciencia en Galicia, instituido en 2006 y celebrado, en la actualidad el 8 de octubre, fecha en la que nació uno de los primeros promotores de la Ciencia, el Padre Benito Jerónimo Feijóo Montenegro y con tal motivo la Fundación Barrié edita la unidad didáctica sobre ella O meu ronsel nos océanos (Mi estela en los océanos), título copiado de un artículo suyo publicado en Revista Ferrol Análisis nº 6. 1994. Es importante resaltar que Ángeles Alvariño fue, en estos 15 años, la única mujer investigadora homenajeada en este día. Sin embargo, no consta, en ninguna de sus categorías, entre los académicos de la RAGC.

La RAGC se creó en 1978, cuya solicitud en 1973 fue realizada por seis gallegos ilustres, todos ellos académicos de la Real Academia Gallega, con el objetivo de promover la cultura asociada a la ciencia, la tecnología y sus aplicaciones. En ese año de 1978 solo una mujer, María del Pilar Fernández Otero (ya citada con anterioridad), fue propuesta por la Facultad de Farmacia de Santiago de Compostela como académica fundadora, siendo así la única mujer de los 22 académicos constituyentes (6 académicos promotores y 16 fundadores propuestos por diversas entidades científicas). En este año de 2016 los académicos constituyentes de la RAGC son 41- 26 numerarios, 2 numerarios electos, 12 correspondientes y 1 de honor- de todos ellos y después de 38 años, 3 son mujeres: María del Pilar Fernández Otero (1978, correspondiente), María José Alonso Fernández (2014, numeraria; nacida en el Bierzo y científica senior destacada por L’Oreal España) y Alicia Carolina Estévez Toranzo (2014, numeraria y también senior destacada por L’Oreal España). Si este artículo fuese escrito con anterioridad al 24 de diciembre de 2015, habría que añadir a otra académica numeraria, Aida Fernández Ríos (2015, científica senior destacada por L’Oreal España y Galega Destacada 2001 por Diálogos 90 en sus premios de Concepción Arenal) pero en ese día un accidente fatal truncó su carrera y su vida.

No obstante Ángeles Alvariño está presente en el Álbum da Ciencia del Consello da Cultura Galega, institución estatutaria vigente desde 1983 y que tiene la competencia de la defensa y promoción de los valores culturales del pueblo gallego. El Álbum se inició en 2007 con la pretensión de ser un panteón virtual de la excelencia científica contribuyendo al fomento de la cultura científica de sociedad por medio de la difusión de la labor realizada por los científicos-as más sobresalientes de la historia de Galicia. Hasta el día de hoy en el álbum hay un total de 262 entradas de las que 6 se corresponden a mujeres. Además de la de Ángeles Alvariño están las entradas de: María Josefa Wonenburger Planells, Ángela Ruiz Robles, Emilia Pardo Bazán, Olga Moreiras Tuni y Elisa Fernanda María del Carmen Fernández de la Vega y Lombón. Todas ellas dignas merecedoras de este honor y de las que quiero aportar alguna pincelada biográfica.

María Josefa Wonenburger Planells, cuyos apellidos nos pueden despistar, nació en Oleiros en 1927 y murió en 2014 en La Coruña. Estudió matemáticas y fue la primera española en conseguir una beca Fulbright para doctorarse en los EEUU. Primera profesora en la Universidad de Toronto. Full Professor en la Universidad de Indiana hasta 1983. Creó la Escuela Internacional de Álgebra y le dirigió la tesis doctoral ni más ni menos que al prestigioso algebrista Robert Moody. En 1983 interrumpe su carrera y regresa a Galicia para cuidar a su madre gravemente enferma... y aquí se quedó. En su honor la Unidade de Muller e Ciencia de la Xunta de Galicia creó el Premio María Wonenburger que se concedía cada año a una científica gallega por sus méritos investigadores. Recibieron este premio las doctoras: Inmaculada Paz Andrade (2007, primera mujer que abrió el camino en todos los niveles docentes en la Universidad de Santiago de Compostela hasta llegar a catedrática de Física Aplicada; internacionalmente está considerada como una de las mejores investigadoras en el campo de la Termodinámica y la Microcalorimetría); Maria Teresa Miras Portugal (2008, neurocientífica ya citada y primera mujer electa como presidenta de una real academia, ya que desde 2007 es Presidenta de la Real Academia Nacional de Farmacia); María S. Soengas Suárez (2009, experta internacional en la investigación del melanoma); Carmen Navarro Fernández-Balbuena (2010, biomédica especializada en enfermedades neuromusculares entre otras); Ofelia Rey Castelao (2011, investigadora de Historia Moderna dedicada a la historia de las mujeres); María Tarsy Carballas Fernández (2012, edafóloga, entre otros premios recibió el de Gallega Destacada en 2006); María José Alonso Fernández (2013, experta en nanotecnología farmaceútica también fue premiada en 2011 con el Jaime I de Nuevas Tecnologías y el Novoa Santos); Carmen García Mateo (2014, ingeniera de Telecomunicaciones) e Isabel Aguirre de Úrcola (2015, arquitecta además fue Premio Nacional de Arquitectura Manuel de la Dehesa en 1997).

En estos días hay una exposición itinerante por las capitales gallegas sobre estas mujeres galardonadas por su labor científica. La exposición pretende promover la igualdad entre hombres y mujeres, luchar contra la violencia de género y persigue el objetivo de subsanar la tendencia a la baja en la opción en las carreras científicas de las jóvenes, en los últimos años pasó del 35% al 11%.

