Número 1 / Septiembre - Diciembre 2001

Documentos


Seminario sobre Sociedad de la Información y Promoción de la Cultura Científica Políticas Públicas e Indicadores de Seguimiento

Relatoría General


Seminario sobre Sociedad de la Información y Promoción de la Cultura Científica Políticas Públicas e Indicadores de Seguimiento

RICYT - Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericana e Interamericana
OCT - Observatório das Ciências e das Tecnologias

Lisboa, 25, 26 y 27 de junio de 2001
Centro Científico e Cultural de Macau

Rua da Junqueira, 30, Lisboa

Relatoría general
Anna María Prat, CONICYT, Chile

El Seminario "Sociedad de la Información y Promoción de la Cultura Científica. Políticas públicas e indicadores de seguimiento", realizado en Lisboa entre el 25 y 27 de junio de 2001 y organizado por la Red de Indicadores de Ciencia y Tecnología Iberoamericana e Interamericana (RICYT) y el Observatório das Ciências e das Tecnologias de Portugal, fue el escenario en el cual participantes de varios países de Iberoamérica delinearon su diagnóstico sobre el área y sugirieron recomendaciones para los países de la región respecto de estas temáticas.

De las diversas ponencias presentadas se desprende que en la mayoría de los países participantes existe conciencia acerca de la necesidad de estimular y promover programas que faciliten el ingreso de dichos países a la Sociedad de la Información (SI). No obstante, si bien hay consenso respecto al papel importante que juegan las tecnologías de información y comunicación (TICs) en la transformación social que se está viviendo, las políticas nacionales presentan diferentes énfasis en el tipo de programas a desarrollar y estimular.

En la segunda parte del seminario, destinada a la promoción de la cultura científica, se mostraron algunos programas en desarrollo y se presentaron diferentes enfoques para medir la cultura científica y la percepción de la ciencia y sus resultados por parte de la sociedad.

Actualidad de la SI en la región

Es evidente que se está viviendo una transformación percibida como profunda, pero no se ha desarrollado aún la perspectiva necesaria para estudiar, analizar y generar un marco teórico que permita reconocer y explicar qué es esta nueva sociedad que se está creando y qué acciones de política son necesarias en las diferentes realidades sociales y culturales. Sin embargo, en Iberoamérica se percibe que esta puede ser la oportunidad de mejorar las condiciones de vida de las sociedades y dar un paso importante hacia el desarrollo económico, social y cultural de los países, al incorporar a grandes grupos de personas que han sido sistemáticamente marginadas de dicho desarrollo.

No obstante, la falta de investigación y la inexistencia de un marco teórico general aceptado hace difícil, en este momento, definir qué indicadores y datos estadísticos son necesarios para medir y conocer la profundidad del cambio que se opera en la sociedad, y evaluar la bondad de las políticas y programas que surgen, se financian y se desarrollan en cada uno de los países.

En muchas instituciones públicas, académicas, nacionales e internacionales se llevan a cabo actividades de recopilación de información y datos de diversa naturaleza y con objetivos diferentes, tendientes a medir y observar algún aspecto de la SI. Pero faltan todavía, en todos los niveles, definiciones consensuadas para desarrollar indicadores y datos estadísticos, que permitan medir no sólo la disponibilidad y uso de los recursos tecnológicos en información y comunicación, sino también su impacto económico, social y cultural.

En el momento actual del desarrollo de esta temática hay tres tipos de indicadores que están siendo recopilados, utilizados o desarrollados:

1. Datos estadísticos a nivel nacional recopilados a través de instituciones públicas, destinados a apoyar las políticas, planes y programas del Estado. En la actualidad, debido a las cambiantes demandas nacionales y a los tiempos requeridos para definir nuevos instrumentos de medición y observación, gran parte de la información utilizada y difundida se obtiene de encuestas y muestras tomadas para otros fines y por diferentes instituciones del Estado, lo que da como resultado datos oficiales válidos pero no necesariamente relevantes, coordinados y coherentes, para definir toda la realidad y apoyar la toma de decisiones en el ámbito de las nuevas políticas para la SI.

2. Indicadores complementarios para ser utilizados, no sólo por parte del Estado, sino también por parte de la sociedad civil, y que permitan conocer aspectos específicos de la realidad, faciliten la toma de conciencia y sirven para impulsar cambios en las políticas y en las conductas de los ciudadanos. Estos indicadores están siendo definidos y recopilados por instituciones, de carácter académico, con diferentes metodologías y objetivos. Todos miden y muestran algún aspecto de la SI y sus impactos. Se trata de desarrollos que deberán tener un seguimiento para conocer su real impacto.

3. Datos comparativos definidos al nivel internacional, que permiten observar diferentes modelos de desarrollo y medir ese desarrollo. Los datos requeridos para este tipo de mediciones están siendo definidos en la OCDE, la Comunidad Europea y otras instancias, sin que se haya llegado todavía a acuerdos ni a definiciones aceptadas por todos los países. Es importante participar de cerca en estas discusiones y observar los resultados de los diferentes comités creados para tal efecto para analizar su pertinencia para América Latina.

Recomendación: la necesidad de indicadores sobre SI y cultura científica en Iberoamérica

Los participantes del Seminario precisaron que si bien hay consenso en cuanto a la necesidad de contar con esta clase de datos e indicadores confiables, comparables y diversificados, hará falta un trabajo coordinado y con una perspectiva a largo plazo para obtener logros a la hora de definir necesidades, desarrollar metodologías y plantear requerimientos comunes de información.

Por tal motivo, se recomendó que se atienda a la necesidad de mantener en el ámbito iberoamericano un grupo de trabajo dedicado a definir el tipo de indicadores que sería necesario recopilar, la metodología a utilizar y su coordinación con programas internacionales. Este grupo de trabajo debería también proponer un sistema permanente de recopilación y difusión de información acerca de los avances en la definición de indicadores y datos estadísticos a nivel nacional e internacional, programas de recopilación y análisis de indicadores especializados, seguimiento de programas en curso y evaluación de metodologías para fines específicos. Se recomienda a la RICYT abrir una línea de trabajo sobre indicadores de la SI para tales efectos, así como mantener una participación activa en los foros internacionales en donde se debatan estos temas.

En cuanto al área de cultura científica, se recomendó asimismo que este tipo de estudios se integre a otros sobre el impacto social de la ciencia y la tecnología. La producción de este tipo de indicadores debería ser motivo de mayores estudios, mejores definiciones de sus objetivos y alcances y adaptarse a diferentes realidades nacionales de la región.


       

Portada

Documentos

Contactar