OEI

Organización
de Estados
Iberoamericanos


Para la Educación,
la Ciencia
y la Cultura

Educación y Trabajo
Documentos

Inserción Ocupacional para Grupos Desfavorecidos

El Salvador, Diciembre 13 al 16 de 1999

Recomendaciones para Documento Final según Ponencia presentada y Resultados del Taller Consultivo con Participantes

Beatriz White, Corporación Paisajoven, Medellín, Colombia

Los gobiernos nacionales se encuentran superados, en su accionar, por acuerdos supranacionales y al mismo tiempo, por la dinámica de las regiones y las localidadades. A la vez que pierden poder frente a los bloques de países, lo ceden frente a las regiones y localidades que piden autonomía y transferencia de recursos para atender con mayor eficiencia interna e impacto externo, las políticas sociales, el desarrollo económico y el cuidado del ambiente.

Con el propósito de orientar políticas públicas y el diseño concertado de las acciones, hay que enmarcarse en un contexto real que tiene en común el creciente desempleo, las limitaciones de la infraestructura, la dualización social (inclusión y exclusión), el deterioro del medio ambiente y la debilidad institucional y tener en cuenta el inmenso aunque aún no utilizado, poder de lo local.

Los sistemas económicos imperantes son de gran complejidad. Por un lado, son profundamente excluyentes de regiones urbanas que no tienen acceso a las fuentes básicas de competitividad y productividad y de regiones rurales y pequeñas localidades sin adecuada infraestructura y sin buena conexión con los centros. Así mismo, el impacto negativo se focaliza con mayor fuerza en aquellas personas que no cuentan con la educación ni los niveles de capacitación suficientes para vincularse adecuadamente a los procesos de la economía.

Es así, como un marco obligado de políticas de desarrollo, de acuerdo con el grado de relevancia global al que aspira, debe concentrarse en:

La concertación entre el Estado, la empresa privada, las ONGs y la comunidad es el factor indispensable para el éxito de cualquier política pública. Para lograrlo, se requiere de una sociedad civil fortalecida, con capacidad de negociación.

Cabe reseñar además, que en el marco de la atención a grupos desfavorecidos, vulnerables, excluidos, las lecciones aprendidas permiten identificar algunos factores de éxito, que una vez dada la política, coadyuvan en la formulación de los programas que la van a hacer realidad:

La superación estructural del problema del desempleo en general, y el desempleo de los jóvenes desfavorecidos en particular, es un asunto de crecimiento y desarrollo del aparato productivo. Pero no hay duda que los acuerdos institucionales, en una perspectiva estratégica y de largo plazo, estarían en capacidad de crear, en el orden local, condiciones propicias para introducir cambios fundamentales en oferta de formación y servicios de apoyo a la inserción con mayor impacto.

Estos cambios requieren de la participación organizada de la sociedad civil en asocio con los gobiernos locales. Y las tendencias muestran que esta participación se genera a partir de una base de condiciones políticas y culturales, pero que debe ser luego instrumentada de manera sistemática para asegurar su continuidad y eficacia. Por tales razones, la agenda futura de las estrategias para la inserción ocupacional de grupos desfavorecidos, debería concentrarse en un gran interrogante: ¿Se encuentran las organizaciones locales, en todos los ordenes, preparadas para trabajar en red y avanzar de esta manera con mayor certeza e impacto?

BEATRIZ WHITE
Medellín, Colombia, Diciembre de 1999

Página PrincipalOEI Educación y Trabajo Más datos email: weboei@oei.es