Olga Moreiras Tuni, Vigo 1933-Madrid 2012, contribuyó a mejorar la alimentación y la nutrición en España.

Àngela Ruiz Robles, Villamarín (León) 1895- Ferrol 1975, no siendo de origen gallego ejerció toda su carrera docente en Galicia. Fue la inventora de la Enciclopedia Mecánica que registró en 1962 con el exp. Nº 276346.

Elisa Fernanda Mªdel Carmen Fernández de la Vega y Lombón, nace en Vegadeo (Asturias) ciudad en la que su padre, de origen gallego, ejercía la medicina en 1895 y muere en 1933 en Zaragoza. En su corta vida realizó un intenso trabajo como investigadora del sistema respiratorio, escribió artículos, hizo publicaciones e impartió conferencias. Junto con su hermana gemela Jimena fueron las primeras mujeres en estudiar medicina en la universidad gallega y ambas, a pesar del rechazo de gran parte de sus compañeros y profesores, obtuvieron la licenciatura por lo que tienen la honra de ser las primeras licenciadas de Galicia. Su ejemplo fue seguido por María Eugenia Pereira Rodríguez, natural de Carballino, que en 1918 y a pesar de la oposición de su padre, fue la primera mujer estudiante de Farmacia, licenciándose en el curso 1922-23. Así mismo en 1920 se matricula en la Facultad de Medicina y realizada la especialidad de Higienista. En Barcelona obtuvo por oposición la plaza de Jefe del Laboratorio Químico de la Aduana.

Emilia Pardo Bazán, La Coruña 1851- Madrid 1921, no fue científica si no que destaca como escritora muy prolífica y como gran activista de los derechos de la mujer. Mujer inteligente y sumamente culta, en sus escritos abordó temas científicos de Física, Química y Biología, sobre los que discutió con personas de ciencia. Por otra parte, en sus novelas están presentes cuestiones científicas como las relacionadas con la evolución del hombre. De ideas conservadoras se manifestó, en un principio como acérrima antidarwinista para, posteriormente, adoptar una postura más moderada, es conocida su frase “no llegaremos a semidioses pero no fuimos no ni seremos bestias”.

Celia Brañas Fernández, nace en La Coruña 1880 y se desconoce la fecha y lugar de fallecimiento. Mujer progresista y tal vez la más importante por ser la pionera en la incorporación de la mujer en la cultura científica. En 1908 comenzó su labor docente y en 1911 aprobó la oposición de profesora numeraria de Ciencias, Química, Física e Historia Natural. Partidaria de la “enseñanza activa” consideraba que la teoría debería ser acompañada de la demostración práctica, de las visitas a talleres, paseos y excursiones, como complementos del aula. Fue una gran divulgadora y muy preocupada por la formación de la mujer para lo que impartió la conferencia: Educación e Instrucción de la mujer.

Esta relación de mujeres científicas se puede incrementar con otras Gallegas Destacadas: en 2014 las astrofísicas Ana Ulla Míguez y Minia Manteiga Outeiro. y en 2016 la bióloga Vanessa Valdeiglesias experta en toxicología genética, que además en 2015 recibió el premio que concede la Sociedad Europea de Genómica y Mutagénesis Ambiental al investigador europeo menor de 35 años con mejor trayectoria científica. También con Rebeca Santiso y María Tamayo, dos investigadoras gallegas del Centro Oncológico de Galicia a las que la Sociedad Europea de Mutagénesis Ambiental les concedió, de forma consecutiva en estos dos últimos años, el premio al mejor trabajo realizado por jóvenes científicos. Al igual que con la bióloga gallega Alba Aguión, Premio Famelab 2016 en la fase española , este es concurso internacional creado en 2007 en el que se premia al mejor monólogo humorístico creado por un científico. Y...con muchos nombres más de mujeres sobresalientes en el mundo científico, porque ...son todas las que están pero no están todas las que son. No obstante, aunque el tiempo apremia y el espacio restante es reducido no puedo dejar de mencionar a esa mujer que para poder estudiar se disfrazó de hombre, que firmó sus artículos con el nombre de su marido, me refiero a Doña Concepción Arenal (El Ferrol 1820- Vigo 1893), abogada, escritora y activista social. Criticó la marginación de la mujer. Sostuvo que era una profunda y nefasta equivocación del hombre la de mantener el principio de que la mujer perfecta no piensa mas que en su casa, su marido y sus hijos. Combatió los prejuicios sobre la supuesta inferioridad fisiológica, moral e intelectual de la mujer y exploró las consecuencias de su acceso a la educación y al trabajo. Murió 17 años antes de que se aprobase la Real Orden del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes de 8 de marzo de 1910 en la que se abolió el veto del acceso a los estudios y a la ciencia de las mujeres en España. Una orden posterior del mes de septiembre del mismo año permitió el ejercicio de la profesión derivada de los estudios efectuados. Sin esta ley todo lo anteriormente expuesto sería imposible y la pionera en su aplicación fue Celia Brañas Fernández.

Quiero terminar este relato con vivas de agradecimiento ala tenacidad, la determinación y al estoicismo que siempre están presentes en todas las mujeres sobresalientes...VIVA!! VIVA!! VIVA!!

Palabras clave:

subir

  
Diseño y contenidos por asenmac