Portada
Presentación del número
Temas de portada


Número 0 - Febrero 2002  

Presentación de Francisco Piñón, Secretario General de la OEI


Iberoamérica constituye una comunidad integrada por pueblos americanos y europeos con fuertes lazos de raíz histórica y nuevas afinidades sociales, políticas y culturales, pero también se constituye como una identidad de proyecto que pretende favorecer la integración y el desarrollo en la región basados en los cimientos de su diversidad cultural. Es precisamente esta diversidad interna conformada por una gran riqueza patrimonial viva la que nos invita a reflexionar sobre su singularidad.

Con el propósito de contribuir a la construcción de un discurso y un diálogo sobre la identidad y la diversidad cultural Iberoamericana, nace la revista Pensar Iberoamérica. Pretendemos llevar a cabo una reflexión desde los contenidos en ciencias sociales y humanidades que afectan al pensamiento iberoamericano y a su bagaje cultural, desde enfoques particulares, tales como la vinculación entre educación y cultura, las relaciones entre economía y cultura, las políticas públicas para el desarrollo, o la cooperación internacional.

La revista se dirige a aquellos lectores activos que buscan encontrar en el diálogo cultural nuevas aportaciones y visiones sobre la diversidad y el desarrollo en Iberoamérica y desde Iberoamérica para la aldea global, y que a su vez, desean contribuir a conformar ese discurso de la multiplicidad. Se presenta en forma de revista digital interactiva, donde el espacio para las aportaciones y el debate entre lectores cobra especial importancia. Las reflexiones de antropólogos, sociólogos, filósofos políticos y gestores culturales, en definitiva, de especialistas de primer nivel que están tomando el pulso a la región desde la perspectiva cultural conforman la base de ese debate.

Esperamos que la revista sea un foro para recoger las expresiones y la multiplicidad de posturas e ideas sobre de la diversidad cultural de Iberoamérica, generando nuevas ideas y prospectivas para la acción, y cuando menos, que disfruten con su lectura.



 

Francisco Piñón
Secretario General de la OEI